Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Lecheria

18/10/2012

Control de Parásitos Para no Perder

Si no se realiza un buen Programa de Control Parasitario se pierde eficiencia y se arriesga parte de la rentabilidad, estimada en $ 318 por animal, cuando el costo del tratamiento es de alrededor de $15 por animal.

NUMEROSOS ESTUDIOS han demostrado que las vacas en lactancia pueden ver comprometido parte de su producción lechera debido a las infecciones parasitarias. Si bien el período de mayor sensibilidad a los parásitos es durante la recría, éste no es el único ya que cuanto más chico es el animal, mayor es el daño que ocasionan los parásitos y, por lo tanto, mayores son las consecuencias económicas.

El mayor impacto negativo se presenta principalmente en las vaquillonas del primer y segundo parto y, en menor medida pero no menos importante, en las vacas adultas. La situación se agrava aún más cuando se suman factores estresantes que alteran la respuesta inmunitaria y los parásitos expresan mejor su poder nocivo.

Dentro de los factores estresantes el más importante es el parto y comienzo de la lactancia aunque también se debe considerar los desbalances alimenticios y nutricionales, enfermedades concurrentes (mastitis, pietín, metabólicas, etc) y condiciones climáticas adversas.

En el caso de la recría, algunas de las causas son:
•    . Alteraciones en el desarrollo y crecimiento, que afectan a la glándula mamaria,  como también al tamaño del área pélvica.
•    . Interferencias en la ganancia de peso y retrasos en alcanzar la madurez del aparato reproductor femenino, lo que ocasiona un atraso en la inseminación.

TRATAMIENTO. Los parásitos más comunes observados en los diferentes estudios a campo son Ostertagia spp., Cooperia  spp.,  Nematodirus spp. y Trichostrongylus  spp., que son los comunes de las zonas templadas. Estos parásitos son los responsables de alterar la digestión y absorción del alimento, aumentando los requerimientos de mantenimiento del animal y restándole energía para producir más. Sin embargo, este problema ha sido subestimado porque las pérdidas en producción no son muy evidentes

Además, hasta ahora las vacas en lactancia no han sido tratadas porque se pensaba que los parásitos no causaban daños en animales adultos, ya que los elementos de diagnósticos como la cuenta de huevos de parásitos en materia fecal (HPG) no es confiable para determinar la carga parasitaria en estas categorías de animales y, además, no se contaba con antiparasitarios apropiados que no dejaran residuos en leche.

En relación con este tema, el Técnico Mundial para Rumiantes de Merial, Andrew Forbes, quien visitó la Argentina este año, asegura que con la información que se cuenta hoy se ha roto el paradigma de que “las vacas adultas no sufren problemas parasitarios” y confirma que hay numerosos trabajos en el mundo donde demuestran que los animales desparasitados con eprinomectina producen en promedio más de 1 litro de leche/vaca/día que los animales testigos. También afirma que es importante realizar tratamientos responsables para cuidar las drogas para minimizar la aparición de resistencia. En este sentido, es posible hacer tratamientos tácticos en las categorías de mayor riesgo, como por ejemplo en vaquillas, vacas viejas, vacas de alta producción, vacas en pobre estado corporal.

Lea la nota completa en Super CAMPO de Octubre.

Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “Control de Parásitos Para no Perder”

  1. Vayan a la casa rosada, que está llena de parásitos de toda clase , ahí tienen para hacer muy buenos análisis.. : Pero ojo,ojo con contaminarse vayan bien protegidos.
    Esos son parásitos variados…y muy difícil de exterminar. creo que la dosis más efectiva es una dosis de PLOMO LIQUIDO, O BIEN SOLIDO.

Deja un comentario