Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

27/09/2013

La sequía ya retrasó la siembra de maíz

La falta de humedad llevó a que la cobertura decayera en un 10%. También afecta al girasol y el trigo. Se esperan lluvias para este fin de semana.

El retraso en la siembra de maíz resulta más que evidente en las zonas núcleo, donde se registra hasta una merma de un 10% en el número de lotes cubiertos respecto a los últimos cinco años.

El dato surge de un relevamiento realizado por equipos técnicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que advierte que en “las últimas semanas” se “acentúa el retraso” en las coberturas de maíz realizadas en el área agrícola nacional.

Allí, respecto a la campaña maicera de 2012-2013, el retraso ronda el 5% en los lotes hasta aquí sembrados, hecho que en buena parte se debe a la falta de humedad en los suelos a cultivar, informó la agencia DyN.

Hasta el momento, los datos aportados por la bolsa porteña expresan que sólo se alcanzó a cubrir un 4,6% del área apta, con una expectativa de siembra de 3,56 millones de hectáreas.

Los especialistas mencionan la falta de humedad en los perfiles del suelo como la principal causa que demora la siembra de maíz, lo que también afectaría la posibilidad de que emerjan los cuadros ya implantados.

La zona que presenta los mayores avances de siembra es en el centro-este de Entre Ríos, ya que cuenta con mayor disponibilidad de humedad en los primeros centímetros del perfil debido a que recibió algunas lluvias que aportaron algo más de agua que en el resto de las zonas maiceras.

Por su parte, el centro-norte de Santa Fe, una región que históricamente comienza con la siembra temprana de maíz, actualmente registra un gran retraso en este tipo de labores debido a la falta de humedad disponible.

Similares condiciones se registran en campos del centro-norte y sur de Córdoba, donde se apostará fundamentalmente a la siembra tardía, ya que las condiciones actuales no son las ideales para garantizar una buena implantación de este cereal.

En campos ubicados el sur de Santa Fe, este de Córdoba y norte bonaerense se mantienen las perspectivas de caída del área maicera a implantar.

Sin embargo, ayer se pudo apreciar algo más de movimiento de las sembradoras en aquellas localidades en donde las lluvias aportaron algunos milímetros más de agua el pasado fin de semana.

Girasol y trigo

El informe también dio cuenta de la situación de estos dos cultivos. Con respecto al primero, sostuvo que “si bien se registraron precipitaciones en el noroeste del país durante la última semana, las mismas fueron de escasas a moderadas”. No obstante, informó que “esto permitió incorporar cuadros de girasol en la región primicia, aunque el avance de siembra intersemanal sólo marcó 2,2 puntos porcentuales, lo cual permite calcular un progreso de siembra a nivel nacional de 21,1 % de las 1.700.000 hectáreas estimadas para la campaña en curso”.

Los números arrojan que, debido a la faltante de humedad, “las labores de cobertura mantienen un retraso interanual, siendo en esta semana de 7,7 puntos porcentuales”. 

“Las tareas de siembra del cultivo se concentraron fuertemente en el centro-norte de Santa Fe, en donde se acumularon entre 20 y 25 mm, lo que estimuló la incorporación de cuadros. (…) En cambio, hacia el norte de la provincia existe la necesidad de que se registren nuevas precipitaciones, para de esta forma lograr implantar el área pautada en el esquema agrícola”, detalló el documento. Una situación similar viviría la provincia del Chaco y el este de Santiago del Estero, mientras que en Entre Ríos y la región núcleo norte hubo progresos aislados en la siembra.

Sobre la situación por la que atraviesa el trigo, la Bolsa de Cereales corroboró que la falta de humedad, en especial en la zona centro norte del país, ya afectó de manera irreversible la cosecha, con cereal en malas condiciones o que no llegará a esta instancia.

Hasta el momento, de las 3.900.000 hectáreas sembradas, más de un 22% se encuentra en condiciones regulares a malas, con pérdidas que ya no tienen solución. Se trata de lotes ubicados principalmente en las zonas norte y sur de Córdoba, NEA, NOA y centro-norte de Santa Fe.

El documento agrega que incluso varios cuadros ya fueron secados para preparar el terreno para los cultivos estivales.

No obstante, más del 50% de la superficie triguera del país –que se encuentra en el sur, centro y este de la provincia de Buenos Aires- mantiene condiciones buenas a muy buenas, gracias a las precipitaciones que se registraron. El único punto a tener en cuenta, destaca el informe, es que las bajas temperaturas de las últimas semanas demoraron el crecimiento de los cultivos.

El tiempo para el fin de semana

Se espera que mañana pase un frente de tormenta que produciría precipitaciones dispersas, sobre todo en el nordeste y sudeste del área agrícola. En el resto del territorio, los valores serán escasos, detalla el informe climático de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El organismo llamó a tener en cuenta que, detrás de estas lluvias, arribarán vientos del sector sur, lo que generará un marcado descenso de la temperatura con riesgo de heladas en el oeste y sur.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario