Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

08/04/2017

Marisa y M. Dodero instalaron una planta de transferencia de carga única en América Latina

En la planta se incorporaron novedosos equipos electrónicos, haciéndola totalmente automatizada. Un paso adelante en la tecnología aplicada a la producción del campo.

El sistema de consolidación de graneles en contenedores, dadas ciertas disposiciones aduaneras y estudios de costos logísticos, es un método que demostró tener grandes ventajas competitivas para la exportación de  productos diversos como harinas o granos. Atendiendo a esto, este método  está siendo adoptado por un número creciente de empresas abocadas a estos rubros.

Con el fin de optimizar este proceso, se desarrolló en Pacheco un proyecto de planta de transferencia de cargas totalmente automatizada, la cual agiliza el movimiento de productos a granel desde camiones, pasando por silos pulmón de almacenamiento temporal para luego ser despachados en contenedores, listos para su embarque.

La operatoria de esta planta modelo comienza con la descarga, a través de una plataforma hidráulica, del producto en tolvas de recepción completamente cerrada, que cuenta con un sistema de aspiración de polvo de última tecnología, especialmente diseñado para controlar la polución generada en el manipuleo con alta eficiencia, mínimo costo operativo y sencillo mantenimiento. Este sistema se enmarca dentro de las leyes ambientales propias de plantas a instalar en el radio urbano. El proceso operativo continúa con el transporte de la mercadería por robustos sistemas de mecanización de 300 ton/h (reddlers, cintas y norias), que cuenta con una red antiexplosivos, pasarelas de trabajo y barandas de protección, garantizando las medidas de seguridad necesarias.

El almacenamiento del producto es temporal ya que, debido a las características de la planta, la rotación de la mercadería es contínua. Por eso es que los silos son de volumen pequeño y de fácil descarga. Los mismos descansan sobre modernas celdas de pesaje electrónicas que determinan la masa almacenada y que son monitoreadas desde una cabina central. El proceso de descarga de dichos silos se hace a través de cintas transportadora retráctiles, únicas en la Argentina, que ingresan dentro de los contenedores colocados sobre camiones  y que, a medida que se va completando la carga, van retrocediendo hasta la posición original, completando la carga con una precisión absoluta y de manera uniforme sobre el contenedor. Para lograr este movimiento se instalaron servomotores de última generación controlados electrónicamente. Por otro lado, la banda transportadora descansa sobre tríos de rolos que aumentan considerablemente la eficiencia de la cinta transportadora, a la vez que extienden su vida útil.

En la operatoria de esta planta podemos ver cómo la incorporación de tecnología no sólo agiliza los procesos, sino que también reduce las tareas de mantenimiento, optimiza los espacios y, sobre todo, brinda un ambiente de trabajo seguro para los operarios, logrando al mismo tiempo procesar volúmenes de hasta 50 camiones diarios.

“Adoptar y mejorar nuevos métodos de carga, utilizar las últimos avances tecnológicos disponibles, y lograr que toda la planta sea monitoreada y operada por un máximo de dos personas, representa el compromiso tanto de Marisa S.A. como de M. Dodero SA por la optimización y el desarrollo” sostuvo Roberto Vignati, titular de Marisa S.A., reconocida empresa fabricante de silos y mecanizaciones, con más de 40 años en el rubro, en el que se destaca por su perfil de innovación constante.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *