Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Agricultura familiar

26/03/2018

La Agricultura Familiar en el Código Alimentario Argentino

La Comisión Nacional de Alimentos aprobó el proyecto que les permitirá a los establecimientos de ese importante segmento económico, simplificar los requisitos para comercializar en todo el país.
Agricultura Familiar. Se simplifican y acortan los trámites para la dar respuestas rápidas a las necesidades de las empresas y cumplir los requerimientos de los mercados, preservando la inocuidad y mejorando la calidad.

Durante la primera reunión del año de la Comisión Nacional de Alimentos, se aprobó el proyecto que promueve la inclusión de los establecimientos de los agricultores familiares en el Código Alimentario Argentino, simplificando requisitos para que sus productos puedan contar con el tránsito federal que les permita comercializar en todo el territorio nacional.

Participaron del encuentro los secretarios de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Andrés Murchinson, y de Regulación y Gestión Sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación, Fina Rodriguez. “Los marcos regulatorios son fundamentales para acompañar las innovaciones de la agroindustria, que nos permitan alcanzar el objetivo de ser el supermercado del mundo”, destacó Murchinson.

Se trabajará en simplificar y acortar los trámites para la dar respuestas rápidas a las necesidades de las empresas y cumplir los requerimientos de los mercados, preservando la inocuidad y mejorando la calidad. Además de la inclusión de la agricultura familiar al Código Alimentario Argentino,  se aprobaron criterios microbiológicos para la yerba mate, promoviendo a una solicitud del propio sector, para mejorar la calidad del producto.

Finalmente, se avanzó con la actualización de las características y especificaciones de hidromiel, que representa una importante oportunidad para las PyMEs elaboradoras debido a la demanda internacional; y se incorporan al Código Alimentario Argentino, nuevas reducciones de sodio para los productos chacinados y panificados, con el objetivo de continuar trabajando en las recomendaciones emanadas de la Organización Mundial de la Salud para reducir los factores de riesgo de las enfermedades crónicas no transmisibles.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *