Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

13/04/2019

El trigo va por un nuevo récord productivo

La Bolsa de Cereales ratifica la recuperación imparable en el récord de siembra y cosecha que se viene dando desde 2015. Con la cebada, el total del complejo de granos finos sumará 7,4 mill/ha y 24,6 millones de tn
TECNOLOGÍA. En el ciclo anterior 80% de los planteos se hicieron con media y alta tecnología. Todo indica que se mantendrá el nivel.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires presentó sus estimaciones de producción para la campaña de ‘fina’ (trigo y cebada) que se iniciará con la siembra en mayo y culminará en diciembre con una cosecha con super-números para el cultivo principal.

La BCBA proyectó que el trigo se sembrará en 6.400.000 hectáreas, 200.000 más respecto de la campaña anterior, y que se recogerán 20.600.000 toneladas, 8,4% más (19,1 mill/ha): los números más altos en la historia.

En tanto, el otro cultivo de ‘fina’, la cebada, ocupará 1.000.000 de hectáreas (igual) para obtener 4 millones de toneladas, en este caso, 200.000 menos que la campaña anterior.

-Super CAMPO: ¿Cuáles son los fundamentos de estas proyecciones?
-Esteban Copatti (Jefe del Departamento de Estimaciones Agrícola de la BCBA): En el caso del trigo, la expansión se da en gran medida por la recuperación del área a sembrar en el Norte del país por un mejor escenario climático respecto de la campaña pasada.

-SC: ¿La cebada cede por este avance del trigo?
-EC: Sí. En concreto, va a registrar una redistribución del área: un detrimento en zonas de buenos potenciales pero una expansión en áreas más marginales. No obstante, las cifras son altas comparada con 10 años.

Desde la Bolsa se contempló que los cultivos se harán con una mayor inversión en insumos: de 4% a 7% más de uso de fertilizantes (dependiendo del contexto climático); 3% a 5% más de fungicidas y de 3% en el uso de semillas.

El paquete tecnológico indica que se mejorarían los niveles de fertilización y también de uso de tecnología, por ejemplo la aplicación de fingicidas. Sin embargo, la nueva campaña tendrá un escenario climático favorable en el corto y mediano plazo pero precios que están 10% por debajo de la precampaña anterior. Igualmente, el economista Agustín Tejeda destacó que “el trigo junto a la soja de segunda continúan siendo la opción más redituable para los productores”.

La Bolsa de Cereales también midió el impacto que tuvo la fijación en septiembre de derechos de exportación. “Sin las retenciones, la campaña 2019-20 podría haber llegado a una superficie de 6,7 millones de hectáreas y a una producción de 1 millón más de toneladas”, apuntó Tejera.

“INACEPTABLE”. La polémica que desató el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, al anunciar una compra 750.000 toneladas de trigo extra Mercosur (concretamente a Estados Unidos) provocó una de las reacciones más fuertes en el lanzamiento de la campaña de fina en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. “Es inaceptable”, disparó el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y del Centro Exportador de Cereales Gustavo Idígoras.

No fue una buena señal para fortalecer el Mercosur. Argentina pagó en muchos sectores industriales para eliminar barreras de acceso a los productos brasileños, en tanto que Brasil pagó también, entre otros productos con el trigo. Por lo tanto, cualquier negociación que quiera hacer de manera externa en el trigo debe negociarlo con la Argentina”, argumentó Gustavo Idígoras. Brasil, por su parte, pretende comprar trigo a Estados Unidos sin arancel.

Cabe recordar que el vecino país es el segundo importador mundial de trigo y produce tan sólo el 40% del trigo que consume. Lo que lo coloca en una situación de desventaja puesto que necesita salir a comprar grano. El tan mentado acuerdo Bolsonaro – Trump por el ingreso del cereal norteamericano a tierras brasileñas genera ruido en la comunidad agropecuaria local, puesto que más allá de este tema en concreto habla de la vocación de Brasil por privilegiar la relación bilateral con el país del Norte, antes que con el Mercosur. Algo que Argentina ha intentado sostener, pero que cada vez peligra más. Mas allá del buen clima, con esta incertidumbre también se sembrará el cereal de la campaña 2019/2020.

Por Gabriel Quaizel para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *