Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

21/02/2014

Con la lluvia, llegaron las enfermedades

Un informe privado asegura que las precipitaciones atrasaron el control de males y plagas y también la aplicación de productos para combatirlas. ¿Peligra la soja?

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario advirtió, en su último informe, que es preocupante el atraso en la aplicación y control de las enfermedades en los cultivos, principalmente en la soja, a causa de las abundantes precipitaciones.

La inestabilidad del tiempo y las excesivas lluvias fueron, hasta hace unos días, los temas excluyentes entre los productores. No obstante, y aunque las expectativas apuntan a rindes promedios en la soja de primera de 35 a 45 gg/ha, “los fitopatógenos son protagonistas y serían el factor reductor del rendimiento promedio de la región a menos que se tomen oportunamente las medidas adecuadas de protección”, explica GEA.

Esta última semana se caracterizó por lluvias y tormentas de variada intensidad en toda el área agrícola, especialmente en el noroeste de Buenos Aires y sur de Córdoba, con acumulados medios de entre 20 y 40 mm. Así, las reservas hídricas no sólo se elevaron sino que, en algunos casos, superaron la capacidad de campo.

El principal problema hoy es que la inestabilidad del tiempo aún frena las aplicaciones para tratar las enfermedades de los cultivos. Tampoco puede realizarse de manera adecuada el control de los males surgidos por el exceso de humedad, como los causados por Fusarium, Septoria y Cercospora kikuchii.

En cambio, los agricultores afirman que mermó la presión de las orugas en los campos donde se aplicaron productos residuales de última generación.

El informe también destaca que “afortunadamente, la presencia de chinches, peligrosa plaga en este período fenológico, es muy baja. Por el contrario, el trips no desaparece con las lluvias”.

Por su parte, GEA informa que la soja de segunda continúa en muy buenas condiciones de crecimiento mientras atraviesa los estadios de fructificación. No obstante, se mantiene el anegamiento en áreas del noreste bonaerense, con la consiguiente muerte de plantas por anoxia, clorosis generalizadas y enfermedades vasculares.

En tanto, los técnicos resaltan que los maíces de segunda y tardíos prevén rindes cercanos a su potencial, a punto tal que superarían al maíz de primera. “Queda por evaluar el impacto de la escasa radiación que padece el cultivo en su periodo crítico. Hasta hoy, los híbridos tienen un comportamiento sanitario óptimo”, señalan.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, se esperan nuevas lluvias para los próximos días, con la probabilidad de que el acumulado semanal vuelva a ser importante. En algunos sectores, podría alcanzar entre 80 y 100 mm.

21 de febrero de 2014

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario