Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

16/02/2019

Estiman una cosecha de soja de 52 millones de toneladas

A pesar de los excesos hídricos que se restaron 1 millón de ha, los cultivos que superaron la crisis muestran un buen estado y muestran rendimientos que están por encima de las estimaciones anteriores.
RENDIMIENTOS. Se prevé que a nivel nacional el promedio será de 30,8 quintales por hectárea. Lidera Santa Fe con 34,6 quintales.

De acuerdo con la última estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario, se estima que se cosecharán 52 millones de toneladas de soja, dos millones más con respecto a la previsión que habían realizado diciembre, a pesar de haberse perdido 700 mil hectáreas por excesos hídricos y 300 mil más que no pudieron sembrarse. Es decir que los excesos hídricos que se produjeron en los últimos tres meses restaron un millón de hectáreas a la oleaginosa. De esta manera, se cosecharía un 49% más en volumen con respecto a la campaña pasada.

El informe de la BCR da cuenta que exceptuando los lotes afectados, en buena parte de la provincia de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y  Buenos Aires los cuadros de soja se encuentran en buenas a muy buenas condiciones, prevaleciendo un crecimiento activo. Los lotes más avanzados están transitando el llenado de semilla. Mientras se intensifican los controles de plagas y enfermedades, el resto comienza a transitar el período crítico sin mayores inconvenientes
por las reservas de agua acumulada. Las sojas de segunda están en una situación más crítica, hay severos problemas de manchones sin plantas y gran cantidad de cuadros en condiciones regulares y malas en buena parte del este productivo de la región pampeana.

Desde la BCR afirman que “las condiciones bajo las cuales empezaron a definirse los rendimientos a nivel nacional permiten estimar un promedio de 30,8 qq/ha a nivel nacional”. En cuanto a los rendimientos provinciales, las estimaciones muestran valores muy superiores con respecto a los que se dieron en la campaña pasada. Buenos Aires alcanzaría los 31,2 quintales, mientras el año pasado promedió 21,3 qq/ha. Córdoba está prácticamente al mismo nivel, se estima para la soja 18/19 una marca de 31,3 qq/ha; el año pasado el guarismo era de 20,3. Santa Fe tras la sequía que condicionó la marca provincial, limitándola a 25,2 qq/ha, en cambio ahora, la oleaginosa se conduce a los 34,6 qq/ha.

Los técnicos de la entidad rosarina afirman que hay muchas dudas sobre las siembras de segunda que son las que encabezan las condiciones regulares y malas. En contraste con los excesos, en el sudoeste bonaerense empieza a tomar protagonismo un pulso seco que mantiene sin lluvias a numerosos cuadros de soja desde hace casi un mes.

Se consolida la campaña de maíz. La Bolsa de Comercio de Rosario estima que con un rendimiento récord de de 82,3 qq/ha a nivel nacional, se estima que la producción de maíz llegará 46,5 millones de toneladas en la campaña 2018/19, superando en un 45% el volumen cosechado durante la temporada anterior.

Es destacable el estado de los cultivos de Córdoba. Las expectativas provinciales van en suba, ascendiendo 5,4 quintales por sobre la marca del mes pasado, con 91,6 qq/ha. Entre Ríos sube 3 qq/ha, pasando a un nivel de rinde unitario de 75 qq/ha. En Buenos Aires, también se espera una mejor cifra con 2,5 quintales más. El rinde bonaerense trepa a 83,5 qq/ha. Santa Fe se mantiene liderando el pelotón, con 98,2 qq/ha, subiendo en este mes 1,7 quintales. En la región central los maíces de segunda, aceleran su desarrollo y mejoran sus condiciones tras las dificultades en la implantación. Todo esto permite mejores expectativas de la campaña, arrojando 2,5 millones de toneladas de producción más que hace un mes. Sin cambios en el hectareaje implantado, se mantienen los guarismos de siembra de 6,66M de ha, y una superficie destinada a grano comercial de 5,66 M de ha.

En cuanto al estado de los cultivos, los maíces sembrados en fechas tradicionales cumplieron sus etapas finales sin limitantes hídricas en la región pampeana. Los maíces tardíos y de segunda, pese a los problemas en su implantación, mantienen altas tasa de crecimiento, con requerimientos en aumento por lo que serán necesarios nuevos aportes de agua. De todas maneras, prevalecen las muy buenas condiciones y no hay problemas importantes de enfermedades o plagas que inquieten.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *