Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

18/04/2017

Nuevo proyecto para frenar la triquinosis en áreas periurbanas

San Vicente y Lomas de Zamora trabajan en la instalación y puesta en funcionamiento de un laboratorio para detectar la enfermedad porcina. Por Federico Guerra.
FOTO: Senasa.

La iniciativa busca prevenir la salud de la población para minimizar la incidencia de triquinosis, enfermedad zoonótica que se trasmite cuando se ingiere carne de cerdo infectada que no ha sido convenientemente cocida. En suma, se busca mejorar la calidad de alimentos que consume la población, destaca el municipio.

Leonardo Davies, jefe del INTA AMBA San Vicente, indicó que estas iniciativas son “una posibilidad concreta de apuntalar la labor de los productores familiares que son quienes trabajan cotidianamente en el sector productivo dentro de cada uno de los territorios”.

Puntualmente, con la puesta en marcha de un laboratorio local se contribuye a disminuir la incidencia del parásito en los chacinados debido a que los productores–elaboradores pueden acceder de manera sencilla y práctica al mismo.

Davies remarcó: “La producción de alimentos del AMBA tiene 14 millones de potenciales consumidores. Por eso es clave que apoyemos la producción de alimentos del Conurbano bonaerense; productos que están más cercanos, más a la mano y que generan precios más accesibles ya que posibilitan que lo producido llegue a la mesa con menos costos de fletes que encarecen su valor”.

Juan Manuel Bracci, director de Producción Rural y Actividades Agropecuarias del municipio de San Vicente, afirmó que este proyecto, que suma aportes del Ministerio de Agroindustria de la Nación, “fue gestado a partir de la necesidad de finalizar un laboratorio que permita realizar el análisis de triquinosis gratuito. Es de destacar que no se cuenta con ningún otro con estas características”.

Recientemente Gustavo Montaldi, técnico del Laboratorio Central del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, en un taller realizado por la Mesa de Desarrollo Rural de Almirante Brown, de la que también participa el INTA AMBA, explicó a los productores que en triquinosis “la mejor vacuna es la prevención”.

Montaldi enumeró los principales factores de riesgo para que los cerdos puedan contraer triquinosis: alimentarlos con residuos, falta de higiene y ubicación geográfica como puntos que contribuyen a la presencia de roedores. A esto debe sumarse la faena, que en muchas ocasiones se realiza sin un debido control veterinario.

Vale considerar que esta enfermedad surge, entre otros puntos, en lugares con falta de higiene.

Nota aparecida el sábado 15 de abril en el Suplemento SuperCAMPO, de Diario PERFIL. ¡Suscribite!

 

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario