Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

05/10/2019

La soja bien fertilizada puede rendir 30% más

La productividad sojera puede aumentar a partir de una nutrición del cultivo con altas dosis de fósforo. Desde la Asociación Fertilizar AC proponen una estrategia combinada con la inoculación.
ALTA FERTILIZACIÓN. Según el presidente de Fertilizar, Jorge Bassi, la Argentina podría lograr 6 millones de toneladas adicionales soja.

La Asociación Fertilizar AC realizó una jornada sobre la importancia de la fertilización en el cultivo de soja. Según el especialista Martín Díaz Zorita, el manejo de la nutrición explica brechas de hasta el 30% de la producción de soja argentina. En la actualidad, se hace fertilización en el 57 por ciento de la superficie sembrada con soja. “El uso está generalizado pero nos tenemos que preocupar porque no cubrimos la demanda para la producción”, comentó Díaz Zorita. “En el cultivo de soja se está reponiendo no más del 10% de lo que se extrae, mientras que en trigo el nivel es del 90% y en maíz entre 55 y 60%”, agregó el técnico.

El especialista comentó que los suelos de la región pampeana tenía 20 ppm de fósforo hace 7 años- “Se podía producir soja sin necesidad de fertilizar en forma alta, y cultivar trigo y maíz con ajustes moderados. Hoy ese valor está en 15 ppm y ya no podemos producir maíz ni trigo en más del 60% de esos lugares no podemos producir soja sin fósforo. En todas las regiones vemos disminución de los niveles promedio de fósforo, el nutriente más importante que le da energía a todos los cultivos. Ese cambio implica que en más del 60% de nuestra área no puede alcanzar su potencial si no va acompañada de una mejora en su manejo”.

En los últimos años hubo grandes adelantos a medida que avanzó el tiempo, la producción del cultivo mejoró incorporando tecnología con mejores variedades, manejo de fecha de siembra y la práctica de la inoculación acompañó de forma equivalente a la tendencia. “El 8% de lo que se cosecha está explicado por un buen manejo la inoculación y el nitrógeno está cubierto con ese manejo”, sustuvo Díaz Zorita. “Cuando hacemos un mal manejo de la inoculación, la respuesta al uso de fertilizantes es escasa. El buen manejo de inoculantes permite duplicar la respuesta del cultivo de soja a la fertilización con fósforo y azufre, pasando de 370 kg/ha a 740 kg/ha promedio”.

El presidente de Fertilizar AC, Jorge Bassi, sostuvo que “podrían lograrse 6 millones de toneladas de producción fertilizan con dosis altas en todos los lotes que están en un nivel intermedio y bajo de fósforo. El productor debería abrir la cabeza y fertilizar una franja del lote con una dosis muy importante y notar las diferencias. Cuando hace eso, el productor se sorprende al ver que en su lote podría obtener 600 kilos más de lo que estaba obteniendo con una dosis baja o a veces sin fertilizante. Ese salto hacia arriba en rendimientos es algo que el productor no debe dejar de probar en su campo. Entiendo que está arriesgando capital, que la fertilización debería subir todos los años, pero no podría dejar de tener ese conocimiento. Hoy la soja tiene más potencial y no lo estamos aprovechando y ese conocimiento le proponemos al productor que lo pruebe en su lote”.

Alejandro Palacio, es administrador de un campo de la zona de Salto, provincia de Buenos Aires y socio fundador de la empresa Sampa Semillas y mostró la trayectoria del establecimiento desde que comenzó su gestión hace 20 años.

Hoy el productor bonaerensehace un manejo diferenciado según los ambientes basado, ya que “cada ambiente empieza a cambiar su margen bruto por la eficiencia en el uso e los recursos. A la soja hay que entenderla porque tenemos muchos grupos y variedades, por lo tanto el conocimiento que tenemos del ambiente nos permite determinar qué variedad nos permitirá determinar el potencial. En los años buenos capitalizás la diferencia y en los malos uno puede pasarlo mejor”.

Por Luis Machado para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *