Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

15/08/2012

El uso de las tarjetas hidrosensibles

Las tarjetas hidrosensibles son la herramienta esencial para medir y realizar una correcta aplicación de fitosanitarios. Tienen más de 40 años en el mercado y sin embargo no se usan. Esteban Frola, a cargo del módulo de pulverización de Admite Agrícola, se adentró en un tema clave para la actividad productiva y que continúa siendo una materia pendiente.

La pulverización es una práctica de precisión. Se usan máquinas precisas, ya sean de arrastre, autopropulsadas o incluso el avión. “El tema es que para hacer precisión hay que medir lo que se hace, se necesitan tarjetas hidrosensibles para saber si la gota es uniforme o no, saber cuánto mide y ver si las aplicaciones que se están haciendo son las adecuadas para lo que se está necesitando”, aclara Esteban Frola, el docente a cargo del Módulo Pulverizaciones de Admite Agrícola, que terminó el sábado en Venado Tuerto. Sin embargo, “nadie mide nada”, acotó.

Para Frola, se trata de una paradoja. “Fijate que la sembradora sí se regula, se mide profundidad de siembra, distribución, el fertilizante que vaya abajo y al costado. Pero en pulverizaciones, por lo general, al aplicador le dan los agroquímicos, le exigen un determinado volumen y que el tipo se arregle. Nadie mide condiciones ambientales ni ‘tarjetea’”, destaca el docente del entrenamiento Admite Agrícola organizado por Ferias y Exposiciones Argentinas SA en Venado Tuerto, del 6 al 11 de agosto.

“El gran desconocimiento en esta práctica se debe especialmente a la falta de seguimiento de la tarea, aunque ése sea el punto clave en las aplicaciones. Uno tiene que medir viento, velocidad, humedad relativa y temperatura. El viento es velocidad y dirección. A través del uso de tarjetas hidrosensibles ves qué es lo que hace la máquina y la tarjeta muestra hasta dónde llegás con el producto”, explica Frola.

Las tarjetas existen hace más de 40 años, y no se usan. El problema de las aplicaciones es a nivel mundial, no sólo de Argentina. “No se le termina de dar la verdadera dimensión a una buena aplicación, por eso es importantísimo la capacitación de la gente. Además, en la Facultad tampoco enseñan esto”, aportó el asesor especialista en pulverización para comentar que la novedad presentada a los usuarios que participaron de Admite fue un software que permite analizar las tarjetas, que se pasan por un scanner y brindan abundante cantidad de datos. Ese programa está desarrollado hace más de 10 años en la Argentina.

Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “El uso de las tarjetas hidrosensibles”

Deja un comentario