Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Econom铆as regionales

18/07/2018

Frutos Secos desde el Valle Inferior

En R铆o Negro se producen avellanas con sistema bajo riego que logran valor agregado a trav茅s de la mecanizaci贸n de la poscosecha. La producci贸n nacional de avellanas se cuadruplic贸 con un volumen que alcanza a los 240.000 kilos anuales.
Tierras Aptas. Para estos cultivares, adem谩s del Valle Inferior de R铆o Negro, son los valles del R铆o Colorado y del Chubut. Tambi茅n se practica en Mendoza, San Luis y Buenos Aires.

La producci贸n argentina de avellanas se cuadruplic贸 en los 煤ltimos a帽os, por ser muy rentable, con un volumen que alcanza a los 240.000 kilos anuales. El Valle Inferior de R铆o Negro, con casi 400 hect谩reas asignadas a este fruto seco, es la principal regi贸n que concentra el 95 por ciento de la producci贸n total del pa铆s.

Juan Rolka es propietario de una finca de 65 hect谩reas en cercan铆as de la ciudad de Viedma, bajo un sistema de riego administrado por IDEVI (Instituto para el Desarrollo del Valle Inferior). Asign贸 a esta producci贸n 24 hect谩reas y otras 24 a la plantaci贸n de nogales. Se trata de una empresa familiar que maneja junto a sus dos hijos. Rolka es considerado por los lugare帽os como pionero en este tipo de producci贸n. Cuando decidi贸 dedicarse a las avellanas viaj贸 a Italia en 1983 para capacitarse en esta especialidad y comenz贸 a producir la variedad Tonda de Giffoni, de origen italiano y la m谩s demandada por los mercados, que posee aptitud para la industrializaci贸n.聽鈥淟a producci贸n anual porque var铆a todos los a帽os seg煤n las condiciones clim谩ticas y se ubica entre los 2.000 y 2.500聽kilos/hect谩rea鈥, comenta a聽Super CAMPO el productor del valle, mientras recorre las frondosas plantaciones con frutos que ya se encontraban en condiciones de ser cosechados. La densidad de la plantaci贸n es de 5 mil plantas por hect谩rea, donde cada planta produce entre 4 y 5 kilos de avellanas.

En la Argentina las mejores tierras aptas para estos cultivares, adem谩s del Valle Inferior de R铆o Negro, son los valles del R铆o Colorado y del Chubut. Tambi茅n se practica en Mendoza, San Luis y Buenos Aires.

RIEGO. 鈥淓l sistema de riego que utilizamos es gravitacional por surcos en los primeros a帽os de vida de la planta. Una vez que alcanza el estado adulto, el riego se hace por medio de un manto de agua鈥, detalla el productor. El promedio de agua que necesita la planta se calcula entre los 3.000 a 3.500 metros c煤bicos por hect谩rea, pero 鈥渆l momento cr铆tico es entre diciembre y febrero, cuando comienza el desarrollo del fruto. Este cultivar no presenta problemas sanitarios鈥,聽a帽ade.

COSECHA. El per铆odo de cosecha se inicia a fines de febrero y marzo, cuando los frutos se abren y se desprenden de la planta. Son recolectados desde el suelo en forma manual o por medio de cosechadoras.聽鈥淣osotros utilizamos una cosechadora, un equipo similar a una gran aspiradora que selecciona y recoge los frutos del suelo. Una vez cosechadas las avellanas, se someten a un proceso de secado, que se realiza en un play贸n de hormig贸n, donde permanecen expuestas al sol hasta el momento en que se realiza el pelado de los frutos en forma manual禄.

COMERCIALIZACI脫N. El desembarco de avellanas en la regi贸n tuvo su punta pie inicial hace poco m谩s de dos d茅cadas con聽la instalaci贸n de una empresa italiana que ya se retir贸 hace varios a帽os. 鈥淗oy comercializamos nuestra producci贸n exclusivamente en el mercado interno. El 50 por ciento se vende en las f谩bricas de chocolate de Bariloche. El resto se coloca en Buenos Aires a trav茅s de distribuidores鈥, comenta Rolka. La industria del chocolate paga en la actualidad entre 3,50 y 4,00 d贸lares el kilo, con lo que se constituye en un negocio muy atractivo. Para abastecer el mercado interno Argentina necesita importar desde Chile, Espa帽a y Turqu铆a 290.000 kilos anuales de avellanas, que ingresan peladas.

DESCASCARADO. Para mejorar el valor agregado de los frutos secos se instal贸, en un predio de IDEVI, una planta de descascarado de nueces. 鈥淓ste proyecto se implement贸 a trav茅s de un gran contacto con los productores que nos plantearon la necesidad de generar una mecanizaci贸n post cosecha para abaratar costos y obtener una mayor valor agregado鈥, explica Marcos Castro, presidente del Consejo Asesor del IDEVI. La iniciativa de los productores propicio el desarrollos de聽un proyecto que fue canalizado a trav茅s de la UCAR (Unidad de Cambio Rural, dependiente del ministerio de Agroindustria de la Naci贸n), que financio el proyecto con 3 millones de pesos. Los productores que administrar谩n la planta abonar谩n una tasa de servicio por el uso de la planta.

SECADO. Otro aspecto importante en el desarrollo del valor agregado es el secado de los frutos secos. La Cooperativa Nogalera de Valle Medio es la propietaria de una planta de acopio y secado de nueces que se instal贸 en el Parque Industrial del municipio de Lamarque. Hasta el a帽o pasado, el proceso se hac铆a en forma natural, pero a partir de la incorporaci贸n del gas, el proceso聽se reducir谩 a 24 horas. La cooperativa est谩 formada por 50 asociados que ofrecen una producci贸n de medio mill贸n de kilos de nueces. A esa producci贸n se le suma tambi茅n unos 5.000 kilos de producci贸n de almendras. La entidad tiene en carpeta una propuesta de un exportador que posibilitar铆a ampliar su actividad.

Por Eduardo Bustos para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *