Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

03/11/2018

El 76% de los productores piensa que es mal momento para invertir

La Universidad Austral presentó el primer Barómetro Agropecuario Argentino, con pesimismo en la coyuntura y buenas perspectivas para 2019.
CONDICIONANTES. Las contingencias climáticas de la campaña pasada y la falta de financiamiento ponen freno a las inversiones.

El Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, en la “Conferencia Nacional del Agro argentino” dio a conocer la primera estimación del Barómetro Agropecuario Argentino, que mide la confianza y expectativas presentes y futuras de los productores agropecuarios, en cuanto a variables macroeconómicas, sectoriales, instucionales y climáticas.

Consultados por su actualidad financiera, el 53% de las respuestas señaló que la situación financiera actual ha empeorado con relación a un año atrás. El 76% de los encuestados respondió que este es un mal momento para hacer inversiones.

Desde la Universidad Austral indica que esta situación se explica por múltiples factores, como el factor climático que causó una caída importantes de los rendimientos unitarios, producción y por lo tanto ingresos de las empresas para hacer frente a los costos incurridos en la campaña sobre el valor del dólar. “Por otra parte los precios internacionales han bajado como resultado de las grandes cosechas y acumulación de stocks, aunque en la Argentina los precios en pesos han sido en parte compensados con la devaluación de la moneda. Sin embargo el incremento en las retenciones has capturado una parte importante del impacto de la devaluación en los precios en pesos”.

Otro factor importante es el brusco incremento de las tasas de interés que han superado el 70% anual, como resultado de la política de contracción monetaria utilizada como parte de la estrategia para actuar en el corto plazo sobre el valor del dólar pero con efectos sumamente negativos sobre la actividad económica y el acceso al
financiamiento.

Entre los invitados a comentar los resultados de las encuestas estuvo Manuel Ron, presidente de la empresa elaboradora de bioetanol Bio4, quien comentó sobre el financiamiento que “Tenemos que hacer lo que el mundo demande nuestros productos y para eso debe haber inversiones, hay que traformar granos en proteína animal, hace falta capital fijo y de trabajo para invertir, la principal prepreocupación es poder acceder al financiamiento para hacer inversiones. Desde abril que no se emite una obligación negociable en el mercado de capitales argentino. Estamos con algunos proyectos en Renovar con contratos aprobados y firmados y nos cuesta acceder a préstamos, porque no hay fondeo disponible. Ese es el camino para salir del círculo vicioso donde estamos”.

Cuando se les consultó si en 12 meses su operación estará mejor, peor o igual financieramente que en la actualidad, el 48% respondió positivamente. Desde la Universidad Austral mencionan que las buenas perspectivas de la cosecha de trigo, que a pesar de algunas mermas estimadas en los últimos, pronostican una cosecha de millones de toneladas que sin duda generará un importante flujo de fondos para fin de año y comienzos de 2019.

Además, “las perspectivas climáticas para la cosecha gruesa son favorables, lo cual indica que habrá una recuperación financiera con relación al año anterior. Se espera que como consecuencia de las políticas fiscales y monetarias implementadas, se va a lograr bajar la volatilidad del tipo de cambio y progresivamente bajar las tasas de interés ya que existe consenso que el nivel actual de las mismas es incompatible con cualquier nivel de actividad económica y genera serios problemas en la cadena de pagos”.

APUESTA AL VALOR AGREGADO. La “Encuesta Sobre Necesidades del Productor Agropecuario” (ENPA) del Centro de Agronegocios y Alimentos (CEAg) de la Universidad Austral, que se realiza cada tres años, revela tendencias, desafíos, y los hábitos y comportamientos empresariales de los productores agropecuarios. El proyecto ENPA es se hace en asociación con el Centro de Agronegocios de la Universidad de Purdue (EEUU).Entre los resultados, se destacó
la menor intención de producir en tierra de terceros, bajo o nulo crecimiento en el cultivo de soja y alto crecimiento de inversiones en actividades vinculadas a la proteína animal.

El 26% de los productores encuestados indican que invertirán en proyectos de integración. David Hughes, presidentede Argentrigo, consideró que “si habrá tanta producción de proteína, nos tenemos que plantear dónde se va a faenar, elaborar y el mercado. Hay productores que están yendo a agregar el valor como proteína animal y eso necesitará inversiones. Si habrá mucho más de todo, tendremos que ir a mercados afuera y esos mercados tienen niveles de exigencia muy altos. Debemos entender que las exigencias sanitarias, de calidad son altas, tenemos que prepararnos que esa producción de más tienen que estar al mismo nivel de las exigencias de los mercados a los que queremos llegar. Tenemos muchos temas que debemos solucionar nosotros, esas exigencias para jugar en primera división y ya hay productores que están jugando
sus fichas”.

En ese sentido, Gustavo Grobocopatel, del Grupo Los Grobo,
opinó que “en Argentina queremos construir competitividad sobre otros sector es donde son competitivos. Queremos fabricar aviones cuando hay tres o cuatro países. Tenemos que buscar construir algo nuevo que construir, marcar una nueva cancha y no ir a otra donde ya están jugando otros. La bioeconomía es una oportunidad, que tiene que ver con la transformación de un producto en otros, no solo en la tierra sino también en el mar».

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *