Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

27/07/2015

Los aperos criollos se robaron las miradas

Ayer por la ma√Īana se realiz√≥ el tradicional campeonato. Qu√© juzgan los jueces a la hora de evaluar. FOTOGALER√ćA.
Los mejores caballos, en La Rural 2015. FOTO: Twitter @exposicionrural

Las tribunas de La Rural¬†2015 siguieron con inter√©s ayer por la¬†ma√Īana los movimientos de los hombres camperos y amazonas que florearon sus aperos criollos en la arena central de la exposici√≥n 129¬į, donde se aport√≥ la vestimenta m√°s granada de los centros tradicionalistas.

No menor fue la atención que deparó también el andar pesado de los Caballos de Trabajo, con sus largas crines al viento, y el tintinear de las ruedas de los carruajes de paseo y trabajo.

En cuanto al tradicional campeonato de aperos, las prendas de los jinetes y caballos saben contar su propia historia respecto a la opulencia que supo vivir en tiempos de anta√Īo la Pampa criolla.

All√≠, m√°s all√° de toda lisonjera mirada, los jueces no perdonan ni¬†dejan de escudri√Īar cada detalle, cada emprendado, cada lienzo o manta del competidor o amazona; tampoco se pierde pisada de la forma y hechura de la caballada.

Para los Caballos de Trabajo la competencia comienza con la esperada caminata para definir su andar. Luego viene el galope y tambi√©n la rayada para definir la parada de cascos que ofrece cada equino. Por √ļltimo, en el orden de trabajo, el caballo debe saber responder al mando y retroceder mansamente.

Aquellos entendidos en estas artes saben que restar es fácil y que los detalles definen cómo puede caer la taba: mucho pesan sobre la calificación que reciben los jinetes cuestiones tales como estribos de piquería, botas de potro y chiripá.

Tambi√©n puede se definitoria¬†la percepci√≥n que propina un par de espuelas nazarenas y un sombrero de panza de burro, un pa√Īuelo con nudo y o bien un acicalado saco t√≠pico de porte√Īo.

Los caballos deben lucir y aportar brillo con su andar: rebenque en mano, trabajo en la palma del jinete y apenas estaqueado sobre la rodilla, siempre r√°pido para hacer un saludo zalamero a una dama.

Para la monta, hay muchas opciones. La belleza suele estar en un lomo tejido de alezna, la cabezada, estribos y riendas combinadas, y allí no suele escasear la platería que saben aportar los orfebres del interior.

FUENTE: DyN.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Un pensamiento en “Los aperos criollos se robaron las miradas”

  1. La figura del hombre de la foto con su caballo y ornamentaciòn tìpica gaucha esta espectacular, con el agregado que es lo que nos identifica a los argentinos bien nacidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *