Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Economías regionales

21/08/2019

Cuyo: los vinos riojanos buscan su lugar

Una cooperativa, una bodega boutique y una empresa estatal exportan parte de su producción y pelean su lugar entre los vinos nacionales.
El torrontés es la marca insignia de La Rioja aunque el Bonarda cada vez se da mejor en estas tierras.

A dos años de haber lanzado la Ruta del Torrontés, La Rioja continúa consolidándose en la producción de vinos blancos y tintos.  Para tomarle el pulso a la producción de vinos en la provincia de La Rioja Super CAMPO visitó 3 bodegas ubicadas en Aminga, el Valle de Chamarmuyo y Chilecito.

FINCAS DE AMINGA. Con 57 hectáreas implantadas con Malbec, Bonarda, Cabernet Sauvignon y Torrontés Riojano, el Estado provincial es el único accionista y aportante de capital de la empresa. Por ese motivo, sólo producen vino con las uvas de la finca Pampa del Viento, administrada por la bodega, lo que garantiza al consumidor la procedencia absolutamente riojana del producto. Designa cada dos años un grupo de administradores del emprendimiento, quienes deben proveer mensualmente al Estado una rendición de los recursos utilizados, de las actividades y de la rentabilidad obtenida. Las 11 hectáreas están plantadas con uva variedad Fiesta y Flame para pasas calidad exportación.

Según Daniel Vega, gerente de Promoción y Ventas, “este año tuvimos un excelente rendimiento de la variedad Bonarda, que si bien es la segunda mayor plantada en Argentina detrás del Malbec, nunca se había tenido demasiado en cuenta hasta hace algunos años. Enólogos y especialistas del vino coinciden en que Febrero Riojano Bonarda representa fielmente las características típicas del terruño de zona cálida: acidez controlada y frescura sutil de la fruta”. Este vino fue elegido por los promotores del Plan Bonarda (productores mendocinos que difunden la cepa en todo el país) como el único vino riojano para acompañar a las 50 bodegas mendocinas que forman parte del proyecto, luego de haber ganado Medalla Doble Oro en un concurso nacional de bonardas.

Vega indica que “llegamos a las principales vinotecas de todo el país. Los consumidores que eligen Febrero Riojano son aquellos que buscan vinos de bodegas pequeñas (por la calidad de los productos) con características de vino joven, fresco y frutado. Recién con la vendimia 2019 elaboramos una cantidad que nos permitirá exportar (300.000 litros). El mercado del vino presenta problemas por la caída en el consumo en los últimos dos años pero nuestra bodega se encuentra en una posición privilegiada al formar parte de un proyecto que busca potenciar la actividad vitivinícola riojana y contar con apoyo del Estado provincial y de las instituciones que colaboran con la difusión de la actividad productiva: Secretaría de Turismo, Ministerio de Producción y Dirección de Comercio Exterior”.

CHAÑARMUYO. Con 90 has plantadas en el Valle de Chañarmuyo con Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Tannat, Petit Verdot, Syrah, Ancellota, Viognier y Chardonnay, la Bodega Chañarmuyo produce vinos de alta calidad con un 50% para exportación a USA, Canadá, Brasil, Perú, Alemania, Suiza, Hong Kong y China.

Martín Meza, su administrador, señala que “las ventas han caído, pero nosotros tratamos de diferenciarnos manteniendo la calidad y esto nos mantiene en niveles de ventas aceptables. Estamos en inicio de una nueva plantación de 25 ha que se suman a las ya existentes donde probaremos distintos marcos y sistemas de plantado. Pensamos en llegar a un total de 60 ha nuevas en 5 años y a un total de 150 para 2024 junto con el incremento de la capacidad de molienda y fermentación en bodega para llegar a 2,5 millones de litros (hoy 1,5 millones)”.

El bodeguero describe que “nuestros vinos se diferencian por el terroir, con suelos de granulometría media, del tipo textural franco, con presencia de arena gruesa, piedras y gravas, con una capacidad de retención de agua normal”.

COOP. LA RIOIJANA. La empresa exporta el 50% de lo que produce y se destacan el Torrontés, Malbec y Bonarda, que se dan especialmente. Los destinos son Inglaterra, USA, Canadá, México, Colombia, Venezuela y ahora están entrando a China y Rusia.

Intentaron imponer el envase de Tetra brick por calidad de conservación y practicidad, pero aún el mercado local lo asocia con productos de baja calidad. Son 3 las marcas que están posicionadas: Viñas Riojanas, Santa Florentina y Raza Argentina, que es la gama superior. Anualmente producen en Chilecito 12 millones de botellas de 750 cm y hace años que producen orgánicos.

“Aunque aún no los hemos lanzadoal mercado, estamos trabajando en vinos biodinámicos que se obtienen del cultivos que tienen la particularidad de respetar los ciclos de la naturaleza, la luna y el ecosistema. Fuimos pioneros con el vino orgánico y ahora vemos aquí un nuevo nicho de mercado” con gran potencial, resume Jorge Mc Queen, subgerente general de la bodega.

Por Lorena López para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *