Supercampo

Twitter

Facebook

G Plus

Suscribite

Actualidad

04/09/2019

Mercosoja 2019: una oportunidad para potenciar la cadena

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario, autoridades gubernamentales y de la cadena de la soja dejaron formalmente inaugurada la VII edición de Mercosoja.
La dura coyuntura del país y la tecnología fueron los ejes que dominaron los discursos.

Bajo el lema “Reformular la soja para impulsar una cadena de crecimiento”, quedó formalmente inaugurado desde el VII Congreso Mercosoja, que entre el 4 y 5 de septiembre reunirá en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a distintos especialistas nacionales e internacionales y referentes de la cadena de la soja para compartir conocimientos y debatir sobre el potencial de este cultivo en el marco del Mercosur. La ceremonia de apertura se llevó a cabo en el hall central de la entidad y tuvo como oradores al presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), Luis Zubizarreta; el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere; la ministra de la Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani; el vicepresidente primero de la BCR, Raúl Meroi; y el presidente del Congreso Mercosoja 2019, Rodolfo Rossi.

La soja es un producto emblemático para nuestro país y para nuestra región, y principalmente para nuestra Bolsa”, dijo Meroi, y recordó los primeros cultivos experimentales en torno a Rosario a fines de la década del 60, el respaldo de empresas aceiteras que aseguraban un precio cierto de compra a cosecha y la producción extensiva del grano. “Fue aquí donde se popularizó y difundió su cultivo con una rapidez sin precedentes, trayendo consigo inversiones en fábricas y puertos y transformó a esta bolsa en el principal centro de comercialización del país”, destacó.

Tras definir a la producción de soja y sus derivados como una de las actividades más dinámicas del país, señaló que su importancia no sólo debe medirse por su nivel de exportaciones, sus resultados en la balanza comercial, por la entrada de divisas, por su significación en la generación de empleos directos e indirectos o por su contribución a los ingresos fiscales. “Esas cifras nos muestran sólo algunas de las facetas positivas del producto. El fenómeno de esta oleaginosa ha tenido que ver con la visión, la capacidad innovadora y el trabajo, con la adopción de cambios que implicaron la incorporación de conocimientos y tecnologías de última generación como la biotecnología y la informática, con la eficiencia en la gestión agronómica y empresaria, con los mercados de futuro y la integración de una cadena productiva altamente competitiva”, concluyó.

El titular de la cartera de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, fue el encargado de aportar las definiciones más políticas a esta ceremonia. Lo hizo tanto al ponderar la gestión del presidente Mauricio Macri como a agitar “fantasmas” con la vuelta del kirchnerismo al gobierno, al que asoció con políticas negativas para el sector. “Desde nuestro gobierno nacional trabajamos para que esta actividad pueda desarrollarse y no para frenar su impronta”, dijo, y enumeró las transformaciones conseguidas en materia de logística. “Pusimos en valor el ferrocarril, pasando a que se transporten de 2,5 millones de toneladas a 6 este año y a modernizar 800 kilómetros de los 1.800 que nos propusimos. Para marzo de 2020 podrán ver la primer formación con 100 vagones entrando al puerto de Timbúes”, destacó. Asimismo, subrayó el esfuerzo de esta gestión en materia de agregado de valor y desarrollo industrial en la cadena de la soja. “Trabajamos para que haya más procesadoras de aceite o harina y para eso se necesitan tener mercados abiertos y operativos”, agregó. En un tramo del discurso, chicaneó a dirigentes del Frente de Todos: “Hoy escuchamos voces de quienes quieren volver a la Junta Nacional de Granos o a la Reforma Agraria. Nos felicitamos por pensar como pensamos y llevar adelante las ideas y los principios que defendemos. En pleno siglo XXI volver a la reforma agraria, que hasta fue dejada de lado por el comunismo por ineficiente, es realmente no conocer lo que es el sistema productivo argentino y el trabajo en red que llevan adelante todos ustedes”, sostuvo. En ese sentido, pidió por la defensa de la Constitución para evitar “un caminos que conducen a la pobreza y la desintegración de los países”. “De 57 eventos biotecnológicos que se aprobaron desde el año 91 a la fecha, la mitad ocurrió durante este gobierno. No le tememos a la tecnología, apostamos por una legislación sencilla y segura para seguir creyendo en los descubrimientos de la ciencia y no tratarlos desde lo ideológico”, concluyó.

El presidente de ACSOJA, Luis Zubizarreta, propuso salir de la coyuntura y mirar más allá. “En este congreso queremos prender los faros largos para mirar hacia adelante porque la Argentina tiene mucho futuro”, dijo, y aclaró: “Desde esta cadena, sea cual sea el presidente que asuma, vamos a estar apoyando”. Recordó la presentación de un economista en Naciones Unidas que destacaba que cada 30 años, Argentina duplicó su producción agroindustrial, creciendo en un 4 por ciento anual acumulativo en estas cadenas agroindustriales. “Si todo el resto de la economía hubiera tenido esta performance, Argentina sería un país desarrollado. Tenemos que hacer el esfuerzo de ir por ese objetivo. Necesitamos más exportación y más dólares pero también agregar valor y generar de empleo”, sostuvo. Por último, enumeró los temas que deben resolverse para lograr ese desarrollo. Entre ellos mencionó: Mejorar el esquema impositivo, “nivelar la cancha respecto a las exportaciones agroindustriales con agregado de más trabajo local”, “reforzar el cuidado del medioambiente y mostrarnos como productores con Sello Verde, que es lo que demanda el mundo”; y “seguir trabajando la logística para acercar las regiones marginales a los puertos con medios de transporte competitivos y mejor conectividad”.

El encargado de cerrar la ceremonia de inauguración de Mercosoja fue su presidente, Rodolfo Rossi. Luego de hacer un breve repaso por los orígenes de este evento en 1998 y el crecimiento que fue logrando con el paso del tiempo, se refirió a la visión estratégica de sus impulsores al “mirar el Mercosur con el prisma de la soja”. “En ese momento el Mercosur sembraba 22 millones de hectáreas y producíamos 55 millones de toneladas; y hoy estamos en 60 millones de hectáreas y -con rendimientos en el Mercosur de 3.000 kilos por hectáreas, hemos aumentado a una tasa del 1,5 por ciento, para llegar a 184 millones de toneladas según datos de la última cosecha”. Este congreso –destacó- “volverá a brindar un espacio para la ciencia y la tecnología, con 11 áreas temáticas, 130 pappers de científicos y técnicos de la Argentina. Se van a llevar a cabo 70 presentaciones distintas en 17 foros, además de conferencias plenarias. La gran noticia de este año es que se desarrollará la primera edición de “A todo soja”, por iniciativa de la Federación de Acopiadores. Antes de dejar formalmente inaugurada la VII edición de Mercosoja, Rossi señaló la deuda que el Estado tiene en materia de asignación de recursos para el avance científico aplicado a la soja. “Argentina no sale de ese 0,4 o 0,5 por ciento de inversión en Ciencia y Tecnología. Y a la soja –con todo lo que aporta- no le dan la importancia a nivel investigativo que sí le dan a otros sectores”, manifestó.

Fuente. Acsoja

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *