Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Lecheria

14/05/2014

Tambos: la importancia de mantener el estatus sanitario

La demanda mundial de l谩cteos, cada vez m谩s importante, impulsa al Senasa a maximizar sus recursos en la lucha contra la tuberculosis y la brucelosis.
FUENTE: Senasa

La creciente demanda mundial de productos l谩cteos plantea una excelente oportunidad de mercado en los pr贸ximos a帽os para nuestro pa铆s que, durante el 2013 export贸 350.723 toneladas provenientes de establecimientos certificados como libres de tuberculosis y brucelosis por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

鈥淟a lecher铆a conforma uno de los complejos agroindustriales m谩s importantes de la Argentina, observ谩ndose una mejora significativa en la calidad de la leche producida, entre otras causas, por la aplicaci贸n desde el Estado de planes de control y erradicaci贸n de enfermedades como la tuberculosis y la brucelosis鈥, indica Luis Carn茅, vicepresidente del Senasa.

Estas acciones del Senasa se enmarcan en la estrategia impulsada desde el Ministerio de Agricultura de la Naci贸n de favorecer el valor agregado en la producci贸n agroalimentaria destinada al consumo interno y a la exportaci贸n.

Mapa l谩cteo

El mapa de la lecher铆a argentina muestra una estructura primaria de aproximadamente 2 millones de vacas en lactancia ubicadas en 11.800 tambos 聽-que actualmente ocupan 3 millones de hect谩reas- que produjeron en la 煤ltima campa帽a alrededor de 11.400 millones de litros de leche, con una producci贸n individual de 5.150 litros por lactancia.

La distribuci贸n de la producci贸n primaria se encuentra principalmente en las cuencas lecheras de las provincias de C贸rdoba (36%), Santa Fe (30%), Buenos Aires (26%), Entre R铆os (5%) y La Pampa (2%). 鈥淟a regi贸n pampeana aporta el 99% del total de leche del pa铆s鈥, refiere el director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Rodolfo Bottini.

El 80% de los establecimientos productores de leche corresponde a un rango de entre 100 y 499 hect谩reas totales. Normalmente, se trata de establecimientos con una producci贸n mixta de actividades agr铆colas y ganaderas. La superficie asignada al rodeo de vacas de tambo tiene una mayor importancia en el estrato de 100 a 200 hect谩reas (50% de los tambos).

Solamente un 6% de los tambos supera las 300 vacas en orde帽e, y la provincia de Entre R铆os muestra un predominio marcado de establecimientos m谩s peque帽os: un poco m谩s del 80% de los emprendimientos familiares no supera las 50 vacas en orde帽e.

Las explotaciones lecheras de menor escala producen de 1.000 a 2.000 litros diarios.

En una situaci贸n intermedia aparecen las explotaciones medianas a grandes, que se ubican en el rango de 2.000 a 3.000 litros diarios de leche y disponen de 200 hect谩reas destinadas a la actividad.

鈥淟a producci贸n primaria lechera argentina proviene de rodeos libres de brucelosis y tuberculosis o que se encuentran bajo programas oficiales de control y erradicaci贸n de ambas enfermedades, instrumentados por el Senasa鈥, destaca Nicol谩s Winter, director de Programaci贸n Sanitaria de ese organismo.

Programas de prevenci贸n de enfermedades

La聽 tuberculosis bovina es una enfermedad infecto-contagiosa producida por una bacteria (Mycobacterium bovis), que puede transmitirse a otros animales dom茅sticos como los porcinos, ovinos, cam茅lidos, caninos, felinos, animales silvestres e inclusive al hombre.

鈥淧or tratarse de una enfermedad zoon贸tica, es decir transmisible al ser humano, se considera de riesgo profesional ya que puede afectar a trabajadores rurales, de la industria frigor铆fica, tamberos y veterinarios鈥, explica Pedro Torres, responsable del Programa Nacional de Control y Erradicaci贸n de la enfermedad instrumentado por el Senasa.

Con el objetivo principal de erradicarla de los tambos, el organismo estableci贸 un plan en 1998, siguiendo los lineamientos del c贸digo de pr谩cticas para la leche y productos l谩cteos del Comit茅 de Codex de Higiene de Alimentos del C贸digo Alimentario.

El Plan fue actualizado en 2012 por la Resoluci贸n Senasa N掳128 y tiene vigencia en toda la Argentina. En el per铆odo 1995-2013, se alcanzaron las 8.009 unidades productivas certificadas por el Senasa como oficialmente libres de tuberculosis que, en conjunto, re煤nen a 2.8 聽millones de cabezas bovinas libres de la infecci贸n.

En el caso de la brucelosis, otra enfermedad zoon贸tica infecto-contagiosa de los bovinos, las actividades incluidas en el plan actual 鈥揺stablecidas por la Resoluci贸n Senasa N掳150/2002- son la vacunaci贸n antibruc茅lica obligatoria a la totalidad de las terneras de tres a ocho meses de edad bajo una estrategia regional en simult谩neo con las campa帽as de Fiebre Aftosa, la certificaci贸n de establecimientos libres y el control de egresos de animales destinados a reproducci贸n y de tambo.

En cuanto a la vigilancia epidemiol贸gica, se realiza聽 a trav茅s de monitoreos en tambos proveedores de los establecimientos procesadores de leche y fabricantes de productos l谩cteos.

鈥淟os establecimientos oficialmente libres de la enfermedad recertifican anualmente el estatus sanitario adquirido, mediante una serolog铆a aplicada a la totalidad de los animales susceptibles鈥, indica Jorge Hart, responsable del Programa. En el per铆odo 1999-2013 se registraron 8.723 tambos certificados por el Senasa como oficialmente libres de brucelosis.

Profesionales del programa participan en talleres y seminarios interinstitucionales de zoonosis donde analizan y difunden las medidas de prevenci贸n y control de estas enfermedades, tanto en los animales como en los humanos.

Por otra parte, en la actualidad se encuentran vigentes dos planes provinciales que superan las exigencias m铆nimas establecidas a nivel nacional, en la provincia de Santa Fe (Resoluci贸n N掳497/2002) y en el departamento de San Justo (Freyre-Devoto) de la provincia de C贸rdoba (Resoluci贸n N掳905/2004).

Actualmente, el programa de brucelosis se encuentra en un proceso de actualizaci贸n de su normativa para mejorar los alcances del plan, establecer sistemas de vigilancia y avanzar en la declaraci贸n/obtenci贸n de zonas libres.

14 de mayo de 2014

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *