Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Economía y mercados

05/08/2018

El Bienestar Animal cobra relevancia en los mercados

Crece el nivel de atención de los consumidores sobre el Bienestar de los animales. Esto se relaciona con la salud pública y la seguridad alimentaria. Consultamos y analizamos el panorama actual sobre Bienestar Animal en el país.
M.G Zapiola de IPCVA. asegura que pueden evitarse significativos porcentajes de pérdidas con un buen manejo, tan sólo en el aparte previo al traslado, de hasta el 10%. Son números a evitar en pérdidas de producción y transporte.

Desde el productor hacia las góndolas, diversas entidades, asociaciones y esquemas de certificaciones se han interesado en el incremento significativo del bienestar animal a nivel mundial. Asimismo y cada vez más, el consumidor se pregunta sobre el origen y calidad de lo que consume. Según la Asociación Health Animal, en 2016 se invirtieron u$s 30 mil millones en productos veterinarios para el bienestar animal, aspecto que se traduce en lo que se consume.

La pregunta que surge es: ¿cuánto está dispuesta la demanda a pagar por calidad y cumplimiento de normas de bienestar animal? Al productor nadie le paga nada por tener un certificado que avale sus buenas prácticas ganaderas. Sin embargo, la ausencia del bienestar se ve reflejada en los resultados finales de la producción, en significativas pérdidas de rindes, principalmente en remates, ferias y frigoríficos. Sin el compromiso de los ganaderos, veterinarios, transportistas o los agentes del orden público nada tendrá sentido respecto a la calidad e inocuidad y seguridad alimentaria. Es la demanda del mercado lo que tracciona en las cadenas de valor para que toda norma se aplique.

Un trabajo realizado por la UNICEN-Tandil-IPCVA con frigoríficos, concluyó que se pierden 14.000.000 de kgs de carne decomisados y destruidos por lesiones, golpes, animales enfermos al año. Es una cifra alarmante y una realidad. Aún hoy no se aplica el bienestar animal para evitar estas pérdidas. M.G Zapiola de IPCVA. asegura que pueden evitarse significativos porcentajes de pérdidas con un buen manejo, tan sólo en el aparte previo al traslado, de hasta el 10%. Son números a evitar en pérdidas de producción y transporte.

CERTIFICACIONES. La Asoc. Arg. de Productores en Siembra Directa (Aapresid) desde el Programa de Agricultura Sustentable Certificada, certifican la agricultura y la ganadería extensiva en diversos parámetros técnicos para ser auditables y así lograr un Certificado internacional que es el sello que llega a los supermercados. El bienestar animal se aborda desde auditorias certificadas y no con el sistema de gestión.

PRODUCTOR Y MÉTODOS. Los productores argentinos cuentan con herramientas para medir el bienestar en sus animales como certificadoras que brindan un Sello de Garantía de dicha medición y aplicación. Desde la consultora Rural Check analizan los métodos disponibles. “La misión es ser facilitadores mediante el asesoramiento, convocando al especialista quien indica cómo resolver la problemática del productor. Asesoramos al productor en la implementación de esquemas y brindamos capacitaciones interdisciplinarias del personal con el respaldo documental que diseñó a medida, sustentado en la norma ISO de Sistema de Gestión de Calidad, base ISO 9001:2015 ajustados a cada productor para certificaciones de mejoras y sustentabilidad agropecuaria”, señaló Lic. Delfina Meabe, en su rol de directora responsable de la consultora.

En esta línea de trabajo, Rural Check aplica un “chequeo” para medir el cumplimiento de los requisitos respecto de estas normas que apliquen al productor para certificar. Para ello, se trabajó con dos productores en tres ejes básicos: aplicar planes de sustentabilidad, sociabilidad con proveedores y rescate del aspecto medioambiental que evalúa aspectos de riegos e impactos a tener en cuenta. Se definió un check de bienestar animal bovino para ganadería de carne, que brinda puntos a trabajar y/o capacitarse respecto al bienestar de sus animales. “Nos basamos en el ISO, en el Sistema de medición de la Welfare Quality (Calidad del Bienestar) y en 4 principios de bienestar animal: buena alimentación, buena posada, buena salud y comportamiento apropiado”, señala Delfina Meabe desde el campo. Durante la aplicación del check, se analizaron parámetros en profundidad con el profesional respectivo para determinar con los cambios que deban aplicarse para mejorar el puntaje de bienestar animal a campo.

PUNTOS CRÍTICOS COMUNES. Las pérdidas en kilos por no capacitar a los equipos de trabajo, accidentes laborales en manga y los residuos patológicos que se generan en las mangas y lotes agrícolas de pasturas por las aplicaciones de vacunas y agroquímicos, afectan la salud del hombre, los animales y el medioambiente es un ejemplo claro. Dichos parámetros e indicadores se evalúan con determinada y estado de la producción.

ESLABONES DE LA CADENA. Ricardo Barzola es encargado de Cabaña “Los 5 Ombúes” de Estancia San Carlos de Corazzi SA. Realizó capacitaciones en CREA y conoció a Temple Grandin (Referente Internacional en Bienestar Animal). En dichas capacitaciones, le enseñaron consejos para su equipo de personal a caballo que aplica a diario en el campo. “Recibo indicaciones de profesionales en nutrición y sanidad animal. Admito que aún no contamos con las instalaciones óptimas, ya que cambiarlas para el bienestar implicaría mucho dinero”, aclaró.

Junto a él, Rural Check evaluó cada punto del Bienestar Animal Bovino sobre los 86 toros de esta campaña, incluyendo los que salen cabeza de remate y exposiciones de este año. Arrojó un 70% de requisitos cumplidos, debiendo mejorar aspectos de las instalaciones y disparando inquietudes a consultar a los profesionales en nutrición y sanidad. Pablo Brescia es transportista en General Belgrano de ganado bovino en la zona de Cuenca del Salado, desde el productor a feedlots y frigoríficos de la zona como Gorina. Comentó situaciones de bienestar animal acordes a su trabajo: “En cuanto a la carga del animal. Llevando una jaula de vacas, el animal tiembla y muere en forma súbita. Surge la pregunta de qué pasa con las resoluciones y normativas obligatorias del Senasa y cómo entra la competencia sobre qué hacer cuando un animal se encuentra en esta situación”, se preguntó. El transportista tiene responsabilidad de la carga y descarga, pero cómo van a proceder con ese animal muerto en el frigorífico, o de quien es la responsabilidad, del frigorífico, del Senasa o del productor que la envío con patologías. El objetivo del bienestar es que sea una responsabilidad compartida.

LOCAL. Argentina dispone en el Ministerio de Agroindustria de herramientas de valor agregado como Protocolos de Calidad , brindando “Sello de Alimentos Argentinos”, sin embargo no hay algo específico que represente al bienestar animal a campo, junto al productor. Desde la Dirección Nacional de Sanidad Animal afirman
que aún no existen etiquetados en el país que permitan identificar que los productos provengan de granjas que tienen consideraciones sobre bienestar animal en todos sus niveles. Exceptuando el sello de “Carnes Argentinas”, el cual contempla que los productos cumplan con algunas exigencias sobre bienestar animal durante el transporte y la faena, que van más allá de lo obligatorio según normativa nacional.

Entonces, El Bienestar Animal es un principio fundamental que aplica dentro de la ganadería bovina a varias unidades de negocio de la cadena, comenzando en la cría, dentro de la cabaña, los tambos y el feedlot que tomarán más protagonismo, por las pérdidas que implica en todos los niveles de producción, transporte e industria.

Por Ángeles Ruiz para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *