Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Agricultura

23/01/2014

Piden modificar la ley de emergencia

El intendente del partido bonaerense de Salliqueló, Enrique Cattáneo, reclamó un cambio en la normativa por la sequía.

El radical Enrique Cattáneo, jefe comunal del partido bonaerense de Salliquelló, advirtió ayer que por la prolongada sequía que afecta al sudoeste provincial “se complica la situación” de la producción, por lo que reclamó modificaciones en la Ley de Emergencia Agropecuaria por considerar que la actual normativa “es sólo un formalismo”.

El jefe comunal del radicalismo señaló que “si bien las lluvias que se produjeron días atrás trajeron alivio en la zona urbana, lo cierto es que en el sudoeste bonaerense la situación para el campo continúa siendo difícil por la prolongada sequía” que afecta la región.

“La lluvia del lunes no pasó los 20 milímetros, y sobre una media anual de 800 hasta el momento no superamos lo 400 milímetros por lo que venimos con un año complicado“, explicó.

En declaraciones a Radio Provincia precisó que “ya ha habido pérdidas importantes en los sembrados como el maíz y se plantea un panorama muy complicado también para la explotación ganadera”.

“Lo que vivimos hoy se va a notar dentro de unos meses cuando llegue el invierno, motivo por el que hemos solicitado a la Comisión de Emergencia Provincial que se nos incluya dentro de la Emergencia. Los cultivos no se recuperan y el período en el que se hacen reserva de alimento para los tambos ya pasó y ha fracasado”, manifestó, según difundió la agencia de noticias DyN.

Por eso planteó la necesidad de reformar la Ley de Emergencia Agropecuaria, al considerar que hoy esta norma “es un simple formalismo”, ya que “logra una prórroga en el vencimiento del impuesto Inmobiliario Rural y en el pago a un banco, pero esto no le soluciona mucho al productor y las experiencias marcan que no significa ningún beneficio“, remarcó.

Las lluvias, un alivio para la zona centro

La campaña gruesa se benefició con las últimas lluvias que, con un promedio de 30 milímetros, cayeron sobre el norte bonaerense y sur de Santa Fe, mientras que se aguardan la sucesión de más tormentas hasta el viernes próximo en esta y otras zonas, explicaron expertos de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

Según indicó ayer a DyN Germán Heinzenknecht, experto en clima de CCA, “las zonas agrícolas que en las últimas horas se vieron beneficiadas con lluvias podrán sumar un total de 80 y 100 milímetros hasta el fin de semana” a partir de la llegada de nuevas tormentas.

Para hoy, el INTA pronostica un “nuevo avance de un frente frío que provocará tiempo inestable sobre toda la región central del país con probabilidad de chaparrones y tormentas; algunas pueden ser localmente fuertes con importantes acumulados de precipitación y probable granizo”.

“Hasta el momento -dijo Heinzenknecht de CCA-, las zonas más favorecidas por las lluvias fueron el norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y en las últimas horas, el sudeste de Entre Ríos; y con estas primeras lluvias, reportaron un beneficio de 30 milímetros”. El especialista de CCA aclaró que las precipitaciones fueron en “un nivel bajo” en el sur de Córdoba, aunque aclaró que “esto no terminó”.

“En la Cuenca del Salado, desde General Pico hasta Samborombón, hoy se verán tormentas muy importantes, y también en el sur de La Pampa”, indicó.

Heinzenknecht recordó que no se registraron lluvias en las últimas horas en “gran parte de La Pampa, ni en el centro-norte de Córdoba y centro-norte de Santa Fe, que también están pidiendo humedad (para la campaña gruesa de granos), y les va a venir entre el miércoles y viernes: la idea serían precipitaciones de hasta 30 milímetros”.

Desde el ámbito privado, se reconoce el alivio que trae la lluvia sobre gran parte del área pampeana para recomponer la humedad en los suelos durante un verano que en la Argentina está tratando con dureza a cultivos como la soja, maíz y el girasol.

Mendoza y Salta, castigadas

Varios distritos de San Rafael, en la provincia de Mendoza, sufrieron el pasado lunes una feroz tormenta de viento y granizo, que afectó 5.832 hectáreas con pérdidas que se calculan entre un 70 y un 90 por ciento.

El temporal tuvo lugar luego del mediodía. Los cultivos frutihortícolas de unos 600 productores quedaron prácticamente destruidos. Las fincas de los distritos de Rama Caída, Cuadro Nacional, Cañada Seca, Cuadro Benegas, Goudge y La Llave fueron las más afectadas.

Las heladas tardías de 2013 ya habían quemado la fruta, por lo que la poca producción para comercializar que había quedado en condiciones ahora se encuentra en un estado desesperante, publicó Los Andes.

En tanto, en Salta los productores de tabaco se encuentran en alerta, ya que luego de que las heladas -poco habituales en la época- hicieran mella sobre los cultivos, ahora afrontan una fuerte sequía, que rota con importantes tormentas. Las condiciones climáticas opuestas no son buenas para los lotes, aseguran los especialistas, según informó El Tribuno.

23 de enero de 2014

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario