Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Actualidad

01/10/2013

El reservado campeón, el mejor pago

El ejemplar ganador en la categoría toro reservado fue el que obtuvo el mejor precio en el remate final de AngusActiva. Pertenecía a la firma Rubeta S.A.

El remate final de AngusActiva fue duro para los organizadores, no sólo porque el tiempo no acompañó sino también porque fue la primera vez que la exposición se hizo fuera de la ciudad. “Esto fue nuevo para nosotros  y para los expositores”, dijo el rematador Ignacio Goenaga. En el mismo sentido el responsable de la consignataria remarcó: “Haciendo este evento en la ciudad quizá hubiera provocado que concurra más gente, pero de todos modos estamos conformes porque no es fácil vender cuando se trata de toros de pedigree porque el productor les tiene un poco de resquemor, ya que debe llevarlos a un campo natural y necesitan otro cuidado”.

Si bien hubiera sido muy bueno vender todo lo que salió a pista, incluso muchos animales que obtuvieron premios en la 35° Exposición Nacional de Angus y la 14° Exposición Nacional del Ternero Angus, el resultado no fue malo para los encargados de la subasta.

En el remate llevado a cabo en el establecimiento El Mirador se vendieron los toros de pedigree a un promedio cercano a los $27 mil, cuando un puro controlado se subasta en cualquier remate a $20 mil. “Me parece que le cabe un poco más de plata cuando se trata de esta mercadería”, indicó Goenaga. El ejemplar más caro fue el toro reservado Gran Campeón de Rubeta SA. Con un peso de 998 kilogramos, el comprador pagó $36 mil.

Respecto a la mecánica del remate, el consignatario explicó que “el cabañero tiene un toro marcado desde que baja a la exposición, y ese lo lleva y lo paga lo que lo tiene que pagar. Los demás toros se destinan a los productores que tienen que llevar un productor general al campo, y son los que lo paga un poquito más de $20 mil”.

Siempre existe entre los organizadores la expectativa y la esperanza de vender más cantidad, pero el resultado es un poco la realidad de la exposición, que es para un público muy específico. Además, “hay muchos toros que vienen con bases porque el propietario, por lo general, no lo quiere vender, pero es una obligación de la Asociación que todos los participantes de la muestra vayan a remate. Esos animales seguro no se venden y no se puede perder mucho tiempo teniéndolos en la pista”, dijo Goenaga.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Deja un comentario