Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Agricultura

12/03/2019

Adelantarse al Cambio Climático

Cómo puede llover de aquí a 20 años y qué granos sembrar. Agroindustria elaboró mapas del riesgo agrícola proyectando escenarios de cambio climático.
Los mapas de la ORA se basaron en un escenario con mayor emisión de gases GEI y otro con una emisión moderada. Las proyecciones son las estimaciones de mayores o menores lluvias en cada región.

Las secretarías de Agroindustria y de Ambiente y Desarrollo sustentable de Argentina presentaron el trabajo “Mapas de riesgo de déficit y excesos hídricos en los cultivos según escenarios de cambio climático, el cual contiene las proyecciones de lo que puede llegar a llover –o del agua que va a faltar- en cada región de interés agrícola de la Argentina.

Los mapas muestran el “riesgo” de cada cultivo y, por lo tanto, permiten establecer políticas de planificación territorial, por ejemplo identificando las áreas con disminución de riesgos o la promoción de técnicas de manejo de cultivos o siembra de variedades adaptadas a las condiciones futuras en las zonas donde el riesgo se prevé en aumento.

Los técnicos de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA ), dependiente de Agroindustria, fueron los encargados de realizar el trabajo sobre 5 cultivos principales: soja, maíz, trigo, girasol y algodón. La ORA monitorea desde hace varios años las reservas de agua en el suelo, mediante un modelo de balance hídrico (que incluye características de los suelos, diferentes fechas de siembra de los cultivos y los requerimientos en cada fase productiva) y con esto realiza mapas de riesgo de déficit y excesos hídricos.

“¿Concretamente qué presentaron ahora?” consultó Super CAMPO a la coordinadora de la ORA, Sandra Occhiuzzi. “Presentamos el mapa según el escenario de cambio climático, es decir el riesgo que tendrá un cultivo entre 2019 y 2039 midiendo el impacto de los gases de efecto invernadero: en qué zonas van a aumentar y en qué zonas van a disminuir esos riesgos”. Se tomaron dos escenarios de cambio climático: uno de emisiones moderadas de gases de efecto invernadero y otro más extremo, y se evaluaron con la tendencia actual de emisiones. “Lo más interesante del trabajo es que no hay una mala noticia para tal zona o para tal cultivo. Con estos mapas lo que se puede ver es que el riesgo puede aumentar para alguno y disminuir para otro”.

“Se proyecta, por ejemplo, que en los noviembres del futuro va a llover más que en el pasado en el Litoral argentino. Pero no es la foto de lo que va a pasar en noviembre de este año; es una proyección de lo que podría pasar dentro de los 20 años”, describió.

La responsable de la ORA aclaró que “estos mapas tienen utilidad para los decisores de políticas, los asesores, las compañías aseguradoras o los semilleros que quieren hacer adaptaciones de variedades. No es tanto una herramienta para el productor agropecuario porque el horizonte de éste no es el cambio climático dentro de 20 años”.

POLÍTICAS PÚBLICAS. Las proyecciones se basaron en los estudios sobre el clima en el futuro que hizo la Tercera Comunicación Nacional, un espacio creado por la Secretaría de Ambiente para la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático. Presentado a mediados del año pasado el estudio prevé modificaciones importantes en la cantidad y distribución anual de la lluvia y en las temperaturas en vastas zonas productivas.

El mapa fue elaborado en el ámbito de la Subsecretaría de Agricultura de Agroindustria. El subsecretario Luis Urriza aseguró que con esta herramienta “se podrán llevar a cabo políticas orientadas a la intensificación de las rotaciones y al empleo de cultivos de cobertura y de servicios, teniendo en cuenta los períodos de exceso de agua que son esperables en la pampa húmeda”. El funcionario bajó el tema a casos concretos: “Se observa que en una gran parte de la región de la pampa húmeda habrá más lluvias otoñales. Previendo eso, el productor puede cambiar fechas de siembra, adaptar la rotación de cultivos; por su parte, el Estado va a analizar cómo ayudar con la logística; y la ciencia como puede contribuir para que haya cultivos que tengan más resistencia a enfermedades de fin de ciclo”.

PRODUCCIÓN Y AMBIENTE. Las principales características y beneficios de los “Mapas de riesgo de déficit y excesos hídricos en los cultivos según escenarios de cambio climático” fueron presentados por los secretarios Luis Etchevehere (Agroindustria) y Sergio Bergman (Ambiente) en la sede de Agroindustria frente a los actores del sector (Crea, Aapresid, Maizar, Asagir, Coninagro y los ministros provinciales Leonardo Sarquís y Alicia Ciciliani). “Tenemos que llevar adelante soluciones técnicas para que Argentina siga siendo un proveedor confiable de alimentos con esta nueva realidad, y decirle a nuestros clientes que a pesar del cambio climático, el país adapta su producción de una manera amigable con el ambiente y reduciendo los gases GEI”, expresó Etchevehere.

El secretario aseveró que “el cambio climático es una realidad” por lo cual “es fundamental fortalecer los sistemas de información para que el productor pueda mejorar la gestión de los riesgos climáticos y que las empresas desarrollen instrumentos tecnológicos más útiles ante los nuevos escenarios”. Bergman destacó que el desarrollo económico “no puede hacerse a expensas de dañar el ambiente ni la salud de la gente por lo que hay que validar las buenas prácticas”. En tal sentido señaló la necesidad de que “haya una ley de cambio climático para que el Gabinete Nacional de Cambio Climático sea una política de Estado que nos supere a nosotros en esta administración”.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *