Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

07/11/2016

El membrillo rubio de San Juan ya está a salvo de las copias

Este producto obtuvo el sello Denominación de Origen. Se suma a una lista de siete artículos reconocidos por su procedencia. La provincia ahora busca destacar sus espárragos.
El membrillo rubio de San Juan obtuvo la Denominación de Origen.

En el marco de potenciar a las economías regionales, la Secretaria de Agregado de Valor que conduce Néstor Roulet realizó la VII Reunión de Comisión Nacional Asesora de Indicación Geográfica y Denominación de Origen de Productos Agrícolas y Alimentarios, donde se logró la solicitud de registro de la “DO Dulce de Membrillo Rubio de San Juan”.

La subsecretaria de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo, quien estuvo acompañada por el director de Agroalimentos, Pablo Morón, destacó: “Hemos decidido por unanimidad otorgarle la Denominación de Origen (DO) al ‘Membrillo Rubio de San Juan’, que tiene que ver con los atributos que le otorga la región geográfica a este producto en particular”, y agregó: “Para nosotros es muy importante reconocer economías regionales, reconocer estos productos que muchas veces en las grandes ciudades no se conocen, y a través de estas herramientas de agregado de valor es una manera de llegar al resto del país y también del mundo”.

La provincia de San Juan cuenta con unas 500 hectáreas de producción de membrillo rubio, que en su mayoría están en manos de pequeños y medianos productores. Ésta ya cuenta con el antecedente del reconocimiento del melón de media agua, al que se le entregó el sello en el año 2014 luego de cumplir con todos los requisitos que exige el control de la Indicación Geográfica. Ahora va por una tercera con una presentación iniciada relacionada con la producción de espárragos.

Gracias al trabajo articulado de varios organismos del Estado y del sector productor e industrializador, se estableció un protocolo consensuado de los parámetros productivos, normas de inocuidad, cualidades físico químicas y organolépticas y demás aspectos técnicos que debe reunir un producto. Con esta información, se impulsó la construcción de la Denominación de Origen (DO) como una herramienta para fomentar el desarrollo territorial y el agregado de valor en origen.

Hasta el momento ya hay siete productos que cuentan con IG o DO, y el membrillo rubio de San Juan es el octavo. Este año es el tercer reconocimiento que se da de parte del Ministerio: ya se otorgó a la IG Yerba Mate Argentina y a los alcauciles de La Plata.

En la Argentina, la Ley Nacional Nº 25.380 (y su modificatoria, la Ley 25.966) define a la Indicación Geográfica (IG) como “la designación que identifica un producto como originario del territorio de un país, de una región o localidad, cuando determinada calidad u otras características del producto son atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico”.

En cuanto a la Denominación de Origen (DO), establece que es el sello que sirve para “distinguir un producto originario de una región, provincia, departamento, distrito, localidad o área del territorio nacional, cuyas cualidades o características se deban exclusiva o esencialmente al medio geográfico, comprendidos los factores naturales y humanos”.

Durante la jornada desarrollada en las instalaciones del Ministerio de Agroindustria también se realizó un debate sobre el funcionamiento del sistema de indicaciones geográficas y denominaciones de origen en Argentina.

Del encuentro también participaron el subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, y autoridades provinciales y municipales, además de representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), técnicos de distintas áreas del Ministerio de Agroindustria, y representantes de productores e industrias que iniciaron el proceso de registro y que explicaron a la comisión los atributos y cualidades del producto y todo el proceso de trabajo, que demandó varios años.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *