Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

23/07/2012

Valor agregado: inclusión, trabajo y desarrollo

El congreso terminó con más de 4.500 participantes, 356 intendentes y 120 empresas de maquinaria agrícola. El balance de Eliseo Monti, director nacional del INTA.

Tres jornadas de tecnología, innovación, intercambio de experiencias fueron el marco del primer Congreso de Valor Agregado en Origen, que se realizó en el INTA Manfredi (Córdoba) del 18 al 20 de julio. El encuentro reunió a productores, asesores, estudiantes y autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Eliseo Monti –director nacional del INTA– aseguró que “cuando se habla de agregado de valor en origen se hace referencia a más inclusión, más oportunidades para los jóvenes y, por lo tanto, más trabajo”.

“Las expectativas fueron ampliamente superadas –destacó el director nacional– debido a que más de 4.500 personas recorrieron los stands y participaron en las exposiciones de conferencistas nacionales e internacionales”.

La participación de los jefes comunales fue clave. En este sentido, Monti señaló que “la presencia de 356 intendentes fue fundamental debido a que son nuestros socios estratégicos. Sin dudas, este espacio aporta herramientas que servirán para transformar la producción, generar más empleo y fomentar el desarrollo del territorio”. Además, “apostamos a que los emprendedores se animen a presentar proyectos y se incorporen a los círculos de comercialización”, agregó.

Alimentos con más valor

En la última jornada se destacó particularmente el trabajo del Centro de Investigaciones de Agroindustria del INTA, localizado en la ciudad bonaerense de Castelar, que reunió en una carpa una veintena de stands que representaron al Instituto Tecnología del Alimentos (ITA), al Área Estratégica Tecnología de Alimentos (AETA), al Instituto de Ingeniería Rural (IIR) y al Programa Nacional de Bioenergía, de manera articulada con distintos centros regionales del INTA.

Allí se mostraron las líneas de trabajo del instituto relacionadas con gestión de calidad en alimentos así como su producción y valoración por procedencia y tipicidad; es decir, origen geográfico y denominación de origen.

“Nosotros veíamos otra cara del valor agregado en origen y nos interesaba mostrarla. Nos sorprendió amplia y gratamente el interés de los productores que directa o indirectamente están involucrados en la producción de alimentos”, dijo Livia Negri, coordinadora del proyecto Herramientas de gestión de calidad para la valorización de alimentos, perteneciente al AETA.

De acuerdo con Negri, buscaron “transmitir con las charlas y las presentación estáticas las estrategias de agregado de valor en alimentos, incluso en cadenas lácteas, vitivinícolas, olivícolas, dirigidas a diferentes estratos de productores”. En esa línea, la especialista señaló que quienes producen en menor escala necesariamente “están obligados a agregar valor a sus productos y diferenciarse”.

 

Archivado en: , , ,

 

 

Deja un comentario