Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

06/09/2013

Sequía: trigo y girasol, en jaque

Una nueva semana sin lluvias en las principales zonas productoras incrementó la alarma. En algunas áreas, la siembra está detenida.

La situación en las regiones destinadas al cultivo de girasol y trigo sigue siendo crítica. Se sumó una nueva semana sin precipitaciones, por lo que la preocupación entre los productores es cada vez mayor.

En el caso del girasol, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) confirmó que la siembra aún se encuentra paralizada debido a la falta de lluvias. En los últimos siete días sólo se trabajó en un 0,2% de nuevos campos a nivel nacional, a partir de la incorporación de lotes puntuales en la periferia de Las Breñas, Chaco, que fueron roturados pero aún no lograron conservar algo de humedad sub-superficial.

Así, se calcula que fue sembrada sólo un 12,4% de la superficie total estimada, de 1.900.000 hectáreas, lo que refleja un retraso interanual de -10,8 por ciento.

Los expertos aseguran que a la ventana óptima de siembra aún le quedan entre dos y cuatro semanas en las regiones NEA y centro-norte de Santa Fe, por lo que la esperanza no está perdida totalmente.

La situación crítica se extiende también a los cuadros ya implantados de girasol. De acuerdo a los análisis preliminares, éstos demoraron en emerger como consecuencia de las bajas temperaturas registradas las últimas semanas. Las heladas también afectaron la homogeneidad de los nacimientos y provocaron la pérdida de plantas en lotes aislados.

No obstante, la siembra en fechas tempranas ya se encuentra diferenciando hojas en buena condición.

Los meteorólogos aseguran que, en los próximos días, vigorosos vientos del norte aportarán humedad a la atmósfera y podrían provocar lluvias sobre el margen este de la región agrícola.

La situación del trigo

El cultivo de trigo también se encuentra en un estado crítico. En algunas zonas agrícolas, ya se contabilizan 60 días sin precipitaciones, mientras que en otras el perfil no logró almacenar la suficiente humedad y ya comenzó a perder potencial de rendimiento.

La única área en la que el cultivo presenta buena condiciones es en el sur bonaerense, informó la BCBA. Esto se debe a las reiteradas lluvias acumuladas las últimas semanas. En ese sentido, destacó que en el sudeste de Buenos Aires casi el 100% de la región cultivada transita pleno macollaje y en muy buenas condiciones. No obstante, remarcaron la necesidad de precipitaciones de mayor caudal para realizar una correcta re-fertilización.

En tanto, y si bien el sudoeste, centro y oeste bonaerenses y el sur de La Pampa presentan un gran porcentaje del área en muy buen estado, la falta de lluvias comienza a afectar los cultivos. Así, se estima en un 45% el área nacional en muy buenas condiciones, transitando las etapas iniciales de cultivo.

 

Por su parte, los núcleos norte y sur presentan panoramas similares. Las heladas de los últimos dos meses hicieron más lento el crecimiento y generaron un fuerte amarillamiento o senescencia de hojas, situación apoyada por la escasez de humedad. Si bien aún no se han registrado pérdidas en el potencial de rendimiento, si no se manifiestan cambios en los próximos días los problemas serán irreversibles.

NOA y NEA se encuentran en el estado más preocupante. Los cultivos de trigo atraviesan circunstancias críticas, a causa de la gran amplitud térmica que los azotó las últimas semanas. Días de heladas seguidos de altas temperaturas, y la falta de lluvias, están haciendo estragos.

En esta región puede observarse el amarillamiento y manchoneo de cuadros, lo que significa que el grueso de lotes ya perdió potencial de rinde. En algunos casos puntuales, se confirmó que no llegarán a la cosecha.

En el centro-norte de Santa Fe, la situación es heterogénea. Los cuadros que aún tienen humedad en el perfil mantienen una condición regular a buena, mientras que el resto ya comenzó a perder expectativa de rinde.

Archivado en: , , ,

 

 

Deja un comentario