Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

09/02/2019

Crecieron 81,7% las exportaciones de carne

Durante 2018 se enviaron al exterior unos 355,9 mil tn de carne vacuna, con ingresos por 1.963 millones de dólares. Los principales destinos fueron China y Rusia.
ESTADÍSTICA. Los envíos de carne vacuna al exterior durante 2018 fueron los más altos con respecto a los 9 años anteriores.

De acuerdo con un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), durante 2018 se exportaron 355,9 mil toneladas de peso producto (pp) de
carne vacuna, es decir 81,7% más que en 2017 (+39,1 mil tn pp). En total se colocaron en el exterior 556,6 mil toneladas de res con hueso (r/c/h) durante el último año.

De esta manera las exportaciones certificadas en 2018 fueron las más elevadas de los últimos nueve años. En tanto, los ingresos por las ventas al exterior equivalieron a 1.963,3 millones de dólares y resultaron 51,3% superiores a los verificados en 2017. El precio promedio se ubicó en 3.527 dólares por tn r/c/h y quedó 15,2% por debajo del promedio de 2017”.

En 2018, China fue el principal mercado para las exportaciones de carne vacuna argentina. En total se embarcaron a este destino 206.607 tn pp de carne vacuna en los últimos doce meses, es decir 115,2% más que en 2017. “Eso quiere decir que en el último año China compró 5,6 de cada 10 kilos de carne vacuna exportados por los frigoríficos argentinos. Las ventas al país asiático generaron ingresos por 861,5 millones de dólares el año pasado”, indicaron desde Ciccra.

Rusia subió al segundo lugar del ránking en 2018, con una variación de 703,7%. A este país se exportaron 42.380 tn pp de carne vacuna congelada, es decir 11,5% del total. Chile fue el tercer destino de exportación para la carne vacuna argentina. A Alemania se enviaron 24.942 tn pp en 2018, es decir 11,6% más que en 2017.

En lo que se refiere al primer mes de este año, la faena de hacienda vacuna se ubicó en 1,05 millones de cabezas. El nivel de actividad resultó inferior con respecto a diciembre y enero de 2018. De acuerdo con el informe de Ciccra, “la menor oferta se habría explicado por los problemas climáticos que dificultaron la llegada de los animales a la Industria. Asimismo, la participación de las hembras en la faena total alcanzó un nivel similar al observado en los eneros de 2008 y de 2009, período en el cual el sector transitó la peor fase de liquidación de hembras de las últimas décadas”. La participación de las hembras en la faena total llegó a 47,8% en el arranque del año, es decir 3,2% por encima de enero de 2018.

Reclamo por el peso mínimo de faena. La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) emitió un comunicado reclamando la eliminación del peso mínimo de faena (que en la actualidad está fijado en 270 kilos) “si se pretende expandir y acrecentar el negocio ganadero. Desde Carbap siempre nos hemos opuesto a este tipo de intervenciones y regulaciones del Estado, medidas estas que no solo complican la operatoria de la cadena comercial sino que también limitan el poder de decisión que tienen los productores para adaptarsea producir ante la variabilidad de escenarios climáticos a os que deben enfrentarse”.

Como solución, desde la entidad gremial estiman que si desde el Estado se pretende aumentar la productividad, “debe propiciar medidas que no solo la beneficien sino también la hagan posible, ya que producir más kilos de carne por cabeza requiere mejor alimentación y más tiempo de engorde”.

Para incentivar la producción de carne, desde Carbap proponen que se otorgue un beneficio impositivo en base a los kilos producidos por encima de determinado peso, que podrían ser 450 kilos por cabeza. “Una medida de este tipo no tendría costo fiscal dado que aplica sobre kilos que hoy no se producen”, se sostiene en el comunicado y agrega: “Debemos recodar que en los últimos años hubo regulaciones del Estado que afectaron a la ganadería y tuvieron graves consecuencias impensadas que no habían sido calculadas por sus mentores. Nadie puede asegurar que el mantenimiento del peso mínimo de faena no va a repercutir en forma negativa sobre la economía de los productores, principalmente los criadores”.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *