Supercampo

Inmuebles Rurales

Twitter

Facebook

G Plus

Inmuebles rurales

01/09/2016

El Mercado Vuelve a la Normalidad

La Cámara Arg. de Inmuebles Rurales (CAIR) analiza la coyuntura del sector de bienes raíces. Destaca el cambio en las reglas de juego y estima que habrá repunte. La opinión de empresarios del real state.

Finalizó un 2015 crítico para los negocios,que será recordado por su muybaja actividad. El año pasado se juntaron todas las cuestiones de arrastre de años anteriores, a las que se sumó la expectativa por el cambio de Gobierno. Así la actividad estuvo muy condicionada por la política. Desde el año 2012 venimos con actividad declinante, por un proceso que se inició a fi nes de 2011 con el “cepo cambiario” y la constante pérdida de rentabilidad del agro. También se agregó la inseguridad jurídica de los contratos y todo conspiró para que haya muy pocas decisiones para cualquier inversión en general y particularmente para compra venta de campos.
Con el nuevo Gobierno se generó una nueva visión de país y, al mismo tiempo, una oportunidad única para la actividad agropecuaria. Con la temprana eliminación de las retenciones para la mayoría de los cultivos tradicionales, carnes y las economías regionales, más el levantamiento del cepo cambiario, reflejó desde el comienzo de este primer semestre, un ánimo completamente distinto. Las políticas con reglas claras y previsibles, permiten planifi car proyectos de mediano y largo plazo, generando así un nuevo horizonte y optimismo en el mercado inmobiliario rural.
A su vez, todo el contexto internacional no ha sido favorable para la Argentina, como lo fue hace unos años, aunque el país sigue siendo competitivo en la producción de alimentos por su alta
eficiencia. A medida que con el tiempo se genere rentabilidad en el sector, seguramente será suficiente para promover las inversiones. El sector agropecuario debe reposicionarse dentro de la visión de la sociedad y no sólo debe ser visto como un negocio en el que se corren altos riesgos y tiene alta rentabilidad. El campo debe ser considerado como elemento concentrador para el
desarrollo agroindustrial de las ciudades intermedias del interior del país. Esa es una de las fuerzas principales que hay que liberar, para que la producción tenga el espacio y el lugar que le corresponde.

 

 

Deja un comentario