Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Ganader铆a

30/09/2019

C贸mo erradicar la brucelosis bovina

El Plan Nacional de Control y Erradicaci贸n del Senasa surgi贸 para mitigar el impacto negativo de esta enfermedad sobre la producci贸n, el comercio y la salud p煤blica.
Los animales infectados pueden eliminar Brucella spp. durante toda la vida contagiando a otros animales del propio rodeo o de nuevos rodeos.

En Argentina la brucelosis est谩 presente, aunque la continua聽vacunaci贸n聽de terneras y los聽controles聽implementados para evitar su dispersi贸n聽permitieron alcanzar los bajos niveles actuales de prevalencia, estimados en 0,8% para bovinos y 12,35% para establecimientos, seg煤n聽datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa)聽del a帽o 2014.

Con la implementaci贸n del nuevo Plan Nacional de Control y Erradicaci贸n de Brucelosis Bovina del Senasa, los diagn贸sticos realizados por los veterinarios privados en terreno y la informaci贸n provista por la Red Oficial de Laboratorios, corroboran que estos valores se est谩n repitiendo casi con exactitud. Esto evidencia que la enfermedad se ha mantenido constante y manifiesta la necesidad de sanear el rodeo.

Muchas veces el impacto de la enfermedad pasa desapercibido por los productores y sus veterinarios. Si no se realizan tareas de diagn贸stico y saneamiento, la enfermedad perdura en el rodeo por m谩s que las hembras hayan sido inmunizadas, ya que ninguna vacuna confiere una protecci贸n total.

Entre los aproximadamente 260 mil rodeos de cr铆a distribuidos en el pa铆s, hay m谩s de 30 mil establecimientos infectados, que sin dudas est谩n sufriendo p茅rdidas de terneros y se constituyen en potenciales dispersores de la enfermedad.

El Plan Nacional de Control y Erradicaci贸n de Brucelosis Bovina, puesto en vigencia hace pocos meses por la聽Resoluci贸n Senasa N掳 67/2019, dispone que los propietarios de los rodeos donde se realicen actividades de reproducci贸n en bovinos efect煤en 鈥揷on su veterinario acreditado al Programa鈥 una Determinaci贸n Obligatoria de Estatus Sanitario (DOES) con el fin de establecer la condici贸n del establecimiento respecto de esta enfermedad.

Estas聽tareas de diagn贸stico iniciales (DOES) permitir谩n identificar los 30 mil establecimientos afectados, focos infecciosos que se deben intervenir e inactivar mediante un plan de saneamiento adecuado, que permita eliminar los animales infectados, alterando lo menos posible la estructura productiva de estos predios.

En ganader铆a bovina la brucelosis genera limitaciones comerciales de animales y sus productos, ocasiona p茅rdidas de terneros por abortos, en la producci贸n de leche por disminuci贸n de pariciones, afectaci贸n de cuartos mamarios y p茅rdida por reposici贸n de vientres.

Cuando los rodeos de cr铆a est谩n infectados, se producen mermas en la producci贸n por un deterioro de los 铆ndices reproductivos, pero tambi茅n en la ganancia de peso de terneros nacidos de vacas infectadas.

Los establecimientos con casos confirmados de brucelosis, de acuerdo al protocolo sanitario firmado con China para la exportaci贸n de carne bovina, quedan excluidos de la posibilidad de proveer a ese destino durante 12 meses desde que se confirma la infecci贸n.

Las causas sanitarias ocupan un lugar preponderante entre los factores por los cuales casi聽40 vacas de cada 100, dejan de producir un ternero. El 铆ndice de destete promedio, a nivel nacional, ronda el 60%, cuando se ha demostrado ampliamente que podr铆a ser del 80% o m谩s.

Expresado en n煤meros concretos,聽los 25 millones de vientres que conforman el rodeo de cr铆a nacional, producen cada a帽o unos 15 millones de terneros/as, cuando podr铆an producirse cerca de 22 millones. Son casi 7 millones de terneros que se est谩 perdiendo el sector productivo y, en definitiva, la Argentina.

Para m谩s informaci贸n, los interesados pueden comunicarse con la Mesa de Ayuda del Programa de Brucelosis Bovina del Senasa de lunes a viernes de 8 a 16 horas al 011- 4121-5410 o enviar un correo electr贸nico a:聽brucelosisbovina@senasa.gob.ar.

Fuente: SENASA

Archivado en: , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *