Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

29/02/2016

Premio internacional para dos argentinos

Amelia Bertero y Carlos Sala, fallecido en 2013, recibirán en mayo en Turquía el Premio Pustovoit, el más alto honor mundial conferido a personas que trabajan en girasol.
Amelia Bertero, una de las galardonadas.

Cada cuatro a√Īos, la Asociaci√≥n Internacional de Girasol (ISA) entrega en su Conferencia Internacional de Girasol el Premio Pustovoit, el m√°s alto honor conferido a personas que trabajan en girasol.

En el mes de mayo, en Turquía, dos investigadores argentinos serán galardonados. Se trata de Amelia Bertero y Carlos Sala, fallecido en 2013. Ambos son investigadores de la empresa Nidera y con un gran aporte al crecimiento del girasol en el mundo.

‚ÄúNunca imagin√© algo as√≠‚ÄĚ, dice Amelia ‚ÄúBaby‚ÄĚ Bertero de Romano, una incansable trabajadora con 47 a√Īos de trayectoria en mejoramiento de girasol y casi 28 a√Īos formando parte del equipo que lleva adelante el Programa de Girasol de Nidera en Baigorrita, provincia de Buenos Aires.

El galard√≥n se denomina Premio Pustovoit y es otorgado por la ISA cada cuatro a√Īos, en coincidencia con la Conferencia Internacional de Girasol ‚Äďeste a√Īo se realizar√° del 29 de mayo al 3 de junio en Edirne, Turqu√≠a-. En este caso, tanto Amelia Bertero como Carlos Sala fueron candidatos presentados por la Asociaci√≥n Argentina de Girasol (Asagir). Los ganadores son votados por el Comit√© de la ISA y el premio se otorga a personas, individuos o equipos que han hecho contribuciones cient√≠ficas o t√©cnicas de reconocimiento mundial.
Los √ļltimos premios fueron entregados por la ISA en la 18va ISC realizada en Mar del Plata, Argentina, en el a√Īo 2012. Los recibieron el Dr. MihailChristov, de Bulgaria, el Dr. Juan Dom√≠nguez, de Espa√Īa, los Dres. Gerald Seiler y Chao ChienJan, de USA, y Andr√© Pouzet, de Francia. Anteriormente, los argentinos Aurelio Luciano y Antonio Hall hab√≠an recibido la distinci√≥n en 1988 y 2008, respectivamente.

Dos referentes

Pese a haber intervenido en el desarrollo de m√°s de 100 cultivares de girasol en el mundo y escrito m√°s de 30 art√≠culos cient√≠ficos, Amelia Bertero expresa con humildad que recibir este premio es una de las cosas m√°s grandes que le pudo haber pasado. ‚ÄúPara m√≠ era algo casi ut√≥pico. La gente que lo est√° recibiendo tiene doctorados y yo soy una ingeniera agr√≥noma‚ÄĚ, dice ‚ÄúBaby‚ÄĚ, que el mes que viene cumplir√° los 70 y argumenta que la gente joven es la que la ayuda para seguir adelante.

Amelia es egresada de la Universidad de Esperanza, Santa Fe, Argentina, y ha trabajado como investigadora en fitopatolog√≠a y mejoramiento en el INTA entre 1969 y 1979, luego en Continental a partir de 1980, donde colabor√≥ en el mejoramiento y desarrollo de h√≠bridos extensivamente en la Argentina y pa√≠ses lim√≠trofes, determin√≥ una nueva raza de VerticilliumdahliaeKleb para la Argentina y particip√≥ en estudios de heredabilidad de la capacidad de ajuste osm√≥tico en girasol con colegas de la Fauba. Desde 1988 trabaja como investigadora en la empresa Nidera, en el programa que hasta hace 8 a√Īos estuvo a cargo de Arnaldo V√°zquez. Desde all√≠ ha estudiado los efectos de Sclerotiniasclerotiorum en rendimiento de girasol y desarroll√≥ una nueva metodolog√≠a para VerticilliumdahliaeKleb. Ha desarrollado l√≠neas resistentes a Plasmoparahalstedii, VerticilliumdahliaeKleb, Sclerotiniasclerotiorum y Pucciniahelianthii que han sido incorporadas a h√≠bridos sembrados por los productores argentinos. Su trabajo ha recibido reconocimiento internacional que se refleja, entre otros, en su actual posici√≥n como l√≠der de la FAO en el subgrupo de Verticillium.

El otro destinatario del premio es la memoria de Carlos Sala. ‚ÄúUna persona que amaba el conocimiento, le gustaba much√≠simo lo que hac√≠a y era un trabajador incansable‚ÄĚ, recuerda Bertero.

Antes de su prematura muerte en 2013, Sala (egresado de la Universidad Nacional de Mar del Plata) trabaj√≥ con girasol durante m√°s de 20 a√Īos, inicialmente en mejoramiento y luego en biotecnolog√≠a. Tuvo un gran inter√©s en la investigaci√≥n, que se refleja en 14 art√≠culos en girasol y especies relacionadas, 7 en otras especies y en su participaci√≥n en un libro.

Participó en el desarrollo de 10 híbridos a través del mejoramiento convencional y numerosas líneas endogámicas desarrolladas utilizando mutagénesis y selección asistida por marcadores. Muchos de estos productos son ampliamente utilizados en diferentes países productores de girasol. El CL-PLUS se destaca junto a 4 solicitudes de patente en el mundo relacionadas con el girasol, la mayoría de ellas ya concedidas en los Estados Unidos y en países europeos y asiáticos.

La tecnología CL-Plus en girasol fue su primer desarrollo internacional, ampliamente difundido entre empresas e institutos de investigación alrededor del mundo. Esta característica se encuentra disponible en más de 10 híbridos de diferentes programas en todo el planeta. Otras tecnologías de resistencia a herbicida por él desarrolladas están cerca de llegar al mercado de girasol.

Una mujer que inspira

‚ÄúEn lo profesional, lo que m√°s me marc√≥ siempre es el trabajo en sanidad ‚Äďdice Baby-. Despu√©s, haber escrito ‘El origen de las poblaciones en Argentina’ junto a Arnaldo V√°zquez‚ÄĚ, su jefe, compa√Īero y mentor durante tantos a√Īos.

Amelia es, ante todo, una mujer agradecida. Pide varias veces que recordemos a quienes la guiaron en sus primeros a√Īos de profesi√≥n, como Mauricio Dabreau, Omar Bruni y Arnaldo V√°zquez. Pero, ante todo, ‚Äúa mi esposo ‚Äď insiste-, sin el cual no hubiese podido llevar adelante la profesi√≥n y una familia con tres hijos‚ÄĚ. Una de ellas, hoy, es la breeder que la acompa√Īa como parte del equipo de mejoramiento de girasol de Nidera.

Hace 28 a√Īos que ‚ÄúBaby‚ÄĚ es parte del Programa de Mejoramiento en Baigorrita, partido de General Viamonte, provincia de Buenos Aires. Hace 8 a√Īos que est√° a cargo del equipo, luego de que Arnaldo V√°zquez efectiviz√≥ su retiro como l√≠der del programa. El objetivo de su trabajo es conseguir combinaciones dentro de un germoplasma de girasol para que d√© rendimiento y √©ste sea a su vez estable en el tiempo. Eso se consigue a trav√©s de resistencias a enfermedades y a problemas ambientales.

Amelia naci√≥ en Santa Fe y estudi√≥ en Esperanza. Luego vivi√≥ en Pergamino y desde hace 37 a√Īos vive en Jun√≠n junto a su familia. Cada ma√Īana recorre los 25 kil√≥metros que la separan de la Experimental de Nidera, adonde llega a las 8 de la ma√Īana para comenzar a trabajar con un equipo de 24 personas del que se enorgullece. En verano, el 90% del tiempo est√° en el campo. A veces, visitando los ensayos que la compa√Ī√≠a tiene distribuidos por todo el pa√≠s. Habitualmente hace un par de viajes a Europa y uno a los Estados Unidos durante el a√Īo.

Bertero trabaja para Argentina pero tambi√©n para el resto del mundo. Aunque en materia sanitaria, en Europa y los Estados Unidos los problemas difieren, la investigadora asegura que est√°n ¬ęcompitiendo perfectamente con las empresas establecidas en el hemisferio norte‚ÄĚ.

El trabajo de Bertero se realiza en un 75% a campo y el resto en laboratorio. Aunque la base est√° en Baigorrita, el equipo tiene ensayos en 24 localidades girasoleras de la Argentina, de norte a sur.

En Formosa, por ejemplo, trabajan en contraestaci√≥n para hacer dos generaciones de material de cr√≠a al a√Īo. En Europa, en tanto, hay otras 30 estaciones entre las de Nidera y las pertenecientes a las 23 empresas licenciatarias con las que trabajan.

A campo se eval√ļan los materiales y en laboratorio la inoculaci√≥n artificial para evaluar resistencias. Tambi√©n se eval√ļan los materiales en cuanto a sus porcentajes de aceite y calidades espec√≠ficas.

Desde que se empieza con una poblaci√≥n original hasta que se consigue el h√≠brido pueden pasar entre 6 y 9 a√Īos. En este momento, en el campo de Baigorrita tienen alrededor de 9000 materiales. Algunos son m√°s nuevos y otros est√°n m√°s estabilizados, son los que luego se usan para los h√≠bridos. Algunos h√≠bridos presentes en el mercado ya llevan casi 20 a√Īos. ‚ÄúEsos son girasoles dif√≠ciles de reemplazar‚ÄĚ, explica.

Todo por el girasol

‚ÄúDe trabajar en girasol, lo que m√°s me gusta es la calidad humana‚ÄĚ, dice ‚ÄúBaby‚ÄĚ. ‚ÄúY te hablo a nivel mundial. No s√© si ser√° porque se trata de un cultivo de pa√≠ses con suelos pobres o porque es un poco la cenicienta de los cultivos, pero la gente es muy humilde y compa√Īera. Soy una enamorada de lo que hago‚ÄĚ, destaca.

Por estos d√≠as, Bertero est√° trabajando en la resistencia a una planta par√°sita que es un gran problema en Europa del Este, donde se siembra la superficie girasolera m√°s grande del mundo. Se llama Orobanche. ‚ÄúTenemos la resistencia y los h√≠bridos resistentes pero no nos podemos estancar porque es una planta que va produciendo nuevos bi√≥ticos constantemente, entonces hay que seguir trabajando y buscando distintas formas de resistencia‚ÄĚ, comenta y ampl√≠a: ‚ÄúTambi√©n trabajamos en Phomopsis, que con las lluvias ha comenzado a verse en la Argentina. Ese es un nuevo desaf√≠o‚ÄĚ.
En lo que hace a resistencia trabaja en Air, el nuevo gen de resistencia a ambas familias de herbicidas queesperan ¬ęque en un par de a√Īos salga al mercado‚ÄĚ, dice.

‚ÄúTengo 47 a√Īos en el cultivo de girasol y lo vi pasar de 600.000 hect√°reas a 4 millones. Despu√©s baj√≥ a 3 millones, luego a 1.5. Yo creo que si en la Argentina logramos entre 2 y 2,5 millones de hect√°reas, estamos en una ubicaci√≥n perfecta. Con esa producci√≥n estar√≠an bien los productores, las empresas y las industrias‚ÄĚ, enfatiza Bertero al finalizar la entrevista, no sin antes recalcar que no olvidemos decir que agradece a su familia y a Nidera, que le dio la libertad para trabajar en investigaci√≥n b√°sica.

 

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Premio internacional para dos argentinos”

  1. alcides
    Comparto plenamente la falta total de las muy buenas noticias que generan nuestros profesionales y que la mayoria de los medios no son capaces de difundir para asi incentivar a nuestras generaciones venideras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *