Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Economía y mercados

12/01/2019

Cómo es criar vacas en parques nacionales

En el Parque Nahuel Huapi, con territorio en las provincias de Río Negro y Neuquén, se realiza un programa de ganadería bovina que cuida el ambiente. Experiencias de un ganadero en tierras hostiles.
VENTA EN PIE. En 2017 se realizó la primera venta de animales de 150 kilos con destino engorde. Salieron con guía del Senasa.

El Plan de Ordenamiento Ganadero en Parques Nacionales nace hace unos 7 años por la necesidad de algunos pobladores de mantener su actividad de cría de animales que habían desarrollado sus familias en la zona mucho antes de la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi, en 1934. El proyecto fue avanzando y perfeccionándose y en 2017 lograron sacar la primera venta de ganado en pie con las guías de Senasa (terneros de año y medio que se terminan fuera del área protegida).

“Antes la Administración Parques Nacional (APN) apuntaba a que el poblador dejara su actividad productiva y se dedicara al turismo, pero muchos quisieron permanecer con la cría de ganado, que es parte de su cultura”, explica Javier Lucotti, guadaparque del PN Huapi seccional Lago Steffen y técnico agropecuario. “Así que el Ordenamiento nació por iniciativa de los pobladores y, a la vez, permitió cambiar el paradigma de ganadería porque los productores vieron que era más rentable tener menos cantidad de ganado pero mejor manejado y por lo tanto más productivo, que engorden más en menos tiempo”.

A sólo 80 kilómetros de Bariloche el entorno es de tremenda belleza, pero basta dar una vuelta para darse cuenta de que no es fácil para los animales encontrar comida ni para el productor manejarlos. Para garantizar la disponibilidad de alimento se hicieron cerramientos en algunas zonas; a la vez al bajar la cantidad de vacas se redujo el pisoteo y la dispersión de especies invasoras como la rosa mosqueta.

En invierno es su principal alimento y con el bosteo dispersa la semilla de esta planta exótica en distintas partes del Parque. Con respecto a la carga, algunas cifras hablan de una cabeza cada 15 hectáreas. “Este Ordenamiento mejoró sanitariamente a la fauna y al lugar. Trabajamos con Senasa y con Hugo Galván, ingeniero agrónomo de APN que armó un plan sanitario de vacunos y lanares”, dijo. “Para la fauna nativa esto es importante porque los parásitos de la vaca pueden contagiar y enfermar a los animales del Parque y de
esta forma lo prevenimos”. La iniciativa es una experiencia nueva para el Parque y para los pobladores y la idea es replicarla. Como siempre, lo más difícil es cambiar paradigmas arraigados.

EXPERIENCIA GANADERA. David Schvoumaker es nacido y criado en la zona del lago Steffen del Parque Nacional Nahuel Huapi. En 2009 se hizo cargo de la ganadería de la familia y empezó mejorarla. Cuenta que siempre tuvo el número de animales autorizado pero como no se podía hacer un corral o un potrero, el manejo resultaba muy complicado. “En 2011 elevé una nota para poder hacer un cuadro, vino la gente de la APN, hablamos y ahí empezamos a trabajar juntos, sobre todo con asesoramiento técnico”, recuerda David. “Para Parques este Ordenamiento le permite saber a ciencia cierta qué cantidad de ganado hay y así proteger las zonas más frágiles. A mí como productor me permitió tener los animales con un plan sanitario formal y vender en pie”. Eligió animales Hereford 2 por su resistencia al frío y porque, a diferencia de otras, es más mansa y fácil de manejar”.

Actualmente tiene 40 madres y su objetivo es crecer sin dañar la naturaleza ni generando sobrepastoreo. La alimentación todo el año es a campo natural y no necesita suplementar, ni siquiera en invierno. Realiza el destete a los 8 meses. “Para mí la mayor ventaja es poder vender en vivo y ya no animales carneados, con todo el riesgo que eso implica. Esto a mí me soluciona muchos problemas y me permite trabajar de otra forma, más organizado”, reflexiona David. “Tenemos buena relación con Senasa; todavía hay que superar algunas cosas de la burocracia que a uno como productor lo complican pero hay que aprender a trabajar mutuamente, lo mismo que con Parques Nacionales. Antes era más complicado, pero ahora las cosas cambiaron mucho y podemos trabajar en equipo con buenos resultados para todos”.

Por Lorena López para Super CAMPO.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *