Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Máquinas y herramientas

29/05/2018

Demanda de Máquinas Grandes

Los productores tienden a incorporar sembradoras con más capacidad de trabajo y realizar la fertilización por separado de la tarea de siembra. La tendencia del mercado de sembradoras se inclina al aumento de las ventas de máquinas para grano grueso.
Dentro del mercado de sembradoras está aumentando la presencia de modelos con el sistema Air Drill, tanto para la siembra de granos finos como gruesos. Asimismo, Con el incremento del ancho de labor, también las tolvas de las sembradoras debieron cambiar para aumentar la autonomía de trabajo.

La tendencia del mercado de sembradoras se inclina al aumento de las ventas de máquinas para grano grueso (monograno) en detrimento del chorrillo. La causa principal es que el productor desea sembrar todo con una sola sembradora grano grueso adaptada a trigo. El aumento del área de trigo, cebada y pasturas recuperará un nicho de mercado de sembradoras específicas en los próximos años.

La aplicación de fertilizante con la siembra será cada día menos decisiva en la compra de una sembradora. Los productores entendieron que el fertilizante que se aplica con la sembradora es en baja dosis y es un fertilizante con efecto arrancador. A futuro, el nitrógeno se aplicará de otra forma y el arrancador en base a fósforo y algo de azufre y ocasionalmente un micronutriente se aplicará en su gran mayoría en soluciones líquidas en la línea de siembra o en microgranulado concentrado.

ANCHO. Atendiendo a los requerimientos de la demanda por capacidad operativa, las sembradoras ofrecen mayores amplitudes a la hora de implantar, con variantes de 1 ó 2 módulos, existiendo modelos de 3 módulos de 24 o 26 surcos a 52,5 cm.En concordancia con el incremento del ancho de labor, la tendencia se volcó hacia las monotolvas de gran capacidad. La mayoría de los diseños tienen tolvas compartimentadas para semillas y fertilizantes. Incluso algunas llegan a estar ubicadas en doble que corten el residuo y no lo
entierren. Por eso se prefieren las cuchillas que provocan menor grado de remoción y una ondulación menos agresiva junto con trenes aptos para trabajar con muchos rastrojos y remover una franja del suelo para favorecer la colocación de la semilla, en algunas siembras de maíz se aconseja el barredor de rastrojo para asegurar el desarrollo uniforme del cultivo.

Apertura de surcos. Se apunta a un mayor despeje de los cuerpos de siembra. De esta manera, la sembradora puede trabajar sobre coberturas excesivamente cargadas, terrenos húmedos y arcillosos. Las unidades de siembra fueron incorporando los paralelogramos para hacer un mejor copiado de los desniveles del suelo y lograr que el cuerpo sembrador reproduzca de manera constante el relieve del lote, lo que redunda en una mejor colocación de la semilla. Para que la carga del tren de siembra sea constante en relación a las irregularidades del suelo, otra variante que se añadió es la de los pulmones neumáticos o sistemas hidroneumáticos. Se han ido incorporando en detrimento de los resortes.

Se sumaron accesorios para cerrar el surco y asegurar el contacto de la semilla sobre el suelo que conforma la cama de siembra, siendo los kit de lengüeta pisa grano lo más difundidos. Los diseños de los chasis que se fueron presentando permiten tener la mayor parte o la totalidad de configuraciones entre líneas requeridas para la siembra de granos finos y gruesos, sin necesidad de mover los componentes del chasis, aunque lo dificultoso está en mover el tren cinemático mecánico, sobre todo si es con cadenas.

Rodados. Las máquinas están equipadas con neumáticos de alta flotación en medida 400, rodado 15,5; atendiendo a la necesidad de reducir la compactación de los suelos. Este aspecto cobró mayor importancia a medida que las máquinas tuvieron mayor peso mediante la incorporación de tolvas de gran capacidad. Las máquinas de nueva generación tienen neumáticos 400, pero en rodado 22,5El acortamiento entre líneas obligó a incrementar la distancia entre semillas en la hilera para mantener la densidad de siembra. Esta operación es más dificultosa con los dosificadores a chorrillo y especialmente con el tipo “Chevrón”. Debido a esta circunstancia, avanzó el uso de dosificadores monograno para la soja. En general, se agrandó el mercado de las máquinas para granos gruesos frente a la contracción del trigo, lo que también contribuye a relegar el sistema de chorrillo. Se pasó a equipos más precisos, con dosificación mecánica grano por grano. Permiten trabajar en soja con distancias menores a 52,5 cm, particularmente 35 cm.

Dosificación en trigo. En los últimos años se lanzaron dosificadores de tipo monograno para implantación de semilla individual. Este aspecto es importante porque implica ahorrar semillas por metro lineal de surco sin afectar la cantidad de espigas por
metro cuadrado.

Kit de granos gruesos. En su momento, muchos modelos de fino/soja sumaron la posibilidad de hacer la distribución monograno para que la sembradora pudiera usarse también en los cultivos estivales.

Despeje y trocha. Las máquinas pasaron a tener mayor despeje y altura. La trocha de las ruedas se hizo más angosta para facilitar su
traslado en rutas y en caminos rurales con desniveles.

Tiro de punta. Es la variante generalizada en el mercado. Su principal beneficio es permitir que los equipos se configuren en forma modular. Si bien la configuración tiro de punta todavía domina el mercado, lentamente va disminuyendo su participación frente a los otros sistemas con plegado tipo libro desde el puesto de comando y que demanda una sola persona.

Autotrailer. Han tenido un proceso de difusión basado en la ventaja de presentar menores anchos en traslados y tener mucha agilidad para pasar de posición de trabajo a transporte. La desventaja consiste en la rigidez de los bastidores y la concentración del peso en un solo eje que limitan el ancho máximo del sistema a 8,5 m.

Air Drill. Superada la etapa inicial en que bastaba asegurar una dosis
precisa, relegando a un segundo plano el tratamiento grano por grano, se pasó a la fase de más exigencias para trigo y soja. Air Drill para granos gruesos. Se empezó a usar este sistema con el auxilio de los dosificadores monograno. Aparecieron las sembradoras llamadas Air Planter, equipadas con sistemas de dosificación neumáticos o mecánicos de placa, montados sobre cada línea de siembra.

Carros tolva. En las Air Drill de desarrollo nacional, la tendencia es dotarlas de carros tolva delante de los cuerpos sembradores. Hay
una nueva alternativa denominada carro sembrador “nodriza”: una tolva acoplada en la parte delantera de la sembradora, que alimenta con aire a la gran tolva de semilla y fertilizante de la sembradora, aumentando la autonomía.

Por M. Bragachini; F. Sánchez; G. Urrets Zavalía; F. Scaramuzza; D. Villarroel y J. Vélez del Área Mecanización INTA Manfredi para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *