Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Cocina

16/01/2020

10 tips para consumir carne de manera segura

La OMS elaboró sugerencias para evitar el riesgo de contraer enfermedades de origen alimentario.
Los precios de la carne vacuna aumentaron menos que la aviar y porcina.

Para evitar la contaminación de los alimentos la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió una serie de sugerencias generales cuya aplicación cotidiana reduce considerablemente el riesgo de contraer enfermedades de origen alimentario. Los mensajes que se presentan a continuación están referidos en forma específica al consumo de carne “segura”

1. La carne debe conservarse con frìo, compre en un supermercado o carnicería confiable. La carne que no ha sido refrigerada o congelada es susceptible a la descomposición y contaminación, por ello debe comprar en puntos de venta confiables y responsables que garanticen la cadena de frío. 
2. Cocínela suficientemente; la cocción adecuada garantiza la destrucción de bacterias. Si quedan partes crudas hay riesgo de que se desarrollen microorganismos patógenos. Asegúrese de que esté completamente cocida; se debe prestar especial atención a las piezas grandes y a las preparaciones con carne picada; los jugos deben ser de color claro, no rojo; los jugos rojos indican falta de cocción. 
3. Consúmala inmediatamente después de la cocción. Dicho procedimiento evita la proliferación bacteriana. No debe conservarse la carne cocida fuera del refrigerador. 
4. Cúbrala y protéjala con un paño o plato limpio. Ya sea si coloca la carne en la heladera como si queda unos minutos expuesta a temperatura ambiente. Si ocurre esto último, protéjala para evitar que el polvo u otro elemento contaminante se depositen sobre la misma. Evite toser o estornudar sobre el alimento.
5. No deje carne cerca del horno o ventanas, sobre una mesada donde dé el sol o en lugares con altas temperaturas y húmedos. La temperatura ambiente superior a los 25º C, la luz solar y la humedad son los principales enemigos de la buena conservación. La mayoría de las bacterias responsables de las ETA (enfermedades transmitidas por alimentos) tienen una temperatura óptima de crecimiento de 37º C.
6. Refrigérela si no la va a consumir en el momento. Si no la va a cocinar o consumir enseguida, colóquela en la heladera. La carne cruda puede conservarse durante un máximo de 48 horas. Si la guarda en el freezer se puede conservar hasta 12 meses (siempre coloque una etiqueta con la fecha de compra), se la puede fraccionar en porciones y envolver en bolsas limpias. Cuando se retira del congelador para su cocción es importante hacerlo con un día de anticipación y en la heladera; no a temperatura ambiente. No se aconseja volver a congelarla una vez sacada del freezer porque pueden producirse alteraciones en su composición y contaminarse. 
7. Caliente la carne cocida de manera completa. Antes de consumir carne cocida que fue refrigerada se debe calentar a altas temperaturas. La mejor manera de hacerlo es a fuego mínimo durante el tiempo necesario para que el interior quede muy caliente. Si se trata de un plato con carne que se va a consumir frío, es conveniente hacerlo apenas se retira de la heladera. 
8. Evite el contacto entre alimentos crudos y cocidos, ya sea durante la conservación como la preparación. La carne cocida puede contaminarse por el contacto con alimentos crudos o bien otros alimentos cocidos contaminarse por el contacto con carne cruda. Es lo que se denomina contaminación cruzada directa. También es importante no usar para alimentos cocidos los utensilios (cuchillo, tabla de picar) que se utilizaron para preparar alimentos crudos. En este caso se trata de contaminación cruzada indirecta. Coloque los alimentos cocidos o listos para consumir en los estantes superiores de la heladera y los crudos en los inferiores. 
9. Asegúrese de una correcta higiene personal durante la preparación como así también del lugar donde cocina. El correcto lavado de manos es primordial. Los utensilios, la mesada, los paños, pisos y paredes de la cocina son fuente de contaminación; deben limpiarse y desinfectarse frecuentemente con agua, detergente, jabón y lavandina). 
10. Mantenga el alimento fuera del alcance de insectos y animales domésticos. Los insectos contaminan no sólo los alimentos que eligen para posarse sino también aquellos con los que toman contacto a su paso. Los animales domésticos pueden contaminar con los pelos o bien sus patas si se apoyan en la mesada de trabajo.

Fuente: IPCVA

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *