Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

24/12/2013

Ola de calor: ya hay sequía superficial

Un informe privado asegura que las altas temperaturas y las lluvias escasas disminuyeron de manera drástica las reservas de humedad en la primera capa de los suelos.

La consultora Granar elaboró un informe en el que afirma que el balance de humedad de los suelos ya “es deficitarios”, debido a la ola de calor que somete a todo el país hace cerca de diez días.

No hay manejo posible de realizar para conservar la humedad superficial ante condiciones ambientales tan adversas. La persistencia de las altas temperaturas y los bajos niveles  de humedad en la atmósfera han generado un flujo que quita las reservas de las capas superficiales, generando un fuerte déficit en el balance hídrico en este primer nivel de suelo. Esto genera un escenario prácticamente inviable para las siembras, exceptuando quizá zonas del sudeste de Buenos Aires donde recientemente se ha cosechado cebada y se han observado algunas lluvias. El balance hídrico superficial se traduce en una sequía de gran vastedad“, señala el documento.

Para la consultora, las precipitaciones de diciembre, al no tener continuidad, hacían prever esta situación. Pero agrega que “a este cuadro se le sumaron temperaturas inusualmente altas, lo cual ajustó la reserva superficial de manera drástica”.

“Es posible que haya sectores mejores posicionados que otros dentro de la franja central. Es decir, las siembras se pararon o deberían detenerse bajo las actuales circunstancias”, detalla el informe.

La consultora explica que la situación de sequía atañe hoy a coberturas de pastura y a campos naturales y no a cultivos ya implantados hace semanas, debido a que se trata de sequía en superficie. “Una soja sembrada en noviembre con abundante agua tiene otro panorama ya que está disponiendo de la humedad profunda y en el promedio la capa superficial seca queda todavía disimulada”, sostiene.

En resumen, el retroceso de las precipitaciones y la ola de calor están condicionando el final de las siembras tardías en la zona núcleo, tanto de maíz como de soja de segunda. El sudeste de Buenos Aires parece mejor posicionado para dar continuidad a las labores de siembra, zona que tiene chances de recibir precipitaciones el martes próximo (por hoy), incluso antes pueden verse algunos chaparrones dispersos”, indica.

Los expertos de Granar concluyen que “la zona núcleo debe esperar para mejorar la condición de superficie hasta la transición hacia el mes de enero. Las perspectivas no son favorables al menos hasta entonces. Por lo pronto la soja dispone de agua en profundidad, para el maíz el panorama se exigirá más rápido. Lo que suceda a finales de diciembre o principios de enero ya puede ir marcando evolución en los cultivares, para bien o para mal“.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario