Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Huertas y jardines

30/03/2018

Prevención: la araña roja que daña huertas

La arañuela roja es un ácaro que puede dañar una huerta. Invade los cultivos, forma sus colonias en el envés de las hojas maduras y teje una red para protegerse. Consejos para prevenir ésta sintomatología.
La arañuela roja, un ácaro que puede dañar una huerta. Cuando invade los cultivos, forma sus colonias en el envés de las hojas maduras y teje una red en abundancia para protegerse.

La araña roja o arañuela es una de las especies de ácaros que produce daños y pérdidas económicas importantes en cultivos hortícolas. Su agresividad se debe a su corto ciclo de vida (9 a 14 días), alta capacidad de reproducción (100 a 120 huevecillos por hembra) y su rápido desarrollo de resistencia a acaricidas e insecticidas.

Temperaturas elevadas y ambiente seco son condiciones predisponentes del desarrollo de este ácaro. Se encuentra distribuida en zonas templadas y se la asocia con más de 200 especies de plantas hospederas, por ejemplo: hortalizas (tomate, pimiento, pepino, lechuga), frutilla y arándano.

Cuando invade los cultivos, la araña roja forma sus colonias en el envés de las hojas maduras y teje una red (telarañas) en abundancia para protegerse, siendo ésta la sintomatología que el huertero observa a simple vista.

Daños. En las hojas se producen en el envés, adquiriendo las hojas coloración blanquecina y más tarde amarillenta y marrón cuando se necrosa y se manifiestan por zonas amarillentas en las mismas. Como consecuencia hay una disminución de la actividad fotosintética, provocando una reducción del crecimiento, retraso de la floración y disminución del tamaño de frutos, que también afecta la calidad comercial.

Precaución. Es importante monitorear la aparición de arañuela en los cultivos para llegado el caso disminuir sus poblaciones. Se debe tener en cuenta que en mucha cantidad producen daño, pero siempre es preferible contar con una presencia mínima porque promueven la aparición de crisopas y vaquitas que se alimentan de estas arañuelas, manteniendo así el equilibrio ecológico en el huerto.

Estrategias. Control químico y control biológico como medidas más eficaces. En la huerta agroecológica el control químico no suele ser recomendado, principalmente por el uso de productos de síntesis y además porque la arañuela rápidamente se hace tolerante o resistente a la aplicación de los mismos. En cuanto al control biológico, es interesante el uso de depredadores y hongos entomopatógenos del ácaro como estrategia relacionada al control. Sin embargo es de bajo impacto cuando en las huertas no existen de manera natural y hay que comprarlos lo que implica un costo adicional en los sistemas productivos.

Fuente: ProHuerta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *