Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Agricultura

07/04/2019

Sueño Verde: El Camino de la Diferenciación

Sueño Verde es un emprendimiento de dos ingenieros agrónomos que se dedican a la producción supervisada de hierbas aromáticas y verduras. Cada detalle de lo cosechado es ofrecer variedad y calidad.
La línea Green Chip está pensada para la dieta de los más chicos con snacks saludables. Además, innovó con sus aderezos refrigerados que se presentan como grandes acompañantes para las ensaladas de hierbas y vegetales.

A las pocas horas de ser cosechados, los brotes frescos de Sueño Verde son elegidos por los mejores cocineros del país y por clientes que degustan platos premiums en los restaurantes y hoteles más famosos de la ciudad de Buenos Aires.

Esto es posible gracias a una producción supervisada a diario por los ingenieros agrónomos Pablo Maseda y Agustín Benito. Ambos hacen funcionar la marca Sueño Verde: observan desde la simiente hasta el momento de la cosecha, para luego ser seleccionada y acondicionada en la planta de empaque sin interrumpir la cadena de
frío.

Se mantiene intacta la frescura y el aroma de lo recién cortado. Y, sobre todo, el diferencial es brindar la seguridad alimentaria de vegetales listos para consumir.

A este ritmo, la marca ya produce y procesa alrededor de 30.000 kilos de vegetales de hoja por semana. La empresa se centra en la producción de hoja como albahaca y hojas verdes, pero también en las especialidades como aderezos y ensaladas que forman parte de la cartera que va a los supermercados, hoteles, restaurantes y de envíos al interior del país.

El grupo de trabajo está comunicado ya que se realiza una planificación semanal y anual de lo que se siembra, sea en un campo propio o asociado, como parte del proceso de integración con otros productores del país. “En el país, la actividad hortícola es marginal y no hay proveedores locales de tecnología apropiada, ni `know how’ sobre horticultura moderna. Así que el diseño y construcción de la planta de proceso fue gerenciada por nosotros. Las líneas de proceso de vegetales fueron buscadas, importadas y adaptadas por nosotros, la investigación en atmósferas modificadas para tener más vida útil son desarrollos de nuestro equipo”, comenta el ingeniero Pablo Maseda.

Además, Maseda aclara que siempre se mantiene la estrategia original: no ofrecer verduras compradas a terceros sin control de calidad, sino simplemente producir hierbas y vegetales con valor agregado y ofrecer productos de calidad.

INTEGRACIÓN. Sueño Verde cuenta con una planta permanente de casi 100 empleados divididos en distintos sectores: producción, comercialización, administración, proceso, calidad y logística. Atienden a más de 400 clientes gastronómicos y a las 9 cadenas de
supermercados principales del país, llegando con una logística propia, que funciona como una unidad de negocio, entre 3 y 6 veces por semana a cada cliente. Pablo Maseda llama a su emprendimiento una empresa integrada, “ya que se piensa en detalle la producción desde el momento de elegir la semilla, la producción, la industrialización hasta la logística”. 

Principalmente, la producción está presente a lo largo y ancho del país en 10 campos productivos para reducir riesgos, ampliar estacionalidades y diversidad de productos. Ambos productores cuentan con campo en el partido de Exaltación de la Cruz, ubicada a 82 km de Buenos Aires, y junto a otros 3 asociados con campos en Santa Fe, Mar del Plata y Corrientes realizan las contrataciones siempre dependiendo del producto o el artículo encargado. Además, trabajan con otros asociados en la zona de influencia de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en la planta principal ubicada de Villa Rosa, Pilar (Ruta 25 km 7,5). El producto final se encuentra distribuido por todo el país y llegan directamente a Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza.

TRABAJO. El proceso se concentra en la cosecha y depende de la época. En verano, están presentes en la planta de Mar del Plata para luego terminar el proceso con Santa Fe y Corrientes durante el invierno. “Todos los días nos concentramos en los pedidos que realizan en la planta principal de Villa Rosa donde también se encuentran nuestra línea de empaque y procesamiento. Cuando hablamos de línea de empaque son sólo líneas de selección y envasados con su correcto rótulo. Y la línea de procesamiento es donde se lava, se corta se sanitiza, se pesa y embala para consumo”.

El recorrido de los campos es un trabajo realizado por ingeniero Agustín Benito, socio de Maseda, quien está en contacto directo con todos los campos asociados y se asegura que los productores implementen las buenas prácticas agrícolas. Siempre hay un balance sobre cómo se trabajó en períodos anteriores y se proyecta la cantidad de semanas y el volumen de la producción. “La charla con nuestro ingeniero agrónomo va definiendo la producción semanal para llegar a la meta y enviar la cosecha a los camiones refrigerados a la planta de proceso. El pedido de cosecha al productor siempre está planificado. Así planificamos con productores de zonas como Derqui, Capilla del Señor, Santa Fe, de Bella Vista en Corrientes y hasta de Mar del Plata”, aclara Maseda.

NÚMEROS. Sueño Verde produce aproximadamente 80 materias primas, que se cosechan y procesan 6 veces a la semana ofreciendo alrededor de 140 variedades de productos, en su mayoría listos para consumir con una vida útil promedio de 10 días.

Anualmente, lanzan al mercado entre 10 y 15 productos nuevos buscando que el 30% de la facturación esté compuesta por productos nuevos. Por ejemplo, los restaurantes exigen las especialidades por eso trabajan con aromáticas mini hortalizas, mini brotes y flores comestibles. “Nuestro cultivo inicial fue la hoja albahaca. Hoy, hacemos rúculas, lechugas de distintas mezclas y composiciones y ensaladas que es nuestro sello de identidad. Otro producto distintivo es el producto fresco como la salsa de pesto o las flores de zucchini para la gastronomía hacemos cada vez más y se piden casi 500 kilos por semana cuando hace pocos años atrás vendíamos 10 kilos por semana”, comenta Pablo Maseda.

Sueño Verde exportó 30 pallets de fresca a Estados Unidos para una empresa israelí, compitiendo con productos de Colombia. Así, tuvieron que construir nuevos invernaderos para este fin especial.

HOY. El foodtruck de Sueño Verde está presente en los eventos y ferias gastronómicas como Acelga y Masticar y lideran las góndolas de los productos 4 gama aportando así una mirada optimista del productor agrícola. Y, desde el año pasado, incorporaron una línea de snack saludables de papas y batatas horneadas con tecnología de deshidratado a baja temperatura con 6 veces menos grasas que las fritas.

KILOS Y VARIEDADES. Sueño Verde producen y procesan alrededor de 30.000 kilos de vegetales de hoja por semana.

-Produce aproximadamente 80 materias primas, que se cosechan y procesan 6 veces a la semana, ofreciendo así aproximadamente 140 variedades de productos.
-Anualmente, lanzan al mercado entre 10 y 15 productos nuevos buscando que el 30% de la facturación esté compuesta por productos nuevos y mantener la política de diferenciación.
-Las demandas de calidad en el mercado interno hizo que Sueño Verde avance en las certificaciones de calidad incorporando una licenciada en calidad para tal fin formando el departamento de calidad y logrando la Certificación de BPM de IRAM.

Variedad de productos en Sueño Verde:
Vegetales de hoja (20)
Ensaladas (20)
Hierbas aromáticas (12)
Vegetales minis (8)
Brotes y micro greens (20)
Hongos (4)
Flores comestibles (10)
Fideos vegetales frescos (Noodles roots) (5)
Aderezos y salsas (4)
Snacks saludables (green chips) (2)
Presentaciones para retail (40)

Por Ángeles Ruiz para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *