Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

14/02/2014

Gracias a la lluvia

Informes técnicos aseguran que las precipitaciones registradas el último mes fueron fundamentales para aumentar la superficie sembrada de maíz y mejorar los rindes de la soja.

La continuidad de lluvias registradas en las últimas dos semanas en la franja central del área agrícola nacional permitió elevar a 3,57 millones de hectáreas la superficie maicera y una mejora en los rindes de la soja, que sumaría unas 53 millones de toneladas para el presente ciclo productivo.

El dato fue expuesto por especialistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que en su último informe prevé un récord de 20,35 millones de hectáreas sembradas con soja para la actual campaña oleaginosa.

En el caso del maíz, las precipitaciones permitieron aumentar a 3,57 millones de hectáreas las sembradas, cifra que igualmente exhibe una disminución de casi un 10% respecto a la siembra 2012/13.

Los estudios de la bolsa porteña ofrecen una previsión de rinde medio nacional de 7.000 kilos por hectárea, por lo que se estima que la producción permitirá alcanzar 23,5 millones de toneladas. Dicho volumen de cosecha se situaría un 13% por debajo de los 27 millones de toneladas obtenidos en la pasada campaña maicera.

En lo que se refiere a las consideraciones que hace el mercado, se tienen en cuenta los datos aportados en el último informe difundido por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que estima un recorte en las previsiones finales del maíz estadounidense, motivo que redundará en un nivel alcista de precios.

Lo mismo ocurre para el caso del trigo, mientras que para el caso de la soja, la USDA mantiene un pronóstico de “neutro a bajista” de los valores oleaginosos, tras aguardar un incremento en la cosecha de soja de Brasil.

En el orden local, la recuperación hídrica que aportaron las lluvias registradas desde mediados de enero hasta la primera quincena de febrero permitieron mejorar las perspectivas de cosecha para el caso puntual de los lotes de soja de primera y también de segunda ocupación.

La Bolsa de Comercio de Rosario expresó que “sorprende” la recuperación que exhibió la soja de segunda en las áreas con precipitaciones de alcance moderado. “En el centro y sur de Santa Fe superó el porte de la de primera”, sostuvieron los técnicos.

Los especialistas estimaron que, en toda la zona núcleo, el cereal de segunda y tardío exhibe condiciones que “alcanzan la excelencia”, con rindes potenciales de entre 8.000 a 9.000 kilos por hectárea.

Más allá de esto, los técnicos de la Bolsa de Cereales porteña indicaron que aún no se logró revertir el efecto que provocó la sequía en una amplia región comprendida por el oeste, centro y sur de la provincia de Buenos Aires, y también en gran parte de La Pampa y en sectores del extremo sur de Córdoba.

Allí los registros hídricos exhiben mediciones magras, trabando así el desarrollo de los cuadros de primera, principalmente de soja, que ya transitan por etapas de desarrollo de reproducción avanzada.

Asimismo, en el centro este de la región agrícola nacional las condiciones de humedad resultan abundantes, apoyadas por las sucesivas tormentas registradas, aunque esto genera condiciones propicias para el desarrollo de enfermedades y propagación de plagas.

A muchos de estos lotes no se puede actualmente ingresar por falta de piso, hecho que impide hacer un relevamiento preciso de la situación actual, motivo por el cual se deberá aguardar hasta la próxima semana para cumplir con dicha evaluación y así establecer perspectivas de cosecha.

FUENTE: DyN

14 de febrero de 2014

Archivado en: , , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario