Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

26/12/2013

Ola de calor: se deterioran soja y maíz

Expertos confirman problemas en los cultivos gruesos a causa de las altas temperaturas y la falta de lluvias.

La continuidad de las altas temperaturas y el calor agobiante sobre gran parte del área agrícola nacional provoca en los cultivos gruesos síntomas de deterioro, con un marcado “acartuchado” de las hojas de lotes de maíz y soja.

Así lo indicó Gustavo López, de la consultora agrícola Agritrend, quien consideró que la falta de lluvias pone en una “situación más dramática a los maíces más tempranos, cuando en toda la zona núcleo se está terminando con la siembra de los tardíos”.

En diálogo con DyN, el especialista aseguró que la falta de humedad “le pega distinto” a cada cultivo grueso, en momentos en que se cumplió con la siembra “del 77% del área agrícola destinada a la cobertura con soja”.

Agregó que “aún falta sembrar” el cultivo oleaginoso en campos ubicados en la zona central del área agrícola y también en lotes del norte argentino, “donde llovió bien en la última semana y no habría problemas para completar su implantación”, sostuvo.

Consideró que en el caso del maíz su cobertura “está más limitada, ya que se priorizó la siembra de la soja: aún falta sembrar el 35% del área maicera, principalmente en el norte argentino, centro norte y centro sur de Córdoba”. “Allí, por cuestiones climáticas, se abre un signo de interrogación sobre si se puede terminar o no la siembra”, afirmó.

El especialista de Agritrend reconoció que la soja requerirá agua recién “entre enero y febrero”, cuando florezca la planta, mientras que el maíz más temprano va a requerir lluvias “entre diciembre y enero, y para el maíz de segunda, en marzo”.

Es por ello que la situación es más dramática para los maíces más tempranos, que requerirán lluvias; en toda la zona núcleo está terminada su siembra, y aún resta la cobertura de cultivos tardíos en el centro norte y norte argentino”, dijo López.

Agregó que “con las lluvias los cultivos están verdes, pero en esta época están como ‘acartuchados’, y el motivo es la falta agua y las temperaturas que no bajan de 38 a 40 grados: esto hace que se seque la hoja más allá de la humedad del suelo, y provoca que el balance sea negativo”.

“Por ello hay que esperar que se termine con las lluvias de Navidad”, explicó López, y recordó que en la última semana precipitaron “entre 20 y 60 milímetros en el centro norte cordobés, mientras que en Santa Fe no están mal las cosas”.

El especialista consignó que “en lugares de Salta y Tucumán, pese a que tienen calor, recibieron oportunamente agua, mientras que hoy tendrían que recibir lluvias (frente a las necesidades que ofrecen los cultivos) en el sur de Córdoba, norte y sudoeste de Buenos Aires y La Pampa, donde lógicamente está más seco”.

FUENTE: DyN

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario