Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

25/03/2014

Trigo: para ganar, productores retienen hasta mayo

Los empresarios decidieron diferir las ventas por más de un mes con la intención de aumentar el margen de ganancia.

La mayor parte de las ventas de trigo a futuro quedó diferida a mayo próximo, por el estímulo que genera un valor de u$s250 por tonelada, mientras que la producción aguarda con expectativas todo posible movimiento en materia de política comercial para avanzar con nuevas transacciones e inversiones.

Así lo expresó un informe técnico de la Bolsa de Comercio de Rosario, que acompaña la firma del especialista Guillermo Rossi, quien sostuvo que la venta a mayo próximo genera hasta una diferencia del 6% en los próximos dos meses, es decir una ganancia de entre u$s10 y u$s15 por tonelada.

“Desde la óptica del productor, las cotizaciones que convalidan los mercados a término continúan premiando fuertemente la descarga diferida para el mes de mayo, en desaliento de las operaciones con entrega cercana”, indicó el estudio de la bolsa rosarina.

Más allá de la tónica alcista que exhibe el valor del trigo, según los especialistas “el gran interrogante de cara a los próximos meses pasa por la política comercial” y se indicó además que “la situación del mercado del segundo semestre de la campaña dependerá crucialmente de eventuales novedades en la materia”.

Actualmente, los cupos de un millón de toneladas de trigo y 100 mil de harina autorizados por Comercio Interior para exportar “se están cumpliendo escalonadamente”, según lo expresado desde el ámbito gubernamental, al tiempo que señalaron que “se desconoce si se anunciarán futuras ampliaciones o nuevos tramos”.

Esto, sumado a la situación climática que vive los Estados Unidos y también los sucesos de Ucrania, convalida la decisión de los productores de cerrar las descargas a mayo próximo en detrimento de las entregas cercanas.

Con un valor de u$s250 por tonelada establecido en las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la decisión de los productores es no resignar esos entre u$s10 y u$s15 reservando la venta y entrega de su cereal recién para mayo.

Los especialistas admiten que esto “arroja tasas anuales implícitas superiores al 40% como remuneración por las estrategias de compra al contado y venta a plazo”, hecho que marca el ritmo actual de la operatoria de compra-venta.

Esto sucede mientras el mercado disponible continúa actuando sin sobresaltos, con niveles de precios en alza que reflejan la retracción de la oferta y una industria molinera que, en el centro del país, paga valores de $1.880 por tonelada, ya que se contaría con stock para un mes de industrialización.

Hasta el momento, las compras acumuladas reportadas hasta marzo ante el Ministerio de Agricultura llegaban a 2,3 millones de toneladas, y con una molienda entre diciembre y febrero por 1,5 millón.

Más allá de esto, en el mercado siguen con atención lo ocurrido con el clima en las grandes llanuras de los Estados Unidos, donde se registra un deterioro considerable en las últimas semanas, y también los sucesos de Ucrania, un gran participante en el comercio mundial, debido al conflicto en Crimea.

FUENTE: DyN

25 de marzo de 2014

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario