Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

AgroAgenda

24/02/2019

Disfrutar a pleno el tiempo del carnaval

El país ofrece una diversidad de propuestas para gozar de esta fiesta que se conmemora 40 días antes de la Semana Santa. Colorido, música y disfraces para todos los gustos.
CARNAVAL. Los pueblos rurales también esperan la llegada del carnaval.

La siembra está terminada. Se viene la espera y pedir que sea próspera la cosecha. En los 40 días antes de la Semana Santa, muchas provincias se preparan para recibir la alegría del carnaval. Ciudades, pueblos rurales, grandes urbes apuestan al color, la alegría, el baile y la magia de las comparsas.

Desfiles, disfraces estrambóticos y exuberantes fiestas serpentean por las noches del mundo entero: Mardi Gras de Nueva Orleans; Venecia, Santa Cruz de Tenerife, Río de Janeiro, Niza, Copenhague, Notting Gill, Oruro son los mejores destinos de carnaval. En Argentina el festejo es en cada lugar, motivo de encuentro y diversión.

La ciudad de Corrientes es la “Capital Nacional del Carnaval” donde pueden reconocerse dos etapas claramente diferenciadas: el Carnaval de los Barrios y el Carnaval de las Comparsas, cuyas primeras manifestaciones se produjeron en 1961, con el famoso Carnaval Correntino, espectáculo comparsero que fue creciendo hasta adquirir el carácter teatral, con coreografía y musicalización.

Los desfiles tienen lugar en el Corsódromo “Nolo Alias”, con capacidad de 30.000 personas y las mayores comparsas, con más de mil quinientos integrantes y el lujo reconocido mundialmente. Sapucay, Ara Berá, Copacabana Arandú Beleza y las Agrupaciones Musicales Samba Show, Samba Total, Imperio Bahiano, Kamandukaia y Sambanda son el deleite de quienes eligen a los correntinos para saborear el carnaval. Con el permiso de la Madre Tierra, será momento de desatar la algarabía y desenterrar el diablo de la alegría quien brinda permiso, para todo así dicen en Jujuy, la provincia que es un carnaval.

Valles, Yungas, Ramal coinciden con corsos, carrozas, bailarinas al ritmo del pim-pim, con el color de pinturas y trajes típicos. La Quebrada y la Puna abren sus casas y sus corazones para recibir “a propios y ajenos” en los fortines, con invitaciones que datan de tiempos inmemoriales. Cuando asoma febrero, el olor de albahaca se adueña del ambiente. Talco, harina, serpentina, papel picado se confunden con el color de los cerros donde todos son protagonistas. Sábado, domingo, lunes y martes son las fechas de carnaval grande y el sábado y domingo siguiente el “carnaval chico” con el entierro del diablo.

Por su parte, Misiones vive su carnaval ocupando un lugar importante en la agenda. Concepción de la Sierra, San Javier, San Ignacio y Posadas invitan a festejar en las costaneras y lugares transformados en zambódromos e inundados de comparsas con trajes de plumas y lentejuelas, carrozas entre lanzanieves y bombitas de agua. San Ignacio profundiza, además, su cultura e historia a través de las Ruinas de San Ignacio con espectáculos de luz y sonido, museos y el Parque Provincial Teyú Cuaré.

El Carnaval de Gualeguaychú es el espectáculo teatral a cielo abierto más importante de la temporada veraniega del país. La convocatoria se realiza en el Parque de la Estación, un predio ideal donde las comparsas Marí Marí, Kamarr y Ara Yeví serán las protagonistas de un fantástico espectáculo. Las localidades entrerrianas de Concordia, Gualeguay, Victoria y Hasencamp también invitan a disfrutar del brillo, las coreaografías y la magia del carnaval.

El carnaval infantil tiene su trayectoria y son muchas las localidades donde desde hace varias décadas las familias ofrecen espectáculos de color y creatividad en las noches de carnaval. Las Flores, Chascomús, Lincoln, entre otras ciudades, son referentes. Por su parte, los pueblos rurales esperan ansiosos la llegada de las noches de carnaval porque no hay duda que el clima de fiesta se vive en
cada rincón y las carrozas y personajes disfrazados alegran los corazones permitiendo evocar vivencias de antaño. Estamos en tiempos de carnaval y hay que disfrutarlo.

LINCOLN. En la provincia de Buenos Aires, el distrito de Lincoln fue declarado “Capital Nacional del Carnaval Artesanal” de acuerdo a la Ley número 27.404, sancionada en octubre del año anterior. Con 130 años de trayectoria y la técnica de “cartapesta” incorporada en 1928 por el escenógrafo del Teatro Colón, Enrique Alejandro Urcola, este destino bonaerense seduce cada año con el modelado de grandes figuras caricaturescas sobre esculturas de barro, además
de la superposición de trozos de papel con engrudo.

Esta costumbre popular se asemeja al Carnaval de Viareggio, en el norte de Italia, por la calidad de los trabajos. A lo largo de los años surgieron las minicarrozas, las máscaras sueltas y los cabezudos que junto a las carrozas, representan verdaderas expresiones populares y marcan la identidad creativa y colectiva del carnaval linqueño. “El carnaval es una de las celebraciones más genuinas de los pueblos, ya que cada lugar tiene su identidad marcada y la forma de festejarlo. Argentina es un fiel reflejo de este rito pagano, donde el pueblo entra en estado de festejo e igualdad en la sociedad”, comentó en diálogo con PERFIL César Tapia, conductor de las mágicas noches en que se realiza el festejo del carnaval en Lincoln.

Por Bettina Cucagna para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *