Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Ciencia y tecnología

15/10/2018

Ganadería de precisión y collares inteligentes

Un dispositivo de desarrollo local permite monitorear temperatura, movimientos y ubicación del ganado en tiempo real, lo que facilita las tareas del productor.
El collar inteligente es utilizado por productores que tienen cría, recría, invernada, feedlots y productores con ganadería extensiva. Se adapta a vacas, toros, terneros, búfalos, ovejas y especies de todas las regiones.

Hasta hace unos años, la ganadería no contaba con la posibilidad de relevar información en forma instantánea, pudiendo monitorear la fisiología del animal y el comportamiento en tiempo real.

La ganadería de precisión potencia la producción a partir de tareas de recopilación de datos y permite planificar procesos productivos ganaderos. Tanto la administración de lotes de pastoreo, la nutrición del ganado o el sistema de engorde son algunos de los datos que las tecnologías de innovación pueden relevar hoy para beneficiar al productor a largo y corto plazo.

DE PRECISIÓN. Por caso, el collar inteligente MuSensor fue desarrollado por el equipo Campo Preciso (Aquadize SRL), una empresa argentina con más de diez años de experiencia en el desarrollo de soluciones de precisión, telemetría, Big Data, loT y automatización para el agro, bajo normas de calidad ISO 9001. Este sensor/collar soluciona la necesidad del productor agropecuario, sobre todo en ganadería de carne donde los sistemas pastoriles desafían a la productividad final.

El collar inteligente se usa para el seguimiento de animales en tiempo real, mientras releva información clave para la toma de decisiones en los sistemas productivos que maneja cada productor. Australia está desarrollando esta tecnología a campo y, dado que la ganadería local necesita innovar y captar información confiable, este dispositvo fue lanzado este año para monitorear la temperatura, movimientos, rumia y hasta ubicación del ganado. El productor recibe todo tipo de alertas por whatsapp o tablets.

Super CAMPO dialogó con la directora comercial de MuSensor, Laura Vanmorlegan. “Nuestra empresa desarrolla soluciones de agricultura de precisión con más tecnología y automatización. La ganadería aún no acompaña este avance al mismo ritmo y vimos la oportunidad de mercado. Todavía se realizan actividades manualmente de manera costosa y poco efectiva. Para evitar pérdidas en la productividad y problemas, ayudamos al productor a solucionar cualquier tipo de factor que obstruya su actividad y ganancia. Está muy probado su beneficio con aumento en la competitividad”, comentó.

Es valioso para el campo para aumentar la productividad”, dijo Vanmorlegan. “Manualmente, sería imposible realizar este tipo de monitoreo y tener tanta cercanía con el animal. Uno de los usos claves que le dan los productores, es el poder detectar rápidamente cuando el animal está por enfermar, entonces el productor se pone alerta para atacar la enfermedad, prevenir contagios y reducir la mortandad del animal”, agregó.

SISTEMA. “A cada animal se le coloca el collar inteligente y los datos que se monitorean se transmiten por radiofrecuencia a una antena que se ubica en algún lugar del campo. No hace falta que los animales estén cerca de un lugar que de señal satelital o datos 3G para celulares. Pueden estar pastando tranquilos, luego el sensor los detecta y traduce esos datos recolectados. Es una solución y un alivio para el productor ya que permite aumentar aún más su productividad”, fundamenta Laura Vanmorlegan como responsable de la marca. Los datos que se envían a la plataforma online que es la nube de la marca, Campo Preciso Cloud™, se analizan con inteligencia artificial, y se determina si el animal tiene algún valor anormal, enviando reportes y alertas por SMS o whatsapp. La solución del MuSensor incrementa la ganancia del productor por animal, la competitividad de la hacienda y evita hurtos o pérdidas.

PRODUCTORES. Principalmente, los beneficios del uso del collar se nota en los productores tamberos, que tuvieron aumentos en la tasa de productividad de leche, porque al saber cuándo con mayor precisión donde la ventana del celo del animal, el productor aprovecha para sincronizar con un servicio de inseminación artificial y preñar la vaca. Así aumenta su producción de leche. “Los productores se muestran satisfechos por la reducción de mortalidad del animal que, hoy con grandes rodeos, es muy difícil de controlar la sanidad de los terneros. El sistema de monitoreo, al ser en tiempo real, detecta la temperatura o cualquier factor fuera de lo común que altere al animal. Nuestro sistema lo detecta de inmediato y alerta al productor para tomar la decisión correcta, temprana y evitar la muerte del animal”, dijo Vanmorlegan. Asimismo, el collar reduce los costos del operario que aprovecha mejor su tiempo.

BENEFICIOS. Sus desarrolladores resaltan que esta herramienta: Aumenta la tasa de preñez: Al recolectar en tiempo real la temperatura del animal, y otros valores vinculados con su comportamiento, la inteligencia artificial detecta si se encuentra en un período de celo. Incrementa la producción de leche: Al aumentar la tasa de preñez, la producción de leche también crece.

Además, el sistema monitorea valores que influyen en la producción de leche, si el animal se está alimentando bien y la frecuencia con la que descansa. Previene enfermedades, reduce la mortalidad, reduce el uso de antibióticos. No invasivo para el animal: el collar tiene un tamaño cómodo. No necesita ser encendido, ya que reconoce automáticamente cuando está siendo utilizado. Cuenta con una batería de larga duración (2-3 años). Big Data: el sistema elabora pronósticos más precisos, proyecciones y estadísticas, para incrementar la ganancia por animal.

COSTOS. El collar es una solución donde el productor abona un combo: el collar, la antena y plataforma de datos. La empresa se hace cargo del mantenimiento, renovación e instalación del sistema. “A mayor cantidad de cabezas que se desean monitorear, los costos se van reduciendo por cabeza. Incluso, ofrecen beneficios de financiación con varias tarjetas y créditos accesibles con bancos para que se transformen en un rápido recupero de la inversión”, suma Laura Vanmorlegan sobre el servicio que es ideal para la ganancia del productor.

Campo Preciso utilizó los cambios lentos en la ganadería argentina para avanzar en esta tecnificación. “Las nuevas tecnologías pueden incorporarse a este sector, para automatizar procedimientos, tener un monitoreo certero, mejorar pronosticos e incrementar la ganancia por animal”, concluyó Vanmorlegan.

INNOVACIÓN PREMIADA. El Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria, en julio pasado, premió a MuSensor con el Premio CiTA, en la categoría “Producción Animal”. Aspira a abastecer el consumo interno y a mejorar los índices productivos. “La vía ganadera es clave y el productor necesita comercialmente ser cada vez más competitivos a nivel internacional. Sabemos que esta es la forma ideal que tiene el productor de aumentar la competitividad: poder optimizar los procesos, reducir sus costos y aumentar ganancias por animal”, resalta Laura Vanmorlegan como directora del proyecto alentando al productor nacional.

ROBOTIZACIÓN EN COMEDORES. El desarrollo realizado por investigadores del INTA Anguil (La Pampa) también recibió el Premio CiTA de Oro a la innovación en tecnología agropecuaria: se trata de un chip incorporado a cada animal que permite conocer, en tiempo real, el comportamiento y consumo de alimento. Al igual que el trabajo realizado por CAMPO Preciso, los comederos inteligentes buscan conocer detalles del comportamiento animal en un rodeo. Monitorear y evaluar el consumo diario de alimento permitirá a los productores seleccionar los ejemplares más eficientes y, a la vez, diseñar nuevas estrategias para aprovechar el potencial productivo del sistema.

Hace más de dos años que el equipo de robotización junto con el de ganadería del INTA trabajan en este dispositivo. Este año, realizan la primera evaluación de consumo de manera automática del país en un rodeo de 43 toros. “Cuando el animal ingresa al comedor, hay un lector de caravanas que identifica al individuo y, por medio de una balanza, determinamos cuánto comió en ese período de tiempo”, detalló Ricardo Garro, coordinador del laboratorio de robótica del INTA Anguil y aseguró que con esos datos se obtiene información sobre consumos diarios y promedios semanales. Está diseñado para el ganado ovino y bovino, pero se adapta a otro tipo de producciones. Esta tecnología busca mejorar los ejemplares más eficientes.

Por Ángeles Ruiz para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *