Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

16/09/2018

Se contrae el mercado inmobiliario rural

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) organiza su encuentro anual para analizar las perspectivas de una actividad que podría florecer si se da una gran cosecha.
La actividad inmobiliaria rural cayó 15% en julio en la comparación intermensual.

Este año, la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR)* cumple su 7ª año de vida y prepara un encuentro en Buenos Aires. Uno de los hitos que marcó nuestro camino inicial lo constituyó la Ley Nacional 26.737 de creación de un Régimen de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierras Rurales que trajo aparejada la restricción a la tenencia para inversores extranjeros de más de 1.000 hectáreas en zonas núcleo, o su equivalente en otras áreas del país. Ello, sin contar que muchas provincias tardaron varios meses en publicar sus equivalencias (Santiago del Estero y Santa Cruz, especialmente).

También debemos subrayar la inconformidad que aún persiste con diversas jurisdicciones locales que no han hecho un buen trabajo técnico. Además, la primera etapa del blanqueo de capitales no fue lo que esperábamos. En los últimos tiempos enfrentamos la fluctuación de nuestra moneda nacional. El sector inmobiliario rural no es ajeno a diversas actividades que sienten con recelo dichos vaivenes.

Este 2018 está marcado negativamente por la variación en las tasas financieras que no son de ayuda para la generación de trabajo e inversiones genuinas. CAIR elabora mensualmente el índice de actividad del mercado inmobiliario rural en base a los movimientos y operaciones sobre campos, tanto para la venta como para el alquiler. El último resultado en comparación con julio del año pasado marcó un descenso de la actividad del 15%, un valor similar al mismo comparativo inter mensual. La respuesta vuelve a estar referida a las altas tasas financieras que si bien ayudan a la especulación, espantan toda inversión productiva.

El sector inmobiliario rural mantiene un nivel de actividad limitado, similar al promedio del 2017. La mayor actividad de esta campaña agrícola, sumada a la apertura de mercados cárnicos y mejor rentabilidad para algunas de las economías regionales actúan como un aliciente que contrapesa el pobre panorama general, esperando que de la mano de una mejora de la rentabilidad rural se intensifique el mercado inmobiliario.

Luego de un año con récord de sequía e importantes inundaciones, el sector redobla la apuesta proyectando un nivel de cosecha que será récord histórico. Los ciclos biológicos de la actividad rural impiden hacer cambios bruscos de rumbo, siendo la conjunción de los factores de la producción, tierra, capital y trabajo, los que año a año dan inicio a un nuevo ciclo de esperanza y apuesta por el futuro.

En todo este contexto, una vez más, CAIR organizará la Jornada Nacional de Actualización del Sector Inmobiliario Rural 2018, el próximo viernes 21 de septiembre, de 08:30 ha 17:15 horas en el Teatro del Globo de la Ciudad de Buenos Aires. Este quinto encuentro reunirá a un centenar de operadores inmobiliarios de todo el país.

Presidente CAIR*

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *