Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

24/03/2019

Viaje por la desconocida Buenos Aires

El periodista Leandro Vesco escribió un libro donde recopila historias de protagonistas pequeños pueblos que forman parte de la historia grande del territorio bonaerense.
La ONG "Proyecto Pulpería" trabaja en la recuperación de pequeños pueblos.

Extensa y maravillosa, la provincia de Buenos Aires sorprende a cada paso porque es tierra que funde historia, tradición gaucha, inconfundibles paisajes, ricas tierras y tentadoras propuestas turísticas. También combina sierras, mar, pampa, ríos, delta, lagunas y la magia de ser urbana y rural por excelencia.

Leandro Vesco es periodista, fundador y actual presidente de la ONG Proyecto Pulpería que trabaja en la recuperación de pequeños pueblos. Este hombre inquieto, sensible, con gran capacidad de escucha y aguda mirada de la realidad ha logrado visibilizar sentires, pesares, alegrías y emociones de quienes eligen vivir de manera simple y rodeados por la autenticidad del terruño.

En su libro “Desconocida Buenos Aires” con impecable prólogo del reconocido periodista Mario Markic propone un viaje sin GPS, dejándose llevar por la tierra y los carteles oxidados recorriendo caminos rurales rodeados de cardos y cortaderas quienes conducen al encuentro de imágenes propias de un sueño: pueblos recostados sobre el interminable Mar Argentino, viejas pulperías y almacenes de ramos generales, postas donde suenan todavía lejanas charlas abrazadas a paredes que resisten el paso del tiempo.

Leandro Vesco comentó a PERFIL que “el libro es una obra que resume doce años de viajes por caminos rurales con el objetivo de conducir al lector a pequeñas localidades olvidadas en el mapa provincial. Las historias que integran el libro ‘Desconocida Buenos Aires’ han tocado una fibra de emoción, la gente lo ha hecho suyo, como un fetiche. Las ventas han superado todas las expectativas y se ha transformado en una guía hacia la identidad del ser bonaerense y el turismo rural. La diputa provincial Marisol Merquel presentó un proyecto donde pide sea declarado de Interés Provincial. Para mí es muy importante que represente un aporte a la cultura bonaerense”.

Nélido Merigge nació en Italia, parece un joven con cuerpo de viejo y contagia vitalidad y optimismo. Su casa siempre está abierta para quien quiera compartir un almuerzo o cena. Anda en bicicleta por el pueblo y su peluquería que tiene ocho décadas en el centro de reunión. Cerca de los 100 años afirma que es el hombre más feliz de la Argentina. La Chiquita es llamada por Vesco “la playa de la soledad”. Silenciosa y solitaria, con fina arena y mansos médanos alfombrados con suculentas de mil colores, es el destino elegido por pocos, sobre el Mar Argentino, en el partido de Villarino. Cura Malal, una construcción silenciosa con pocos habitantes que comparten el sueño de preservar el pueblo invita a la pulpería La Tranca, el centro cultural y usina de ideas en el viejo almacén reciclado por Mercedes Resch. Pablo Novak es el último habitante de Villa Epecuén, tiene 88 años y vive de ausencias porque todo el mundo y la vida que conoció han desaparecido. En dieciséis días el agua lo cubrió todo y él, junto a un puñado de vecinos, ayudaron a vaciar el pueblo para llevarlo a Carhué.

Hoy Pablo es el único ser vivo que deambula confundiéndose con las sombras en un paisaje teñido por el agua salada. “Todas las familias se fueron y de a poco me fui quedando solo” afirma mientras pasea en su oxidada bicicleta, único medio de transporte. Y hay mucho más, más historias contadas desde el alma, relatos que arrancan una sonrisa o quizá esa lágrima de la emoción.

“Este primer libro de Leandro Vesco abunda en personajes excéntricos y sitios que parecen salidos de la ficción literaria. Pueblos donde llegan cartas, donde lo digital pierde todavía la batalla frente a la tinta, almacenes donde aún se anotan las deudas en libretas mensuales. Bienvenido Leandro quien viene a rescatarnos esa magia oculta en este libro emotivo e inolvidable” escribe Mario Markic en el prólogo.

Celebración de Argentino Luna. Los versos “Mire qué lindo es mi país paisano”, “Si nací en un rancho no lo vi’a negar”, “No lloro el recuerdo porque yo no olvido”, “Olvida niña que un día” y muchos otros forman parte de las inolvidables canciones de Argentino Luna y fueron pintados en las calles de la ciudad de General Madariaga para que los madariaguenses descubran dónde se encuentran. De esta manera pueden homenajear a su hijo dilecto, referente del canto surero.

La “Semana de Argentino Luna” brilló en su Pago gaucho con propuestas para locales y también visitantes, con la presencia de sus hermanos, hijas, nietos y un bisnieto. Ofrenda floral frente al busto en el Palacio Municipal, Exposición de la Muestra Itinerante del Museo Histórico en la Casa de la Cultura armada con frases y extractos de canciones, entrevistas y relatos en primera persona, Festival folclórico en el Paseo del Bicentenario y un recorrido por los sitios donde el cantor pasó su niñez y adolescencia fueron algunas de las actividades para recordar otro aniversario de su fallecimiento, el 19 de marzo.

El sábado 23 de marzo fue el gran cierre de este homenaje con espectáculos por las calles de la ciudad donde los asistentes disfrutaron de danzas, música, guitarreadas y la auténtica tradición en General Madariaga.

Por Bettina Cucagna para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *