Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Expoagro

07/02/2017

Cómo funciona el dosificador electroneumático de siembra

Directivos de la firma anunciaron que éste es su principal desarrollo para los próximos meses. Los detalles, en Expoagro 2017.

“Hoy, la prioridad es el desarrollo del dosificador electroneumático de siembra Plantium ECURow con patente presentada en los Estados Unidos, Europa, Brasil y la Argentina, que implica una inversión muy grande. Este año vamos a enfocarnos en poner a punto todo el sistema para llegar al lanzamiento comercial en 2018, que sería en Expoagro”, adelantó Jorge Gentili, titular de Plantium, que ocupará 2.400 metros cuadrados en la expo.

La innovación consiste en la integración del motor Brushless con un dosificador neumático con presión que va adherido a la placa con sistema canbus. Para Gentili, este desarrollo permitirá al productor una mayor precisión, gran rendimiento y ahorro de insumos al momento de la siembra. “La mecánica y la hidráulica no dan mucha precisión, porque cuando produce la variabilidad lo hace a lo largo de toda la máquina. En cambio, este dosificador lo especifica por líneas y permite el corte por secciones. Cuando la máquina pasa por lugares donde hay una curva o una cabecera inclinada, coloca la cantidad de semillas justas sin desperdiciarlas. De hecho en los Estados Unidos y Europa están creciendo los sistemas eléctricos porque permiten un control muy preciso”, destacó.

Aparecido en SuperCampo de enero. ¡Suscribite!

Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “Cómo funciona el dosificador electroneumático de siembra”

  1. Siempre he soñado una sembradora que coloque semillas en posición final utilizando algún mecanismo, eléctrico o no, similar a los equipos que colocan componentes electrónicos en las placas utilizadas en la industria de TV o Computadoras. Algo así como una ” máquina de coser” antigua. Además obligaría a generar semillas superclasificadas en calidad y medidas. Se podría colocar las semillas en una forma geométrica más eficiente, probablemente orientar la posición del germen de la semilla en la siembra, si así resultare conveniente. Si toda esta idea loca, u otra fuese posible, la diferencial de eficiencia sería dificultoso imaginarlo, hoy día. El ser humano todo lo puede. Solo es cuestión de que se lo proponga.

Deja un comentario