Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Máquinas y herramientas

27/11/2012

Una cosechadora local conquista Turquía

Veinte ejemplares de la cosechadora de algodón desarrollada por el INTA desembarcaron en ese país euroasiático, junto al know-how de la tecnología argentina. Con bajo costo y mantenimiento, la Javiyú se posiciona cada vez más en el mercado internacional.

Su fama trascendió las fronteras latinoamericanas: Javiyú, la cosechadora de algodón desarrollada por el INTA, ya desembarcó en Turquía, que compró veinte máquinas y se convirtió en el quinto país en elegirla, después de Brasil, Paraguay, Venezuela y Colombia. En lo que va del año, ya se vendieron 260 ejemplares y, en la Argentina, el modelo representa el 40 por ciento del parque de cosechadoras de arrastre.

Las veinte máquinas desembarcaron en Sanliurfa, una ciudad considerada como “la región núcleo del cordón productivo algodonero de ese país”, explicó Marcelo Paytas, especialista del INTA Reconquista –Santa Fe– que participó de la misión a Turquía para entregar las cosechadoras y brindar asesoramiento, enmarcado en un paquete tecnológico de manejo óptimo del cultivo. “La propuesta es incorporar prácticas agronómicas en surcos estrechos, tal como se trabajó con los productores y asesores en estos últimos seis años en la Argentina”, señaló.

El técnico explicó que buscaron posicionar el “paquete tecnológico que desde la institución proponemos para  la producción de algodón, que va más allá de la incorporación de una máquina para cosechar”.

Además, Paytas se refirió a algunas diferencias en el modelo de producción turco y el argentino que “nos hacen pensar en la necesidad de seguir trabajando en todo lo que se refiera a capacitación”. Por esto, comentó que en Turquía utilizan “plantas grandes, con rendimientos de cuatro a cinco toneladas por hectárea. Todo con riego, ya que  las lluvias no suman más de 200 milímetros anuales y utilizan variedades convencionales”.

De acuerdo con el técnico del INTA, los productores y asesores turcos comprendieron que, para adoptar la cosechadora, también “necesitan incorporar ciertas prácticas de manejo agronómico del cultivo, como regulación de crecimiento, defoliación, desecación, uso de maduradores para uniformar la apertura de bochas a cosechar, uso oportuno del riego, entre otras cuestiones”.

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario