Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

04/05/2016

Agrofinanzas, trading y riesgo

El ingreso de inversores financieros que operan en futuros, fuera de los fundamentos agrícolas, cambió el escenario donde se juegan los precios de los productos del agro.
Simposio "Del Sur al Mundo en 2030: Seguridad Alimentaria Global y Bioenergía".

Tres especialistas disertaron sobre estos temas en el Simposio Del Sur al Mundo en 2030: Seguridad Alimentaria Global y Bioenerg√≠a, que se realiz√≥ a mediados de abril en el Auditorio del Centro Cultural de la Ciencia del Ministerio de Ciencia, Tecnolog√≠a e Innovaci√≥n Productiva, en la CABA, organizado por la C√°tedra de Agronegocios y el Departamento de Bioeconom√≠a, Pol√≠ticas P√ļblicas y Prospectiva (BIOP3) de la Facultad de Agronom√≠a de la Universidad de Buenos Aires (Fauba).

Andr√©s Vilella Weisz, licenciado en Econom√≠a de la UBA y Magister en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), se refiri√≥ a ¬ęEl otro tercio, Macrofinanzas + Agrofinanzas‚ÄĚ para explicar c√≥mo los mercados financieros influyen en los agr√≠colas.

Record√≥ que hasta el a√Īo 2000 estaban quienes proteg√≠an sus stocks y los especuladores, que compraban barato y vend√≠an caro. Luego aparecieron otros que hac√≠an lo mismo, pero operaban sobre canastas de productos, haciendo inversiones sin tener en cuenta los ‚Äúfundamentals‚ÄĚ del mercado pero utilizando los commodities como un producto m√°s de inversi√≥n.¬†Precis√≥ que ‚Äúdos tercios de los precios de los granos se explican por los fundamentos del mercado, y el tercer tercio se da por las variables financieras, es decir las ‘extra fundamentals‚ÄĚ.

El dólar se devaluó de 2000 a 2014, luego se fue apreciando y cuando el dólar sube, sufren las commodities. Cuando sube la volatilidad del petróleo, también crecen los precios agrícolas y los productores no están lo suficientemente cubiertos. Es por ello que desde 2003 hay una gran inversión en commodities por operadores no vinculados al sector.

‚ÄúEsto provoca la financiarizaci√≥n de las commodities, es decir el ingreso masivo de inversiones en los mercados de commodities que en estas condiciones se transforman en veh√≠culo de inversi√≥n, quedando sus √≠ndices descorrelacionados de las acciones‚ÄĚ, indic√≥ el especialista. Adem√°s, hay factores que afectan a varios mercados a la vez, como el aumento de la demanda en cantidad y calidad de alimentos y la devaluaci√≥n del d√≥lar.

Explicó Vilella Weisz que existen dos tipos de inversores clásicos. Los llamados hedgers, traders quienes utilizan los derivados como cobertura, que son productores y consumidores de commotidities; y los especuladores, quienes no tienen interés en el producto físico (granos) y operan en el mercado para generar una ganancia por cambios en los precios. Ahora aparece un nuevo jugador: son los traders de índices de commodities. Tal como los traders originales, no tienen interés en el negocio físico pero, en vez de operar activos individuales, sus decisiones se desarrollan en torno a una canasta de commodities.

‚ÄúPreviamente al a√Īo 2000, el mercado de commodities estaba desacoplado del resto de los mercados financieros. En la √ļltima d√©cada aument√≥ el inter√©s en commodities, ante la necesidad de los inversores de diversificar sus carteras. Antiguamente, la transacci√≥n de commodities era estrictamente un negocio real, pero a partir del 2005 ingresan inversores externos al sector, buscando diversificarse o especular, proceso denominado financiarizaci√≥n¬ę, se√Īal√≥.

La financiarizaci√≥n de commodities puede generar movimientos debido a que los futuros se venden y compran sin basarse en los ‚Äúfundamentals‚ÄĚ de una commodity espec√≠fica, sino por decisiones de portafolio de inversi√≥n o por comportamientos en manada. Si una gran parte de las inversiones en commodities es controlada por √≠ndices pasivos, es razonable que se muevan en manada ya que los √≠ndices tienen ponderaciones de commodities preseteadas.

Los √≠ndices surgen de una canasta de contratos de distintas commodities con vencimientos cercanos, pero mayores a un mes, para evitar entrega f√≠sica de granos. Por otro lado, existen los fondos que replican √≠ndices (ETF ‚Äď Exchange Traded Funds). As√≠, los inversores minoristas pueden operar en commodities a trav√©s de los ETF. Este nuevo flujo de capital genera nueva demanda que influye sobre el valor de los commodities. Los √≠ndices m√°s populares son el Goldman Sachs Commodity Index (mayor ponderaci√≥n en aceites) y el Dow-Jones UBS Commodity Index (mayor ponderaci√≥n en productos agr√≠colas)

Los traders al operar con índices calculan series de retornos mensuales de alta frecuencia por cada commodity y estiman las correlaciones entre cada uno. A partir del 2003, se produjo un gran flujo de inversiones en commodities a través de los ETF y los fondos de inversión. El rápido crecimiento de los índices de commodities derivó en un aumento en la correlación entre los no energéticos como el petróleo. Este efecto es mayor en las commodities que ponderan en los índices más utilizados, lo cual produce un derrame de volatilidad que evidencia de un proceso de financiarización.

Por tal motivo, los precios no se mueven solo por fundamentals, aunque no hay evidencia de que la¬†financiarizaci√≥n provoque un aumento de los precios de las commodities que generalmente est√°n influenciados por factores micro, propios del segmento de cada rubro de las commodities (agro, energ√≠a, minerales). ‚ÄúNo obstante -dijo Vilella Weisz- en la √ļltima d√©cada los segmentos se mueven en conjunto, por eso no es mera coincidencia que los precios del petr√≥leo, los minerales y los productos agr√≠colas hayan subido al un√≠sono de 2001 al 2007, hayan tocado un m√°ximo abrupto, en forma conjunta, a mediados de 2008 y (hayan experimentado) una ca√≠da pronunciada en 2009, para tocar un nuevo m√°ximo conjunto en 2011‚ÄĚ.

Desde el punto de vista macroeconómico, se explican estos movimientos conjuntos por el aumento en la demanda mundial de granos: la especulación financiera por compra, en forma física o financiera, en anticipación de una ganancia futura con una política monetaria laxa, con bajas tasas de interés real.

Por la inflaci√≥n, se produjo una gran volatilidad de precios en el √ļltimo a√Īo, lo cual evidencia que tasas reales altas se condicen con precios bajos mientras que stocks altos coinciden con precios bajos.¬†Normalmente, cuando las tasas suben 1% (100 puntos b√°sicos) las commodities caen en promedio 5%.¬†Vilella Weisz sotuvo que ‚Äúrespecto del ‘otro tercio’, los factores financieros ofrecen perspectivas no positivas para las commodities. La tendencia de largo plazo seguir√° siendo positiva, pero habr√° que transitar un corto y mediano plazo, en el que habr√° importantes cambios en los centros gravitacionales financieros mundiales, registr√°ndose precios altos pero no m√°ximos‚ÄĚ.

Por su parte, Jos√© Gobe√©, experto en inversiones en el sector de agro y alimentos y profesor en el MBA de Agronegocios de la Universidad Austral, expuso sobre ‚ÄúSeguridad alimentaria y nuevos fondos de inversi√≥n internacionales en agro‚ÄĚ. Seg√ļn sostuvo, con el aumento la poblaci√≥n y las¬†2.000 millones de personas que en las √ļltimas d√©cadas ascendieron a una clase media o media baja, ante la necesidad de asegurar la seguridad alimentaria de la humanidad los fondos de inversi√≥n internacionales se posicionan para aprovechar una nueva oportunidad de negocios. Por eso han invertido en agro los fondos de pensi√≥n o jubilaci√≥n as√≠ como otros que compran empresas y tambi√©n bancos internacionales.

Cada uno de los operadores de fondos maneja esos capitales con realidades muy distintas y, al no encontrar rendimientos superiores al 6 a 7%, buscan otros productos para invertir y defenderse de la inflaci√≥n, raz√≥n por la cual los fondos de pensi√≥n en los pr√≥ximos 5 a√Īos van a duplicar las inversiones en el sector agro.

En tanto, Alfonso Ruiz Gui√Īaz√ļ, coaching en coberturas de precio de granos en la Argentina y Uruguay, ingeniero en Producci√≥n Agropecuaria de la UCA y Master en Econom√≠a Agr√≠cola de la Universidad de Illinois, EEUU, disert√≥ sobre ‚ÄúCobertura de precios de negocios agr√≠colas con derivados financieros‚ÄĚ. Se√Īal√≥ que ‚Äúhay que pensar el futuro para modificar el presente‚ÄĚ y que ‚Äútras un mercado de granos muy vol√°til en los √ļltimos 15 a√Īos, con subas y bajas permanentes, sobre todo en soja y trigo, se necesitan tener coberturas permanentes, de manera de no vender a cosecha sino poder hacerlo cuando el precio es m√°s alto¬Ľ. Para ello, recomend√≥ la necesidad de los productores en asesorarse en herramientas de coberturas simples y genuninas. a diferencia de las especulativas.

Rub√©n Ull√ļa, consultor privado y analista de mercados financieros especializado en an√°lisis t√©cnico tanto para el mercado de valores como de commodities, y profesor de la Fundaci√≥n del Mercado a T√©rmino de Buenos Aires, disert√≥ sobre ‚ÄúAn√°lisis t√©cnico y perspectivas de precios de mercados agr√≠colas‚ÄĚ. Se√Īal√≥ que ‚Äúno existe un modelo que prevea lo que va a pasar con los precios‚ÄĚ. Seg√ļn explic√≥, el an√°lisis se deber√≠a ajustar en el tiempo y trabajarse sobre probabilidades. El fondo especulativo busca diferencia de precio. Record√≥ que el mercado comercial de cobertura busca cubrir su producci√≥n, donde el productor quiere evitar las bajas y el industrial recortar las subas.

‚ÄúEn Chicago est√°n todos, tanto el especulador como el operador comercial, pero el que comanda el mercado es el operador especulativo, porque tiene grandes vol√ļmenes de dinero que entran o salen al mercado y marcan tendencia. Por eso hay que saber c√≥mo piensa el especulador. Dentro del an√°lisis t√©cnico, los mercados son ciclot√≠micos y repiten comportamientos en el tiempo y cuando la tendencia comienza, la gente no le cree al mercado. Por eso, el operador comercial debe pensar como especulador, para poder aprovechar la eventual ca√≠da. Los mercados castigan el consenso. En la desconfianza muchos especuladores venden y el comercial comienza a stockear. Luego empiezan a subir las cotizaciones por efecto de la especulaci√≥n, que finalmente se agudiza‚ÄĚ, describi√≥.

(*) Acerca de la bioeconomía

El nuevo paradigma de la bioeconomía comprende a las actividades económicas basadas en la producción y transformación sostenibles de la biomasa renovable en alimentos, energía, productos medicinales, materiales y productos químicos para la industria y la agricultura. El desarrollo de empresas en la bioeconomía, los bionegocios, es una prioridad estratégica para la mayoría de las naciones del mundo porque permiten, por un lado, reducir la dependencia en petróleo y, por otro, atenuar el impacto ambiental de la actividad humana.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *