Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Máquinas y herramientas

19/09/2012

El contratista es casi un consultor

Patricio Aguirre Saravia, presidente de la Cámara de Contratistas Forrajeros, detalla la necesidad de profesionalizar la tarea de quienes confeccionan reservas y explica cómo es indispensable cuidar cada uno de los detalles.

“En muchos casos, el contratista forrajero se convierte en un asesor ya que termina siendo quien recibe las consultas sobre las decisiones a tomar en torno a las reservas. El tema no es menor, ya que de esas reservas depende la producción del año siguiente en el establecimiento. Por esto es clave la capacitación y la profesionalización.” Así opina Patricio Aguirre Saravia, el presidente de la Cámara de Contratistas Forrajeros, una de las organizaciones que apoya la realización de Admite Forrajero, el entrenamiento a campo organizado por Ferias y Exposiciones Argentinas S.A. por segundo año consecutivo, del 15 al 19 de octubre en la EscuelaSalesianade Venado Tuerto (Ruta Provincial 4S km 3), Santa Fe.

Hay mucho por hacer una vez que el contratista dejó el establecimiento. Y, en general, tiene que ver con el manejo de la reserva confeccionada. “A veces las fallas están en quien creemos es el último orejón del tarro: el que maneja el mixer o quien extrae el silo para cargarlo o simplemente aquel que maneja el rodeo en un autoconsumo”, detalla Aguirre Saravia. “Son ellos quienes ven si se saca bien o mal del silo o cuánto come o deja de comer el animal. También son ellos quienes deben cumplir horarios a rajatabla y evitar accidentes tan simples como encontrarse un domingo a la mañana con que el mixer que fue cargado el día anterior tiene una goma pinchada. ¿Cuántos mixers tienen su auxilio en condiciones y a disposición? Esa persona deberá ocuparse de reparar la goma, una tarea que entre ida y vuelta puede demorarle unas dos o tres horas, tiempo en el cual los animales que tienen que entrar al tambo no comieron. El lunes alguien se preguntará porqué bajó la producción. Y todo por una simple rueda pinchada… En esta tarea, la previsión y el tiempo destinado a cada etapa es fundamental”, agrega el contratista

En su opinión, cómo se destapa el silo es tan importante como el tapado. “Y a taparlo vamos todos, mientras que solamente una persona lo destapa”, expresa.

Sobre la maquinaria a usar, Aguirre Saravia sostiene que también es fundamental la elección de la herramienta de acuerdo al uso que se le va a dar. “Si vamos a dar heno o no, si vamos a tener fibra larga es necesario tener un mixer acorde. También el tipo de mixer depende de qué elementos vamos a poner en la mezcla. Son todos detalles que si no se ajustan modifican una ración”, ejemplifica el contratista.

“Calibran la balanza periódicamente?”, dispara. Y argumenta: “Ese más o menos, multiplicado por todos los días, es la gran diferencia entre lo que los nutricionistas recomendaron darle de comer al animal y lo que en realidad se le dio”.

En síntesis, el buen resultado depende del cuidado de los detalles. Las cosas mínimas impactan al final. Por esto es tan importante elegir el lote donde se va a sembrar un maíz, un sorgo o una alfalfa, como hacer el análisis de suelo, consultar por la mejor semilla, fertilizar cuando debe ser, fumigar cuando debe ser, picar y ensilar en tiempo y en el tamaño adecuado, como, por supuesto, ajustar la tarea de extracción y suministro del forraje. Estos son los temas sobre los que trabajarán, a campo, quienes se sumen a la nueva edición de Admite forrajero.

 

 

Deja un comentario