Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

14/09/2012

Cuidar a los rodeos de cría en emergencia

La actividad ganadera resulta la más damnificada por el exceso de agua en los campo. Algunas recomendaciones del INTA ayudan a enfrentar el problema y aportan nuevas soluciones.
FOTO: Archivo

Las lluvias registradas sobre la Provincia de Buenos Aires han provocado el anegamiento e inundación de los campos dedicados a la actividad ganadera. La zona conocida como Pampa Deprimida o Depresión del Salado recibe agua caída en otras zonas y por su escasa pendiente, se dificulta el escurrimiento hacia el mar.

 Si bien cada situación particular merece un estudio especial, el INTA Balcarce  enumera ciertas pautas para paliar la situación. Las mismas abarcan la alimentación, la sanidad y el manejo en general de los animales.

En situaciones de emergencia como sequía o inundación, se demanda una tecnología especial para la emergencia. Dicha demanda no siempre puede ser satisfecha en forma inmediata y total, en la mayoría de los casos sólo se puede recurrir a paliativos. Por otra parte, algunas tecnologías pueden resultar difíciles de aplicar o resultar antieconómicas para el productor.

A lo que hay que darle prioridad en este momento es a la alimentación de las vacas con ternero al pie que tienen altos requerimientos nutricionales, para producir leche y evitar severas pérdidas de condición corporal que afectarían la fertilidad del próximo servicio. Ante la falta de alimento, existirían dos caminos de solución: o se lleva forraje a los animales, o se sacan animales del campo. Según las condiciones del campo (existencia de lomas) se podrían implementar algunas técnicas para minimizar las pérdidas

  • Reducción del rodeo: ésta es una de las primeras medidas ante la escasez de forraje para adecuar la carga animal. Debe ponerse atención en la categoría a eliminar, tratando de preservar en lo posible, las vacas de las que se puede esperar una mejor reacción cuando esta situación pase.
  • Adecuación del manejo de los animales: ante las nuevas circunstancias, se modificarán algunas normas de manejo, tendiendo a disminuir los requerimientos nutricionales de los animales y mantener la fertilidad de las vacas lo más alto posible.
  • Adecuación del manejo y aprovechamiento de los recursos forrajeros: este tópico está íntimamente relacionado con los anteriores, ya sea por disminución de la carga, aumento de la receptividad o adecuación del manejo del rodeo. Se ordenará el posible uso de recursos extras, como rollos, silaje, henolaje, granos, etc.

En aquellas vacas que presentan una mala condición corporal se podrá recurrir al destete precoz para mantener aceptables niveles de fertilidad, si bien esto incrementa el trabajo, los costos de producción y los riesgos para los terneros. También se deben extremar los controles sanitarios, ya que la mala alimentación y dichas condiciones ambientales son factores predisponentes para las enfermedades.

 

 

Un pensamiento en “Cuidar a los rodeos de cría en emergencia”

  1. Para cuidar la ganadería todos los H D R M P que la destrozaron tendrían que explicarle a los ciudadanos que no están en este rubro que: TENÍAMOS MÁS DE 92.000.000. DE VACAS- MÁS DE 100.000.000. DE OVEJAS SIN CONTAR LAS ISLAS QUE NOS AFANARON , Y DECIR CUANTOS PUESTOS DE TRABAJO DESAPARECIERON Y CUANTOS CIENTOS DE FRIGORÍFICOS DESTRUYERON , LUEGO DECIR LA VERDAD SOBRE LOS MILLONES DE DOLARES QUE NO ENTRAN POR NO EXPORTAR , MÁS LA VERGÜENZA IRREPARABLE, DE NO CUMPLIR CON LOS COMPROMISOS CONTRAÍDOS. V E R G O N Z O S O …….(pero eso si están salvando la patria. )

Deja un comentario