Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

21/12/2019

Las retenciones reducirán el área sembrada en 2020

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires los márgenes brutos caerán 50% en soja, 41% en maíz y 17% en trigo con respecto a 2018/19.
Las retenciones ponen en jaque los márgenes de los productores.

La Gerencia de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires publicó un estudio sobre el impacto de los nuevos derechos de exportación para la presente campaña y la próxima.

Resultado de la combinación de menores precios internacionales y mayores costos de producción (medidos en dólares), la campaña 2019/20 ya se caracterizaba por exhibir márgenes ajustados, antes de la publicación del Decreto 37/2019. De acuerdo con el estudio, los precios de exportación (FOB) de los tres principales cultivos se encuentran por debajo de los registrados durante la campaña 18/19: 13% en maíz, 7,7% en soja y 11,1% en trigo. Los costos directos de producción se incrementaron 4,3% para la soja, 9,5% para maíz (9,5%) y cayeron para el trigo en 9,2%.

“En suma, los márgenes brutos de la campaña 2019/20 ya eran inferiores a los de la 2018/19 antes de la implementación del decreto. En este sentido, el incremento de los derechos de exportación significa una mayor contracción de los márgenes del productor.”

Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Airs destacan: Con las nuevas alícuotas los márgenes brutos son significativamente inferiores a los de la campaña 2018/19, en soja 50% menores, en maíz 41% menores y en trigo 17% menores.

En la comparación de los márgenes brutos por hectárea en la campaña 2019/20 antes y después de la publicación del decreto se observa una caída de 12,5% en trigo, 43% en maíz y 4,8% en soja. El impacto es mayor en maíz por ser un cultivo con un mayor rinde por hectárea sembrada.

Por su parte, el margen neto registra una caída significativa contra el escenario pre-decreto. En particular, se destaca el caso del maíz que pasa a registrar un margen neto igual a cero en la campaña en curso.

Con las alícuotas establecidas por el Decreto 37/2019, tanto soja como trigo y maíz ven seriamente comprometida su rentabilidad a medida que nos alejamos de la zona núcleo. Sin embargo, el impacto de las alícuotas parece ser mayor en trigo y maíz, que tienen un valor por tonelada más bajo y por lo tanto sufren en mayor medida el peso de los costos logísticos, además de mayores costos de implantación. “En gran parte de las regiones, deberán conseguirse para estos productos rendimientos relativamente altos, en un año poco favorable desde el punto de vista climático, para cubrir los costos y alcanzar una rentabilidad positiva.

Bajo este escenario, la BCBA sostiene que apenas el 18% del área sembrada con trigo a nivel nacional tendría una probabilidad mayor a 50% de cubrir costos durante esta campaña, llegando al 40,5% y 72% en maíz y soja, respectivamente.

En cuanto a la campaña 2020/21, donde los efectos del nuevo esquema impositivo dado por el Decreto 37/2019 se observarán para todos los ciclos de cultivos, “se estima una caída en el área sembrada y la inversión en tecnología tanto en cereales como oleaginosas, estimado en más de medio millón de hectáreas.

Como consecuencia, el aumento de derechos de exportación tendrá un costo en términos de producción, exportaciones y Producto Bruto. Mientras la recaudación fiscal aumentaría en 950 millones de dólares”, caería tanto el valor exportado como el Producto Bruto Agrícola en 675 y 721 millones de dólares, respectivamente.

La entidad concluye que “un nuevo aumento en las alícuotas de derechos de exportación tendría un costo adicional en términos de exportaciones mayor a los ingresos que se generarían vía recaudación fiscal. Para la campaña 2020/21, en comparación con los resultados descriptos, un incremento en las alícuotas para alcanzar los máximos planteados en el Proyecto de Ley de Emergencia generaría un aumento de 289 millones de dólares en la recaudación fiscal y una caída de 361 millones de dólares en el valor de las exportaciones”.

EXPORTACIÓN DE CARNE. El proyecto de Ley enviado por el Poder Ejecutivo establece que las retenciones a las exportaciones de carne pase de 3 pesos a 9% por cada cada dólar.

Miguel Schiaritti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) sostuvo que “si lo calculamos desde el punto de vista de la exportación de 3.000 millones de pesos de este año, la carne estaría aportando 270 millones de dólares al Estado. Esto genera, sin ninguna duda, la caída de los precios de la vaca y cualquier novillo de exportación. En los dos casos, será el productor quien se hará cargo de este 9% porque el poder de compra de la industria frigorífica se verá disminuida”.

El presidente de entidad que agrupa a los frigoríficos agregó que “Lo que me preocupa es que si la vaca deja de tener un valor considerable, el productor comience a acelerar la liquidación que se dio en 2019”. De acuerdo con datos de Ciccra, la importancia de las hembras en total faenado de enero a noviembre en los primeros once meses del año 2019 se ubicó en 48,5%, que significan 3,2% por encima del registro en el mismo período de 2018. La faena de hembras creció 10% anual y la de machos se redujo 3,5%.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *