Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

29/11/2019

Multa millonaria a grupo molinero

La multa se formalizó tras reiteradas y graves irregularidades detectadas al inspeccionar una planta del oeste de Buenos Aires durante octubre. También suspendieron a una planta faenadora.
Se sancionó por $1.145.000 a un grupo molinero en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

El Ministerio de Agricultura informó, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), sancionó por $1.145.000 a un grupo molinero en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

La medida se determinó como consecuencia de reiteradas y graves irregularidades detectadas al inspeccionar la planta durante el mes de octubre pasado, cuando se observó que el molino acopiaba un 66 % más de granos que los declarados mediante los libros de existencia y los sistemas para informar movimientos, y se verificó que esta misma maniobra se repitió al menos durante los meses de julio, agosto y septiembre del corriente año.

Por otra parte se encontraron remitos y facturas emitidos a depósitos mayoristas, que no poseían inscripción en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) operando en forma irregular y se constató que el Controlador Electrónico de Molienda de Trigo no emitía información, por lo que incumplía la responsabilidad del operador de garantizar que la información registrada sea remitida a la DNCCA.

Se aplicaron además penas a molinos ubicados en Suroeste y Noroeste de la provincia de Buenos Aires, al determinar durante operativos de control que los dos establecimientos comercializaban sus productos a través de depósitos mayoristas no inscriptos en RUCA. Mientras que en el norte bonaerense, se halló un establecimiento realizando molienda y comercializando sus productos sin inscripción en el RUCA, superando el total de las sanciones los $450.000.

SUSPENSIÓN. También se informó que han suspendido las actividades de una importante planta faenadora de bovinos por graves inconsistencias entre el peso declarado en las reses faenadas y el real, adulteración de romaneos, y otras anomalías, lo que constituye una grave irregularidad comercial con perjuicios directos al consumidor.

Dicha anomalía fue detectada a partir de información recogida por el Controlador Eléctrónico de Faena (CEF) instalado en el establecimiento, la que al ser contrastada con otras fuentes de información reveló inconsistencias que fueron confirmadas mediante un procedimiento de inspección in-situ.

Al disponer de nuevas herramientas tecnológicas de control, tales como los Controladores Electrónicos de Faena y otros recursos informáticos, la Dirección Nacional ha implementado nuevos procedimientos de fiscalización inteligente. Estos nuevos procedimientos de control utilizan los datos recogidos a partir de los CEF los que son contrastados con los surgidos otras bases de información, y dicha información es evaluada por especialistas y corroborada mediante operativos de inspección.

Estas medidas implementadas para garantizar la transparencia y proteger a los consumidores fortalecen todos los eslabones de la cadena comercial al procurar igualar la competitividad en el sector.

Fuente: MAGyP

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *