Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Agricultura

10/05/2013

Los mercados del trigo en perspectiva

En el primer panel del congreso organizado por la Federación de Acopiadores, dos especialistas locales y uno de Estados Unidos analizaron el cereal en el contexto comercial de nuestro país y el mundo.

‚ÄúLa devoluci√≥n de retenciones del trigo genera muchas dudas por la falta de credibilidad de los anuncios del gobierno. De todas formas, a√ļn en el caso de que se aumente un 15 o 20% el √°rea sembrada a ra√≠z de la medida, reci√©n estar√≠amos hablando de 4 millones de hect√°reas, una cifra muy baja para nuestro pa√≠s‚ÄĚ. As√≠ lo analiz√≥ Gustavo L√≥pez, director de la consultora Agritrend, durante el primer panel del congreso A Todo Trigo, que entre el mi√©rcoles 9 y el jueves 10 √ļltimos la Federaci√≥n de Acopiadores organiz√≥ en el Hotel Sheraton de Mar del Plata con la asistencia de m√°s de 1100 personas.

En el primer m√≥dulo tem√°tico, dedicado al an√°lisis de los mercados internacionales y la coyuntura local que vive el cereal, L√≥pez se√Īal√≥ que en los √ļltimos 15 a√Īos el √°rea promedio de trigo ha sido de al menos 5 millones de hect√°reas, una producci√≥n consolidada previamente a la intervenci√≥n de los mercados de 2006/2007. ‚ÄúHoy no s√≥lo tenemos el √°rea m√°s baja en 110 a√Īos, sino que adem√°s la exportaci√≥n se ha reducido a los niveles m√°s bajos desde 1978, √©poca de grandes problemas clim√°ticos‚ÄĚ, advirti√≥.

Otro ‚Äúr√©cord‚ÄĚ se√Īalado por L√≥pez es el m√≠nimo nivel de exportaciones a Brasil, ‚Äúlo cual es un absurdo, teniendo en cuenta las ventajas arancelarias y de otro tipo que tenemos con ese pa√≠s‚ÄĚ, opin√≥. Por √ļltimo, fij√≥ su atenci√≥n en los grandes diferenciales de precios respecto de los internacionales, a los que denomin√≥ como una suerte de ‚Äúcosto argentino‚ÄĚ. Como consecuencia de todos estos factores, el especialista sostuvo que ‚ÄúHay incertidumbre en materia de siembra, al margen de todos estos anuncios que se est√°n dando en estos √ļltimos d√≠as‚ÄĚ.

En cuanto a los mercados internacionales, L√≥pez apunt√≥ que se puede ver una recomposici√≥n de la oferta mundial en la mayor parte de los productos, incluido el trigo. Sin embargo, se√Īal√≥ un incremento simult√°neo de los consumos totales, configurando una situaci√≥n de tendencial equilibrio entre la oferta y la demanda. ‚ÄúEn este marco, pienso que habr√° una leve recomposici√≥n de los stocks, con precios internacionales relativamente buenos‚ÄĚ, analiz√≥. Adem√°s, destac√≥ que los precios actuales ‚Äúson buenos en relaci√≥n a los de los √ļltimos 30 a√Īos‚ÄĚ.

Haciendo un balance de todas estas variables, L√≥pez concluy√≥ que aunque haya anuncios auspiciosos, falta credibilidad en las pol√≠ticas oficiales, se vislumbra mucha incertidumbre en cuanto al incremento de la siembra, y no se ven en el horizonte pol√≠ticas consensuadas con los pa√≠ses del MERCOSUR, cuando ‚Äúdeber√≠amos estar produciendo para abastecer la creciente demanda de esta regi√≥n‚ÄĚ.

Nuevas perspectivas

Leandro Pierbattisti, asesor de la Federaci√≥n de Acopiadores, hizo referencia a las potencialidades del trigo argentino en el mundo en los pr√≥ximos 10 a√Īos, para luego fijar la mirada en aquellos factores que impiden que √©stas se desplieguen.

En primer lugar, se√Īal√≥ que, en un mundo con una gran explosi√≥n demogr√°fica, que necesitar√° cada vez m√°s trigo en lugares donde no se produce ‚ÄďChina, India, Argelia, etc√©tera‚Äď nuestro pa√≠s tiene el privilegio de estar entre los 25 y los 55 grados de latitud, condici√≥n excluyente para la producci√≥n del cereal. Adem√°s, resalt√≥ que no sufre la competencia de los pa√≠ses del Mar Negro debido a la contra-estaci√≥n de sus respectivas cosechas en el mercado.

Sin embargo, advirti√≥ que los productores locales carecen de todo tipo de se√Īal de mercado normal. ‚ÄúEn 2012/2013 ‚Äďejemplific√≥‚Äď nadie sab√≠a qu√© iba a pasar con el ma√≠z, pero con el trigo s√≠: las se√Īales de alarma sobre sequ√≠a en Rusia estaban desde abril, pero ¬Ņqu√© puede hacer el productor argentino si tiene impedimentos para ver estas se√Īales?‚ÄĚ.

Por otro lado, Pierbattisti hizo referencia a los problemas de calidad del trigo argentino, una problem√°tica a tener en cuenta cuando grandes importadores dejaron de comprar harina para moler ellos mismos el cereal, y pa√≠ses como Ir√°n e Irak tienen importantes exigencias de calidad. En este sentido, resalt√≥ la importancia de hacer segregaci√≥n tanto a nivel del acopio como en la producci√≥n y tener lotes homog√©neos. No obstante esto, indic√≥ que ‚ÄúArgentina tiene una calidad media que le permitir√≠a abastecer a los pa√≠ses relativamente exigentes‚ÄĚ.

El especialista hizo tambi√©n referencia a la falta de previsibilidad de nuestro pa√≠s frente a los importadores: ‚Äúsean √©stos p√ļblicos o privados, es gente que no est√° preocupada por lo que se va a sembrar este a√Īo o el que viene. Lo que les importa es cu√°nto se va a producir de ac√° a 10 a√Īos, y qu√© calidad tendr√° esa producci√≥n. Lo que quieren es garantizarse su demanda futura‚ÄĚ.

Hacia el final de su disertaci√≥n, Pierbattisti se√Īal√≥ la necesidad de mirar a Brasil: ‚ÄúTenemos al lado al segundo importador mundial de trigo, y no puede ser que no se pueda coordinar una pol√≠tica enfocada a saber qu√© est√° pasando en ese mercado‚ÄĚ.

‚ÄúEste presente que estamos viviendo va a ser pasado muy r√°pido, por eso es tan importante dar previsibilidad a los importadores y saber c√≥mo se van a comportar‚ÄĚ, advirti√≥.

La visión norteamericana

El panel sobre mercados culmin√≥ con la perspectiva de los Estados Unidos, aportada por Todd Davis, de la American Farm Bureau Federation. Para contextualizar su intervenci√≥n, el experto comenz√≥ explicando que los dos cultivos que predominan en ese pa√≠s, y que determinan el destino de los dem√°s son la soja y el ma√≠z. En el caso de este √ļltimo, fuertemente traccionado por el etanol ‚Äďcuyo porcentaje de uso en el combustible se fue aumentando como pol√≠tica para nivelar la demanda‚Äď, ha crecido un 200% desde el a√Īo 2005.

En este contexto, varios Estados en los que se cultivaba trigo ‚Äďcomo el caso de Nebraska‚Äď fueron reemplaz√°ndolo paulatinamente por soja y ma√≠z.

Con respecto al trigo ‚Äúduro‚ÄĚ ‚Äďde invierno‚Äď sembrado en oto√Īo de 2012/13, Davis se√Īal√≥ que sufre de muchos problemas de calidad debido a la sequ√≠a, y que fue una de las peores cosechas de los √ļltimos 10 a√Īos. Por otra parte, respecto del trigo ‚Äúblando‚ÄĚ, o de primavera, los productores no saben si sobrevivir√° a las inclemencias del tiempo. No obstante, indic√≥ que ‚Äúlos productores pudieron seguir sembrando trigo por los seguros que tienen para mitigar los resultados de las malas cosechas‚ÄĚ.

‚ÄúSeguramente tendremos una cosecha reducida de trigo‚ÄĚ, se√Īal√≥ Davis hacia el final de su intervenci√≥n, pero advirti√≥ que si bien en Estados Unidos reina la volatilidad para la exportaci√≥n de este producto, al estar atado a la capacidad de producci√≥n que le deja el ma√≠z ‚Äďmucho m√°s atractivo como commodity‚Äď ‚Äúotros jugadores a nivel internacional s√≠ estar√°n aumentando su producci√≥n‚ÄĚ.

Qué hacer con la cebada

Tanto L√≥pez como Pierbattisti hicieron referencia a la situaci√≥n de la cebada en el pa√≠s. El primero hizo hincapi√© en que el 87% de la cebada local es forrajera, por lo que su precio est√° atado a las existencias mundiales de forrajes. ‚ÄúSi hay buena cosecha forrajera en el mundo, los precios de la cebada se van a ir para abajo‚ÄĚ, se√Īal√≥. En este marco, sentenci√≥ que ‚Äúla ilusi√≥n de que la Argentina sea el primer productor de cebada del mundo no puede durar m√°s de dos a√Īos, y mucho menos en detrimento del trigo‚ÄĚ.

Pierbattisti, por su parte, se√Īal√≥ que los productores har√≠an bien en enmarcar su decisi√≥n sobre la cebada en t√©rminos de una planificaci√≥n estrat√©gica que tenga en cuenta la posibilidad de continuidad. ‚ÄúLa cebada es un mercado de 18 millones de toneladas en el mundo, 14 millones para forrajes, y 4 de cebada cervecera. Es un mercado interesante en la medida en que mantengamos un √°rea determinada para darle visibilidad a la demanda de una cierta continuidad‚ÄĚ, advirti√≥.

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *