Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Turismo Rural

26/10/2019

Ruralidad en el Corredor Azul

A través de la Ruta Nacional 3 pueden visitarse pueblos y parajes casi desconocidos de la costa santacruceña, donde la naturaleza virgen y la vida rural se abren a los visitantes.
RUTA AZUL. La temporada de avistajes de pingüinos es entre octubre y marzo.

El litoral marino costero de Santa Cruz conjuga el magnífico paisaje de la meseta y el mar con pueblos y puertos plenos de historias de navegantes, vida rural y naturaleza virgen unidos por la Ruta Nacional 3. Hablamos de una magnífica celebración del “V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo de la Humanidad” que protagonizaron Hernando de Magallanes y Sebastián Elcano en 1520. El “Corredor de la Ruta Azul” sigue la traza de la RN 3 desde Caleta Olivia, donde el imponente “Gorosito” da la bienvenida como monumento al trabajador petrolero. La Reserva Faunística brindará una postal rutera junto al océano uniéndose a Fitz Roy y Jaramillo, cerca del Parque Nacional Bosque Petrificado, hoy un destino donde disfrutar de un bellísimo recorrido hasta el portal de acceso al área, inolvidable travesía “sonora” con flamantes audioguías vehiculares.

A esta poco conocida zona de la Patagonia ya llegaron los ansiados visitantes. Se trata de los primeros “pingüinos de peñacho amarillo” que arriban cada año a Isla Pingüino mientras que los frutos de mar, el famoso kanikama y hasta la carne de guanaco junto a una movida productiva y gastronómica condimentada con el famoso el cordero, las cerezas y los frutos rojos resultan propuestas memorables. De esta manera queda inaugurada la temporada de avistamientos para conocer a los pingüinos entre octubre y marzo de cada año. “Isla Pingüino” representa la colonia con mejor acceso desde el continente que permite además, la observación de aves, lobos marinos, y del actor principal de esta película: el “Pingüino de Penacho Amarillo”. El acceso a la isla se realiza solamente por vía marítima en una excursión que promete un inolvidable viaje rumbo al paraíso dado que este lugar pertenece al “Parque Interjurisdiccional Marino Isla Pingüino” con protección a nivel nacional y provincial del pingüino de penacho amarillo.

Son los machos los primeros en llegar a preparar los nidos y un par de semanas después junto a las hembras, conformarán unas 1.200 parejas que para diciembre regalarán alrededor de 500 juveniles. Diariamente, si hay buen clima, sale una travesía de horas con la posibilidad de practicar senderismo por los caminos de piedras de la isla.

La ría de Deseado, con sus 42 kilómetros de océano que ingresan al continente por el cauce del río Deseado, ofrece un sinfín de atractivos en biodiversidad. En vehículo, en bici, caminando o navegando, la experiencia de observar la avifauna lo convierte en un lugar único. La historia de adelantados piratas, navegantes y naturalistas como Charles Darwin atraparán el alma de los visitantes. En las costas de la Reserva Natural Provincial aún puede verse el sitio donde acampó el naturalista inglés. Aquí, el Museo Mario Brozosk vuelve a abrir sus puertas a los visitantes en plena ciudad para conocer en detalle la vida de ultramar de 1770, restos arqueológicos de la Corbeta Swift rescatados por el equipo de Arqueología subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Conicet) que conduce Dolores Elkin.

El paso de Hernando de Magallanes tiene su detalle en el actual PN Interjurisdiccional Isla Pingüino mientras que los frutos de mar, el famoso kanikama y hasta la carne de guanaco, una movida productiva y gastronómica donde es famoso el cordero, las cerezas y los frutos rojos.

La Ruta Azul continúa su recorrido, sorprendiendo y mostrando, entre bellísimos paisajes, la historia de verdaderos valientes del océano. El territorio santacruceño está abierto a las almas viajeras y a quienes sueñan con vivir una experiencia en la naturaleza virgen. Es el sitio ideal que permite descubrir un suelo donde el paisaje majestuoso de glaciares, lagos y meseta se unen en una travesía junto al mar.

EVENTOS BONAERENSES. Algunas actividades para disfrutar en la provincia de Buenos Aires:

-1ª Fiesta del Queso Tandilero, 2 y 3 de noviembre, Tandil. Habrá 40 stands de productores, clases de cocina, capacitaciones, espectáculos musicales, espacios de concientización ecológica, patio de comidas, espacio cervecero y foodtrucks.

-2º Encuentro Provincial de Enoturismo, 2 y 3 de noviembre, Tandil. Charlas a cargo del INTA, intercambio de experiencias entre enólogos y empresarios del sector, rondas de negocios, visitas a establecimientos vitivinícolas locales, catas y maridaje de vinos con quesos de empresas del Clúster entre otras actividades.

-9° Fiesta del Hornero, Cucullú, San Andrés de Giles. 3 de noviembre, a las 11. Feria de artesanos y productores, exposición taller de fotografía “Ojos de Campo”, concurso de corte de ladrillos, patio de comidas, música y danzas. En la Estación del Ferrocarril.

-Fiesta del Lechón de Campo en Pardo, Pueblo Turístico Bonaerense, el 10 de noviembre a partir de las 13. Almuerzo, parrilla en Patio de Comidas, ballet Escuela de Danzas de Pardo, Ballet La Tacuara y música folclórica.

-4° Fiesta de la Galleta de Campo, Oliden (Brandsen) el 9 y 10 de noviembre Predio de la Estación. Habrá un paseo gastronómico, artesanos, yshows en vivo.

Por Bettina Cucagna para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *