Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Exposiciones y Jornadas

19/10/2019

La producción láctea busca ser más sustentable

El simposio de Mastellone Hnos. se centró en los requerimientos sociales y ambientales, así como las últimas tecnologías disponibles.
TECNOLOGÍA. La mayoría de los tambos argentinos tiene mucho camino por recorrer en la incorporación de nuevos equipos.

Por quinto año consecutivo, Mastellone Hnos. llevó a cabo su simposio que en esta edición se llamóTecnología y Producción Sustentable” tuvo unos 645 asistentes. Las disertaciones trataron sobre la relación entre rentabilidad, eficiencia, sustentabilidad y tecnología y demostraron la importancia de la elección de la tecnología de acuerdo a las problemáticas a abordar. Gustavo Oliverio, asesor y coordinador de proyectos de la Fundación Producir Conservando consideró que “sin sustentabilidad económica es imposible pensar en la ambiental y la social. La sustentabilidad económica no solamente lo define un solo factor, sino la macroeconomía, la política fiscal, la política en general y otros aspectos que escapan al productor y dan el marco de referencia de los negocios en general. Hoy la producción nacional está en 10.000 millones de litros de producción año desde hace 15 años y no se mueve de ahí, lo que marca claramente que hay un problema de fondo”.

Oliverio hizo hincapié en que los grupos ambientalistas miden las emisiones de carbono en lugar del balance, ya que las pasturas, los campos naturales y otros cultivos fijan carbono. “Eso responde más a estrategias de tipo comercial para poner barreras arancelarias”, afirmó. “En la medida que aumentemos la productividad de la lechería mejorará el balance de carbono”.

Nicolás Lyons, Coordinador Nacional de Tecnologías de Lechería en Australia, se refirió a las tecnologías disponibles para mejorar la productividad. Según Lyons, el primer paso que debe dar el productor es “ver si la tecnología puede tener una oportunidad de ser útil y ver qué está pasando afuera. Otra recomendación es cuantificar los problemas o limitantes que tiene el productor y para eso necesitamos números, porque sobre esa base podrá incorporarse la tecnología puede cubrir esas limitantes”.

“El 95% de las tecnologías disponibles en Australia están presentes en Argentina y, aunque viene un poco por detrás, hay potencial de adopción en los tambos argentinos. Hay muchas soluciones de automatización y tareas como retiradores automáticos, lavadoras y software de manejo que hoy no son masivos en Argentina pero pueden ser un camino para empezar a practicar el uso de tecnología”, afirmó Lyons.

El especialista agregó que “si tuviera que imaginarme a la lechería a cinco o diez años, la robotización o automatización será muy fuerte, lo mismo que el uso de cámaras y el aprovechamiento de datos y tecnologías tranqueras afuera será creciente. Los datos servirán para mostrarle a la cadena y al consumidor que estamos haciendo las cosas bien, que nos importa lo mismo que a ellos y darles tranquilidad de que están consumiendo un producto noble y que estamos teniendo cuidado de la gente, los animales y el medio ambiente”.

Por Luis Machado para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *